Lo que verdaderamente es el Arco Minero del Orinoco

  1. Es el plan de ecocidio más grande en la historia venezolana, que bajo el concepto rebuscado de “minería ecológica” el gobierno ha cedido el 12,2% (111.846,86 km2; extensión equivalente a la superficie de la isla de Cuba) del país a empresas transnacionales y nacionales para que exploten todos los minerales existentes en ese territorio, el más antiguo del planeta y por lo tanto su biodiversidad es muy especial; por lo que su fauna y su flora son únicas. La explotación será a cielo abierto la cual es la más destructiva de todas las minerías. Los ríos más afectados son nada menos que el Caroní y el Caura, además del Suapure, Cuchivero y Aro, y por lo tanto el Orinoco.

  2. Es el nuevo genocidio que sufriremos los aborígenes venezolanos, esta vez en el albor del siglo XXI, pues será destruida el hábitat de los pueblos indígenas Pemones, Mapoyos y Panares, principalmente, y parte del hábitat de Waraos, Kariñas, Yekwanas, Pumé, Jivis y Piaroas. Todos estos pueblos o partes de ellos perecerán al no disponer de un medio ambiente con el que han convivido desde hace aproximadamente 15 mil años. Una vez mas el gobierno muestra el desprecio por los pueblos originarios venezolanos, al no considerarles su proyección futura, tal como lo está haciendo con los yucpas, los cuales están sufriendo todo tipo de atropellos por parte del ejecutivo.

  3. Es la expresión más fehaciente del acuerdo PSUV-oposición-militares en la repartición de los recursos del país: hay alrededor de 150 empresas transnacionales de 135 países (entre ellas la Gold Reserve, expropiada y expulsada del país por Hugo Chávez, hoy aceptada por sus auto denominados hijos y defensores de su legado); las empresas de la oposición están representadas por el grupo Cisneros y por las pertenecientes a los “Amos del Valle”, mientras que los militares tienen principalmente a su empresa CAMIMPEG y seguramente a su socia SPS (Southern Procurement Services, con sede en Miami). Como se puede apreciar, todo un panorama “revolucionario”.

  4. Es un acto de traición a la patria, pues en los territorios asignados a cada empresa se regirán por leyes especiales y a la medida de las empresas, y no serán para favorecer a los trabajadores. Seguramente la nueva constitución que será redactada por la inoperante ANC le dará legalidad a esa exigencia de las transnacionales.

El oro sacado de esa región vendrá cubierto con la sangre de los pueblos indígenas que se extinguirán por la acción de un gobierno (el más corrupto de la historia venezolana) que se ufana de pagar religiosamente una deuda ilegítimamente contraída, en lugar de renegociarla y así permitir que parte de ese servicio a pagar sirva para paliar el sufrimiento del pueblo.

No al Arco Minero del Orinoco..! ; No al carbón de Perijá..! ; Sabino Romero vive..!

Berta Cáceres vive..! ; Monseñor Romero vive..! ; El Ché vive..!

Yoner Arrioja Gaitán. Ingeniero Electrónico perteneciente al pueblo indígena Jivi, pueblo visibilizado gracias a Hugo Chávez

yonerarrioja@hotmail.com; @ArriojaYoner



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1527 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /pachamama/a254616.htmlCd0NV CAC = Y co = US