Poder Popular

Ante el alboroto que se ha armado por los anuncios del Presidente Chávez en este mes, los cuales, insisto, desvían la atención de asuntos importantes, tales como: Inseguridad; Corrupción; Impunidad; Empleo formal; Déficit de viviendas; Endeudamiento; Valor del bolívar; Tasa del IVA; Retroactividad de prestaciones sociales; Aportes de PDVSA al Fisco Nacional; Privatización de PDVSA en un 40% a través de Empresas Mixtas; Eliminación de manufactura nacional tal como la Orimulsión; Carestía de la vida; Explotación de carbón en el Zulia; Centralismo del Ejecutivo; Infraestructura vial; Calidad de la educación en todos los niveles; Infraestructura y asistencia en hospitales; Explotación minera; Especulación; Derechos de propiedad de tierras; Desarrollo turístico; Consulta en decisiones transcendentales; y otros, Pero siguiendo en la onda de la transformación que se plantea en función de lo que llama Socialismo del Siglo XXI, he aquí una propuesta para el Poder Popular.

En la cúspide del Poder Popular deben estar los Consejos Comunales; sus integrantes, voceros, deben ser electos, por los miembros de la comunidad a la cual pertenezcan; NO EN UNA ASAMBLEA, sino en forma secreta, organizada por un ente electoral local. Entre los que resulten electos elegirían la distribución de responsabilidades. TODO lo que decida el Consejo Comunal debe pasar por la aprobación de la Asamblea de la Comunidad, que habría que legislar respecto a su funcionamiento. Habría que establecer que en caso de decisiones de alto impacto, habría que consultar a TODA la comunidad del territorio del Consejo Comunal, en forma de referendo.

De entre los voceros de los Consejos Comunales se elegirían por votación universal, directa y secreta, de toda la nación, los voceros de una Confederación de Consejos Comunales, a nivel nacional, donde entrarían los recursos económicos que perciba el País; Esa Confederación tendrá que legislarse respecto a ella. Pudiera ser que en ella estuvieran incluidas, además de otras, las funciones que la actual CRBV le otorga al Consejo de Estado. Estarían incluidas aquí las funciones que actualmente realizan, Presidente, Vicepresidente, Ministros, Asamblea Nacional, Poder Judicial, Poder Moral y Poder Electoral.

En el siguiente escalón, debajo de los Consejos Comunales tendríamos los Consejos Parroquiales, cuyos voceros, serían electos por todos los ciudadanos que conforman el territorio de todos los Consejos comunales, incluidos en una determinada Parroquia. Nuevamente, entre ellos se distribuirían las Responsabilidades. Y Todo lo que decidan debe ser sometido a la aprobación de los habitantes de la Parroquia.

El tercer estrato del Poder Popular, sería el Consejo Local de Planificación Pública, cuyos voceros serían elegidos por los habitantes de las parroquias que conformen la ciudad; igual que antes, sus vocero, los eligen los habitantes de la Ciudad; y entre ellos se distribuyen las responsabilidades. Igual en cuanto a la aprobación de los asuntos transcendentales del territorio, tienen que someterse a los habitantes del mismo.

A este Consejo debe adscribirse un organismo técnico que estudie las propuestas que surjan de las comunidades, a los efectos de su concreción.

En cuarto término, estaría el Consejo de Planificación de Políticas Publicas, del estado o región, que sería electo por los habitantes de ese territorio; Igual tratamiento que los anteriores en cuanto a distribución de responsabilidades; y las decisiones de trascendencia, definidas en el mismo Consejo, irían a la aprobación de los habitantes del estado o región.

Igualmente tendría que haber aquí un equipo técnico, para revisión y recomendación en cuanto a proyectos de la comunidad.

En quinto peldaño estaría un Consejo Federal de Gobierno, nuevo, no el definido actualmente en la CRBV, cuyos voceros, serían electos por todos los habitantes del país; ellos harían la distribución de responsabilidades; y deberán someter a consulta popular materias transcendentales para el País.

En este Consejo podrían estar incluidas las funciones de los Gobernadores y Alcaldes actuales.

Igualmente requiere de un equipo técnico para la los efectos de los proyectos de interés nacional.

En la anterior propuesta no se nombran jefes de juntas parroquiales; concejales; alcaldes; gobernadores; diputados de consejos legislativos; diputados de asamblea nacional; ministros; ni presidente de la República. Todas esas denominaciones desaparecerían; y las funciones que realizan en la organización actual, quedarían incluidas dentro de los Consejos que se han mencionado aquí.

Otro factor importante es que serían las comunidades las que propondrían los candidatos a los diferentes consejos, sin necesidad de intermediarios; o sea desaparecerían los partidos y nuestro Libertador descansaría en Paz.

Lo anterior es una Transformación profunda de lo que tradicionalmente hemos mantenido en la República, y que lo conserva la Constitución actual.

Para lograr una nueva concepción del Poder popular, hay que ir a una Asamblea Nacional Constituyente, como lo manda el artículo 347 de la CRBV.

En todo caso, vuelvo a insistir, este tema no tiene porque posponer la atención a los asuntos primordiales que se mencionaron al comienzo de este artículo, los cuales se pueden atacar cumpliendo a cabalidad con la CRBV actual, o Enmendándola en algunos artículos, que ya he mencionado en otros escritos.

Espero que surjan la mayor cantidad de opiniones en bien de la Comunidad Nacional; que sea esta la que decida y no que acepte lo que se le imponga.

osmarcastillo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6936 veces.



Osmar Castillo


Visite el perfil de Osmar Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Osmar Castillo

Osmar Castillo

Más artículos de este autor