El nuevo Mr. Yongo “preñao” (…) ¡Aayyyy!

Luce como que Mr. Yongo pretende hacernos creer, que, el matrimonio, además de haberlo espulgado de los respingos propios de la condición solteril, le trajo aparejado, también, alguito de madurez.

Por ahí se apareció -al menos en su rol de escriturario- algo sosegado, algo amainado de su no sé dónde adquirido ímpetu de estúpido pirómano. A muchos chaguaramos, por su culpa, hubo que hacerles tratamiento antiestrés, en Barrio Adentro, luego de aquellas infernales amenazas suyas con una ‘molotov’ verbal. Pero, el que resultaría entonces, quemado, fue él, y menos mal que por el venerable fuego del amor, que tanto quema que en nada en verdad alcanza quemar… Y excúsenme esta cursi sesudez, pero lúceme que rima al extremo con su rostro de galán ‘batepartío’…

Lo cierto del caso, como decía la Topoya, es que no estamos hoy frente a un Mr. Yongo iracundo, fuera de sí, yongoeverga pues, sino frente a un Mr. Yongo ‘preñao’, no de buenas, sino de magníficas intenciones, y sobre todo, rebosantes de ternura, que es lo que más me ha hecho mirarlo con indulgencia de revolucionario. ¡Vacié! ¿Y con ese mojonal de dólares encaletaos provenientes de una procedencia tan hostil? Difícil es creerlo. Y, dándome otra cachetada de reprimenda, por pajúo, continúo. El espejismo que vi -¡y qué conste!- es porque Mr. Yongo me vino con ese tan nítido ‘canto de ballena’. Y que además tiendo a ser muy ridículo y benevolente con el oposicionismo.

Pues sí, Mr. Yongo, ha dicho: ‘El discurso de Obama no trae revancha sino reconciliación y eso me genera admiración’. ¿Será posible en un ser como este, que ‘votó’ por el viejito por antichavista, y por el ‘premio’?

Mr. Yongo, ha dicho: ‘El mundo necesita que EEUU tenga políticas más coherentes y más respetuosas con el resto de los países’. ¿Será verdad ese deseo suyo, sobre todo, pensando en Venezuela?

Mr. Yongo, ha dicho: ‘También es interesante el hecho de que Obama sea negro’. ¿Qué Obama sea negro le resulta interesante a un ser tan negrero como este? A menos que sea porque lo puedan matar, y quedara Joe Biden, que es una especie de MacCain infiltrado en el Partido Demócrata.

Mr. Yongo, ha dicho: ‘Obama debe promover la paz. El retiro de las tropas del Medio Oriente y el cierre de "Guantánamo" deben producirse, para que EEUU pueda hablar de Derechos Humanos con autoridad’. ¿Para que Estados Unidos pueda hablar de derechos humanos con autoridad? ¿Y es qué acaso Estados Unidos puede hablar de derechos humanos con autoridad, sólo cuando le dé la gana, o cuando le convenga? La verdad es que el pitiyanquismo de Mr. Yongo -aun “preñao”- resulta morboso.

Y Mr. Yongo acaba diciendo: “En cuanto a Venezuela, debemos procurar que se normalicen las relaciones. Bush ha sido el mejor aliado de Chávez a nivel internacional porque le ha permitido victimizarse frente a un líder muy rechazado. Mucha de la izquierda democrática mundial, especialmente europea, no ha entendido que el hecho de ir contra de Bush no te hace mejor que él y, por esto, ha apoyado a Chávez. Ahora el panorama puede cambiar. Que así sea’. ¿Qué así sea? ¡Mira, carajo, tú no eres más que un yongoeverga y un morceguila!

Pero la impresión que me queda, es que a Mr. Yongo le ha hecho daño, pero mucho daño, el polvo… (Me refiero al polvo del que habla Augusto Braca, en su famoso corrío llanero, ya que ha tendido a confusión el hecho de haber hablado, éste que está aquí, de polvo en mi artículo anterior. Y me lo ha hecho ver, así, el haber recibido varios amables correos electrónicos en tal sentido. Acuérdense entonces, mis queridos lectores, que, cada vez que hable de polvo, en lo sucesivo, estaré haciendo referencia, siempre, al polvo del camino...).

canano141@yahoo.com.ar


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2569 veces.



Raúl Betancourt López


Visite el perfil de Raúl Betancourt López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Betancourt López

Raúl Betancourt López

Más artículos de este autor