Recordando la IV República

Acercándose el tiempo en donde decidiremos el destino de la Revolución Bolivariana es necesario utilizar un poco la Historia para recordar la famosa IV Republica que no se destaco por el respeto de los Derechos Humanos de los Venezolanos para de esta manera no volver al pasado ya que seria perder todo lo que sabemos que se ha logrado.

Es bueno que todos hagamos una reflexión y recordemos lo nefasta que fue para nuestra Patria los gobiernos del Pacto de Punto Fijo.

No olvido para nada el gobierno de Luís Herrera Campins y su famosa represión copeyana cuando siendo solamente un adolescente de 17 años fui preso solamente por protestar por el poco interés del gobierno de resolver los problemas de un grupo de damnificados. Recuerdo perfectamente las amenazas de los policías de llenarnos de drogas. En esos días la represión fue bestial y fueron prohibidas hasta las manifestaciones a favor de los pobres damnificados.

No se me olvidan los cuentos de las borracheras de Lusinchi y como hicimos el ridículo como país cuando el Presidente y su comitiva salían al extranjero y Blanca Ibáñez violaba todas las normas del protocolo tratando de pasar como Primera Dama.  De mi memoria no se apartan los hechos del Amparo en donde unos pescadores fueron asesinados por cuerpos policiales por error y como el gobierno de nuestro beodo presidente trato de echarle tierra como lo hacían tanto en la IV República.

Recuerdo los días del “Paquetazo” de Carlos Andrés Pérez como sin consultarnos a  cada uno de los venezolanos no cerraron la oportunidad de vivir con holgura y la respuesta que nos dieron era que el gobierno pasado estaba inmenso en la corrupción y la economía se había derrumbado, había que apretarse el cinturón pero los dirigentes seguían inmersos en la corrupción y el despilfarro, nadie pago nunca los delitos cometidos contra el erario publico.

Vimos con asombro como el pueblo fue masacrado el 27 y 28 de febrero sin mediar palabras. Le echaron plomo cuando el pueblo salio a protestar por el acaparamiento y la impotencia de verse cada día reducido a comprar lo que había y lo más necesario mientras la clase dirigente seguía en el desenfreno de la corrupción.

Evoco el gobierno de CAP en donde la represión aumento y la carestía, el alto costo de la vida nos ahogaba y el famoso gocho nada resolvía.

Se fue y llego Caldera, fui uno de los imbéciles que creyó que el viejo político venia plagado de buenas intenciones y que arreglaría el país, para vivir todo el desastre económico de ese gobierno que con su Ministro de Economía y su famosa frase: ¡Estamos mal pero vamos bien! que nos lleno de amargura y desengaños por creer en otro que nos mintió.

Fueron años donde Venezuela se sumergió en la miseria, atraso y en desengaño. La Salud era tema tabú, la gente moría en los hospitales tanto por falta de medicinas como por la ineptitud de los médicos que no les importaban sus pacientes. Se hablaba de la viveza del Venezolano, de su interés no de que le dieran sino que lo pusieran donde hay.

elcaminante49@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1464 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: