Sentir bolivariano

Más Poder para el Pueblo

Recientemente se llevó a cabo en Caracas, la primera plenaria oficial del Consejo Federal de Gobierno (C.F.G.), donde participamos todos los gobernadores del país, ministros y ministras, el vicepresidente de la república, quien además es presidente del CFG y, para mí, lo que considero más importante y significativo, participaron 21 voceros y voceras del poder popular con el mismo derecho de voz y voto que todos los que nos encontrábamos allí, discutiendo y debatiendo sobre este nuevo sistema de descentralización y otorgamiento de mayor poder para el pueblo soberano, soportado, en su totalidad, en la Constitución Bolivariana de Venezuela.

Este nuevo órgano se rige, entre otros principios, por el de la soberanía, participación del pueblo, descentralización, justicia social y corresponsabilidad. Este último, de suma importancia, y del cual he venido hablando en anteriores artículos, ya que considero que en la medida en la que todos y todas nos sintamos más responsables de lo que acontece en nuestro entorno, estaremos entonces, mucho más cerca de alcanzar nuestro objetivo, consolidar el Socialismo Bolivariano.

La revolución bolivariana, actualmente nos está otorgando la gran oportunidad de demostrarle al mundo y a nosotros mismos, que somos capaces de ser dueños de nuestro propio destino. La activación del Consejo Federal de Gobierno es una prueba de ello. El Fondo Compensatorio Interterritorial, el cual agrupa la recaudación de los recursos provenientes del 15% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y de los recursos provenientes de la Ley de Asignaciones Económicas Especiales (LAEE), está otorgando el 30 por ciento al poder popular, es decir, que de más de 10 mil millones de bolívares, destinados para este Fondo, aproximadamente 3 mil millones serán entregados, de manera directa, al Poder Popular, a través de los consejos comunales, mesas técnicas, comités y comunas socialistas, para desarrollar sus proyectos productivos y de interés social.

En resumen, la Ley del C.F.G. busca la integración de todo el territorio venezolano, a través de una mayor y más directa participación de las comunidades organizadas. Se crea, precisamente, el Fondo de Compensación Interterritorial, para financiar los proyectos que promuevan el desarrollo productivo, equilibrado y justo de las regiones, para que las comunidades, puedan tener la misma oportunidad de bienestar, calidad de vida, empleo, entre otros beneficios, orientado hacia la construcción de ese modelo de sociedad socialista que promueve la igualdad, la equidad y la justicia social.

El presidente Chávez, cuando se refirió al CFG dijo: “la visión de este consejo es la transformación del estado burgués en el estado social, la transferencia del poder al pueblo, quien es el dueño legítimo. Nunca es tarde cuando la dicha llega, el proceso es incluyente”. Yo agregaría a esta expresión: el Consejo Federal de Gobierno es la punta de lanza para la destrucción definitiva del viejo estado liberal burgués, para continuar dando pasos firmes hacia la construcción del nuevo estado productivo socialista, que debe basarse, esencialmente, en la acción directa del pueblo, del poder popular.

Entonces, camaradas, tenemos en nuestras manos una gran responsabilidad, un gran reto para el que debemos estar cada día mejor preparados, trabajando en elevar aún más, la conciencia revolucionaria; esa conciencia del deber social que nos hace templos de la honestidad, de la cordura, de la organización y del respeto hacia las leyes establecidas en la Constitución Bolivariana, y de todas las que de ellas se derivan. Como poder popular organizado, de la mano del Estado Bolivariano, continuemos avanzando fuertemente por el camino que asegura el futuro de esta Patria Nueva, que juntos estamos construyendo.

Estamos obligados, compatriotas, a incrementar esa conciencia y a lograr mayor unidad, pese a las diferencias, a ser más conocedores de las leyes que nos rigen y nos protegen, a convertirnos en defensores activos de nuestra Carta Magna, porque esta responsabilidad no puede ni debe basarse en la desorganización; no podemos confundir el poder del pueblo, con el desorden y la anarquía. Por ello, es sumamente importante basar nuestros retos y objetivos en una planificación estratégica, cuyo norte sea imponer los intereses del colectivo sobre los intereses individuales, sobre las apetencias personalistas.

El gobierno bolivariano y revolucionario continúa trabajando, de la mano del pueblo organizado, en la creación de más leyes, normas y procedimientos que siguen marcando las pautas para la participación popular en el ejercicio y acción de estas nuevas tareas. Tal es el caso de la discusión, debate y, no tengo duda de ello, la pronta aprobación de las 5 Leyes del Poder Popular, que son: La Ley Orgánica del Poder Popular; Ley Orgánica de Planificación Pública, Ley Orgánica de las Comunas, Ley Orgánica de Contraloría Social y la Ley Orgánica para el Fomento y Desarrollo del Sistema Económico Comunal.

Estoy seguro y confiado que con todo este trabajo mancomunado entre pueblo y gobierno, estamos abriendo nuevas puertas, dentro del difícil camino que nos conducirá hacia la consolidación del Socialismo Bolivariano. Este es el camino camaradas, compatriotas, no nos desviemos de esta senda revolucionaria. Asumamos pues, con hidalguía, optimismo, esperanza y decisión; con mucha organización y planificando concientemente cada acción a tomar, el reto que hoy nos otorga el proyecto libertario y soberano de nuestro padre Simón Bolívar.

Patria Socialista o muerte!!

Venceremos!!!

sentirbolivarianobarinas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2754 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: