Grandiosa celebración de la Mérida Bicentenaria

La oposición apátrida no va para El Cielo

Mérida celebró su fecha Bicentenaria por haberse incorporado a la lucha por la independencia de Venezuela del Imperio español con un majestuoso desfile cívico-militar.

El Ministro de la Defensa , el Gobernador del Estado y representantes de todos los poderes públicos pudieron apreciar la capacidad de organización, de mística y de compromiso mostrada por el pueblo merideño a través de las Misiones Sociales, Grupos Culturales y Fuerza Armada que acudió a este evento; el cual no podemos menos que denominar de MAGNIFICO.

Este acto masivo, vistoso y bien organizado realizado en al Av. 16 de Septiembre de nuestra ciudad no mereció la reseña periodística de los diarios de la región. Por ejemplo el periódico “Pico Bolívar” colocó en su primera página la fotografía de un avión de carga de la línea aérea Conviasa que había aterrizado en Maiquetía con un motor averiado. Eso les pareció más importante a los editores de este diario.

Mérida de fiesta, el pueblo en las calles, desfilando y celebrando y la oposición encerrada en la Catedral oficiando una Misa por el Arzobispo Baltasar Porras y concelebrada por el Gobernador del Edo. Táchira. Esto fue lo que pasó el 16 de Septiembre del 2010. Las Televisoras, Diarios y Noticieros exhibiendo escenas del acto de la Catedral donde el Arzobispo coloca en la boca del Gobernador del Táchira la Hostia Consagrada. Según ellos esto era lo único que había que reseñar.

Estos dos actos reflejan el grado de polaridad y de relación de fuerza que existe en nuestra sociedad, pues de un lado esta la mayoría en la calle, celebrando su libertad y su compromiso con un proceso revolucionario y del otro lado, una minoría oligarca encerrada entre las paredes de una institución arcaica , responsable histórica de la negación de la libertad que la mayoría celebra.

De un lado los que están construyendo las condiciones para alcanzar el cielo en la tierra y del otro los que ofrecen el cielo después de la muerte.

Alguien me hizo este comentario: “Si Pérez Vivas, alias “el Mazamorro” , por haber recibido la hostia consagrada, va al cielo a la hora de su muerte, yo prefiero ir al infierno.”.

Sin querer opinar sobre las creencias sobre la existencia del Cielo o el Infierno, para llegar a uno de esos dos sitios después de la muerte, hay que tener primeramente Patria y la gente de la oposición son Apátridas y solo les sale El Limbo. El cual fue eliminado por el actual Papa.

Juanveroes64@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1769 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: