Creando más conciencia en los ciudadanos para que tengan una mayor participación

La Administración del Tiempo y del Espacio

Domingo, 11 de septiembre de 2022.- Cuando hablamos de Administración, regularmente, por lo menos en mi caso particular, salta a nuestra mente la Administración de Empresas, carrera muy de moda en la década de los 70s, allá en el siglo pasado y que con toda su evolución y nuevas especialidades que han ido apareciendo, ahora, más que nunca, sigue siendo fundamental y muy necesaria.

El manejo de los números en toda empresa, negocio o proyecto que manejemos es esencial para el fluido y sano desenvolvimiento de sus operaciones.

Nos indica con precisión cómo van las cosas.

Que cuadren los números, que las cuentas estén claras, ayuda muchísimo en nuestro diario transitar por esta aventura que llamamos vida, La Vida.

Esto por supuesto, incluye la Administración del Hogar, de la casa de cada uno de nosotros, de tan duro manejo en estos tiempos que nos ha tocado vivir, donde prácticamente toca hacer milagrosos diariamente.

La Administración de recursos a la que hoy quiero referirme se trata de dos aspectos específicos y muy importantes de nuestra existencia: El Tiempo y El Espacio.

A La Administración de El Tiempo y de El Espacio.

Dos temas fundamentales si consideramos que somos seres que vivimos en un tiempo específico, en una edad y en un estado evolutivo de la humanidad que mora en este planeta azul, el que nos ha tocado y que vivimos durante un tiempo, los años que nos toca vivir, nuestro tiempo cronológico desde que nacemos hasta que morimos, también específico, pero cuya duración la mayoría ignoramos.

Cuando somos jóvenes manejamos el tiempo con mucha energía, queremos hacer de todo y muchas veces nos falta tiempo para hacer todo lo que queremos.

Es la etapa en que debemos aprender a manejar nuestro tiempo de una manera racional, objetivo por demás difícil por lo acelerado que vivimos, debemos y podemos hacerlo, disciplinarnos en su manejo y aprovecharlo al máximo.

Pasa inexorablemente, no se detiene en su transcurrir y su uso y aprovechamiento racional depende de nosotros, si nos damos cuenta y desarrollamos buenos hábitos en su manejo.

Tiempo y espacio están hermanados íntimamente.

Y por otra, tenemos que asumir que a medida que el tiempo pasa ocupamos simultáneamente un lugar en el espacio, así nos movamos a velocidades supersónicas, nuestros cuerpos siempre ocupan un lugar en el espacio terrestre o extraterrestre, sideral.

Hasta que la ciencia avance y se desarrollen técnicas de desintegración y posterior reintegración molecular donde ocuparemos espacios indefinidos hasta el momento, mientras ocurren esos procesos.

Nacimos, crecemos y nos desarrollamos en sitios no escogidos por nosotros, al menos en nuestra temprana edad, cuando no podemos decidir por nosotros mismos, en un área y una cultura que, querámoslo o no, nos influyó, nos influye y dentro de una familia o familia sustituta y grupo humano que nos modeló culturalmente.

Nos proporcionó una visión del mundo en que vivimos.

Eso de la Administración del Espacio suena como la NASA, pero no es así, no se trata del espacio exterior sino de nuestro espacio vital.

Nuestro espacio personal, familiar y el espacio que ocupamos como especie.

Que compartimos con otras especies y dentro de un planeta que está vivo.

Podríamos, simplificando la idea, considerar a la Administración del Espacio como al manejo racional del mismo, sin agotarlo, sin sobreexplotarlo, sin sobre poblarlo, sin contaminarlo.

Cuidándolo y haciéndonos responsables de él, después de todo le debemos la vida y somos parte de él.

Realizando estudios de impacto ambiental y dotando a los organismos responsables del Estado de su correcta implementación, de su administración, de su control y de la fuerza institucional necesaria para su aplicación y cumplimiento.

Creando mayor conciencia en los ciudadanos para que tengan una participación más activa en su cuido y protección.

Después de todo el espacio, el ambiente, nos pertenece, es de todos nosotros.

Haciendo un uso racional de los recursos disponibles, pensando en las nuevas generaciones que están por venir, diseñando, adoptando y haciendo cumplir las normas que garanticen un manejo pulcro y responsable del espacio.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 805 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas