Sin timbre y sin distancia Nº 13

Menos mal que se van!

Cuando se inició la Misión Sucre como alternativa para la gran cantidad de estudiantes que habían quedado fuera por el excluyente sistema de admisión de universidades autónomas, las escuelas estadales y las nacionales se convirtieron en ambientes educativos. No más hubo el cambio de gobierno regional, los Salas (padre, hijo, primos) sacaron la Misión Sucre de las escuelas, no les importó la cantidad de estudiantes y docentes que interrumpieron sus clases; felizmente fueron reubicados por el gobierno revolucionario. Estudiantes y docentes no dirán como apunta la propaganda electoral de esa dinastía: menos mal que volvieron, dirán y diremos: menos mal que se van.

Menos mal que se van, por todos los atropellos que han sufrido los docentes estadales. La verdad que esta columna no alcanza para exponerlos. Los docentes ya no pueden entrar a la Secretaría de Educación como dignamente lo hacían, tienen que hacer una cola en la calle, parados a sol y lluvia. Las peticiones justas de los docentes sobre sus beneficios, son enfrentadas con caballos, y no precisamente como sale en televisión el espectáculo de la cabalgata del Frijolito, es con violencia; en una ocasión fueron detenidos docentes que pacíficamente protestaban, los llevaron a la Comandancia de Policía, presos estuvieron y hasta hubo lesionados. Los docentes jubilados mantienen una lucha constante para alcanzar sus reivindicaciones laborales merecidas por su trabajo de años. Lo que venía cancelándose para estar al día, fue paralizado.

Menos mal que se van para que los programas del Gobierno Nacional lleguen con más apoyo a Carabobo. Se sabe que el Proyecto Canaima no ha podido desarrollarse en algunas escuelas estadales. Les cobraron a padres y madres hasta para unos cables. A los docentes les piden colaboración para que los monarcas hagan eventos electorales.

Las computadoras Canaima reposan en oficinas y no decir de la desinformación generada para poner en práctica que este hermoso proyecto en ciencia y tecnología.

Menos mal que se van, porque los universitarios sentiremos con Francisco Ameliach la tranquilidad de no ser allanados por la Policía de Carabobo en complicidad con alguna autoridad universitaria. Dicen que no hay recursos ni presupuesto y ponen la tercera piedra para una maqueta que llaman universidad.

Menos mal que se van. Ya visualizamos educación para desarrollar el Plan de la Patria.

mariauxi65@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2360 veces.



María Auxiliadora Castillo


Visite el perfil de María Auxiliadora Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a154686.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO