Mis vivencias en los sucesos del 11, 12 y 13 de abril de 2002

En la mañana del 11A me encontraba en mi hogar observando los acontecimientos por VTV.

Cerca de las 11am., en entrevista al Alcalde Freddy Bernal por VTV, pude observar y escuchar que el Alcalde señalaba lo irresponsable del Presidente de la CTV que aupaba a la marcha opositora para que se dirigieran a Miraflores. Por esta razón me sentí estimulado a viajar a Caracas para hacer fuerza en la concentración de Miraflores y contrarrestar cualquier intención de la marcha opositora, de tomar el gobierno. Salí de mi casa y contacte a cuatro compatriotas para viajar a Caracas en mi vehículo. Logramos llegar un poco antes de la 1pm., y buscamos de estacionar en Fuerte Tiuna, ya que uno de los compatriotas es militar retirado y me indicaba que entrara por las alcabalas para estacionar, lo cual no fue posible en ninguna de las tres alcabalas que intentamos, ya que los guardias lo impedían por instrucciones superiores. Así, estacionamos en el Centro Comercial El Valle y tomamos el Metro hasta llegar a Parque Carabobo, porque hasta allí funcionó. Una vez en el exterior, nos encontramos con la marcha opositora y caminamos entre ellos por toda la avenida Universidad hasta llegar a la cuadra que se comunica con la Plaza Bolívar. En la travesía, pude corroborar que la marcha opositora estaba custodiada por la policía metropolitana motorizada, también habían policías de Miranda en la Plaza Bolívar, en donde pude observar enfrentamientos en los alrededores de la Asamblea Nacional, atravesamos la Plaza y nos dirigimos a la concentración nuestra, en el camino vi al distinguido Delgado con un pelotón de policías frente a la Alcaldía Mayor listos para actuar.

Una vez incorporados en la concentración nuestra, a la altura del Banco Central, compartimos y dialogamos con nuestros compatriotas y también escuchábamos los mensajes que se hacían desde la tarima que estaba en frente de Miraflores, por parte de algunos diputados y dirigentes políticos. Luego de un tiempo, nos pusimos de acuerdo en acercarnos hasta la tarima, fue entonces que nos encontramos sobre el Puente Llaguno y vivimos los instantes en que estaban disparando desde los edificios aledaños, vimos cuando traían a los heridos desde la parte de abajo del Puente y los llevaban a un estacionamiento. Realmente no sabíamos que pasaba, nos asomamos cerca de las barandas del Puente y pudimos observar el enfrentamiento de nuestros compatriotas con los agentes de policías y la ballena. En ese instante se comenzaron a escuchar ráfagas de ametralladoras por lo que optamos por correr y tirarnos al suelo. Logramos guarecernos hacia los lados del Correo de Carmelitas, pero con la incertidumbre del por qué nos disparaban. Hubo mucha confusión, y por varios momentos traían a compatriotas heridos desde abajo del Puente. En varias oportunidades nos daban parte de que habían algunos muertos. Inexplicablemente, pero afortunadamente, llegó un momento en que la policía y los francotiradores que nos disparaban, desaparecieron. Un tiempo después nos encontramos en la tarima, se habían sucedidos muchos episodios y nos llegó la noche. En la tarima, el último que habló fue el Alcalde Bernal, anunciando que habían llegado unos tanques que estaban defendiendo a Miraflores y que estábamos seguros, luego al poco tiempo, ya no se encontraban ninguno de los dirigentes, solamente compatriotas que informaban sobre las persecuciones y heridos que se sucedían. A las 8pm, un sobrino me comunica por teléfono que Miquilena estaba hablando en contra del Presidente. A las 9pm decidimos regresar a nuestros hogares pensando que habíamos protegido al Gobierno.

..Una vez de regreso a mi hogar, desde Puente Llaguno hasta Santa Cruz de Aragua, a las 11pm. del 11A, me sentí muy desconcertado, no quería saber nada de nadie, me inundó una fuerte sensación de impotencia. Pasé la noche casi sin dormir pendiente de todos los episodios que nos transmitían los medios privados de TV, hasta que pude observar el mensaje del General Lucas Rincón. De allí, todo el día 12A pude observar los eventos de persecución a nuestros camaradas, las vejaciones, agresiones y violaciones de todos los derechos. El espectáculo bochornoso transmitido desde Miraflores, con la lectura del "Decreto" y el nombramiento del "Emperador". El fascismo rancio les brotaba a esa cuerda de asesinos sinvergüenzas, todo esto, me causó un profundo dolor indescriptible que mi cuerpo experimentó una sensación de mezcla de angustia y a la vez, necesidad de accionar de alguna forma para rescatar todos nuestros derechos constitucionales, a nuestro Presidente y sacar a esa cuerda de fascistas del Poder. Esa noche del 12A, me dedique a denunciar por Internet, los atropellos de que éramos victimas y de que había ocurrido un Golpe de Estado. Conseguí contactarme con la Página del Primer Ministro de Francia Jacques Chirac, la ONU, entre otras; para hacer la denuncia y buscar de alguna manera contrarrestar el cerco mediático.

Prácticamente no conversaba con mis hijos ni con mi esposa, estaba muy confundido, tampoco pude dormir en toda la noche, en la mañana del 13A, me levanté bien temprano y decidí que tenía que hacer algo, por lo que, me vestí para salir a la calle a contactar a mis compatriotas, mi esposa me suplicó llorando que no lo hiciera, por nuestros hijos, y yo le increpé, “si, lo estoy haciendo precisamente por mis hijos, yo tengo dignidad y no soporto tan fácilmente que me pisoteen mis derechos, primero muerto que calarme tamaña calaña y fascismo”. Busqué a mis compatriotas, en sus hogares, y todos estábamos pasando por lo mismo, por lo que procedimos a elaborar estrategias de desplazamiento y comunicación con los compatriotas del Proceso. Fue así, que organizadamente, comenzamos a dirigirnos hacia el Batallón de la 42 Brigada de Paracaidistas desde muy temprano, y lo grandioso de todo fue que nos encontramos que de todas las direcciones de la Ciudad provenían gran cantidad de gente en vehículos, a pie, camionetas, motos, camiones y en cualquier medio. Al frente de la Brigada, comenzamos a decir consignas y a pedirles a los soldados que defendieran a nuestra democracia y a nuestro Presidente. Durante todo ese tiempo iba creciendo el número de compatriotas que hacían fuerza y presión a los soldados, y a la vez se iban incorporando al Batallón, soldados para defender la causa nuestra, ya que el General Raúl Isaías Baduel se había pronunciado delante de nosotros, que estaba apegado a la Constitución y a las Leyes de la República Bolivariana de Venezuela y que estaban preparando el Plan de la Dignidad, el cual consistía en reponer el hilo Constitucional, y hacer deponer a los golpistas. El General Baduel nos iba informando, a medida que los acontecimientos y El Plan de la Dignidad se hacía cada vez más efectivo. Nos daba parte de las adhesiones de los otros Componentes militares al Plan (la Aviación, la Armada, Batallones de otras Unidades). También nos informó del ultimátum que les mando a los golpistas en Fuerte Tiuna, que era, el que se tenían encendidos los motores de los F-16 si ellos no deponían y regresaban el hilo Constitucional.

Durante todo este tiempo, mantuve comunicación telefónica con familiares en Caracas de los acontecimientos, igual hacían muchos compatriotas. Tuvimos que forzar que la televisora regional TVS transmitiera los acontecimientos, ya al final de la tarde, porque según no tenían disponible la microondas. En la tarde pudimos escuchar a través de la radio de los vehículos a la esposa del Presidente, la cual comunicaba que al Presidente lo tenían secuestrado. Al caer la noche, el General Baduel nos da la mejor noticia, ya que nos da lectura de la carta que envió el Presidente, de que no había renunciado, y de que sabían en donde se encontraba y que se armaría un equipo de rescate a la isla de La Orchila. Estábamos lleno de alegría, pero queríamos a nuestro Presidente de nuevo en Miraflores. Luego de un tiempo, vimos cuando se elevaron los helicópteros a buscar al Presidente, solo nos quedaba esperar. Estuvimos hasta pasadas la media noche, y decidí regresar a mi hogar, pero pendiente de los acontecimientos. Una vez en mi hogar, espere hasta el amanecer al igual que lo hicieron todos los que estamos con este Proceso, (y los que no, también) . Nuestro Presidente, VOLVIÓ, VOLVIÓ, VOLVIÓ.

PATRIA, SOCIALISMO o MUERTE...................... HASTA LA VICTORIA SIEMPRE... VENCEREMOS


Delegado Suplente PSUV Lamas


lupenore@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2556 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a54930.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO