Un No en contra de la Reforma Constitucional

Ante la coyuntura de la Reforma Constitucional, las ONG´s con financiamiento internacional, ya tienen diseñada sus estrategias a los fines de desplegar sus respectivas campañas dizque de “concientización” sobre la violencia, (encubriendo de manera subliminal su verdadero propósito), y despliegan un NO bien grandote en color rojo y en franelas negras (a lo nazi fascista), cuya difusión coincide claramente con la propaganda y slogan de quienes llevan la vanguardia de la vocería opositora en contra del gobierno bolivariano.

En ese sentido, el argumento esgrimido por el director ejecutivo de Amnistía Internacional, justificando la actuación de la ONG inglesa capítulo Venezuela, es inserto bajo el mismo discurso que de manera sostenida, utilizan los líderes de la otrora Coordinadora Democrática, hoy Comando de la Resistencia. Es el mismo “musiu” con diferente cachimbo.

La jefatura de Amnistía Internacional en Venezuela y algunos incautos que militan en ésa (financiada desde Inglaterra), al intentar soportar su alegato por el NO disfrazado en contra de la Reforma Constitucional, calca el artilugio que como matriz de opinión intentan imponernos a nivel internacional; según el cual, sería culpa del gobierno la inseguridad reinante pues éste habría armado algunos sectores de la población. Para ellos, el sicariato ordenado por la oligarquía nacional y sus pares internacionales, en conjunción con el hampa común a los fines de ser practicado en las principales ciudades del país (en forma selectiva y aleatoria), para crear con ello un ambiente de ingobernabilidad, no existe. Ello sería una justificación del Ejecutivo o de Chávez, para esconder su incapacidad gerencial al menos en esa materia.

La campaña mediática (que no de educación o de toma de conciencia), que ONG´s como Amnistía Internacional; ANSA y Armas bajo Control, tienen previsto desplegar en las principales arterías y zonas de la capital, indiscutiblemente tiene como fin desprestigiar la gestión de gobierno del Presidente Chávez con lo cual se busca afectar la voluntad mayoritaria del SI a favor de la Reforma Constitucional.

Los slogan utilizados, no nos cabe la menor duda, tienen una clara intención inductiva dirigida a torcer la voluntad de sectores que aun podrían tener dudas sobre algunos aspectos abordados en la Reforma; dudas que como todos sabemos, están siendo atizadas (al mejor estilo gebeliano), a través del aparato mediático que el imperialismo controla por medio de sus sigüines criollos.

Ahora bien, ¿quienes son ellos? ¿Cuando nacieron? y, ¿En razón de qué?

En el caso de Amnistía Internacional, ésta nació en el país del Rey Arturo en el marco de la “guerra fría”, a los fines de atacar (sobre la base de la violación de derechos fundamentales expresados por la ONU en la Carta de Naciones), inicialmente a los gobiernos socialistas que en Europa del Este se arropaban tras la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviética, “URSS”.

Con el pasar del tiempo, Amnistía Internacional fungió como base de operaciones para hacerle oposición a todo tipo de gobierno (democráticos o no), en cualquier lugar del mundo que en alguna medida se diferenciara o pusiera en peligro los intereses del mundo occidental y capitalista; por los años 70 del siglo pasado, pasó a ser plataforma de lucha de sectores de “izquierda” (desconociendo ellos su origen real), en el Cono Sur y después en otros regiones de nuestro Continente, para hacer frente y denunciar las atrocidades y el genocidio de las dictaduras militares en países hermanos. La verdad, los ingleses no enfrentaban a los violadores de Derechos Humanos en esos países sino a sus primos los gringos por sus diferencias geopolíticas y geoestratégicas hacia la Región.

Siendo que la visión sobre los DDHH de EEUU es diametralmente opuesta a la concepción mucho más liberal de los ingleses, Amnistía Internacional, en marco de la lucha por el poder entre USA y la Gran Bretaña, a sido instrumento de denuncia de la violación de Derechos Humanos en la patria de Malcom X y Martin Luter King.

Desde la época de la “Guerra Fría” hasta el sol de hoy, la “lucha” por los Derechos Humanos (inobjetablemente legítimas), se constituyó para algunos en una plataforma económica muy importante y lucrativa desde la cual sectores de la derecha y de la “izquierda”, impulsan agendas (más de las veces asociadas a la geopolítica extranjera), para justificar en muchos casos sus bolsas de trabajo, pues de acabarse la violación de los derechos humanos por ellos denunciadas, simplemente se quedarían desempleados; por tanto, para ellos es preciso que la violación de los Derechos Humanos no cesen.

Cabe destacar que en el pasado reciente, representantes de algunas ONG´s operadoras de esa materia en Venezuela llegaron a negociar descaradamente en Mesas de Trabajo o tras bastidores con gobiernos de la IV república a los fines de ser mantenidos fuera de sus infórmenes anuales que por tal violación, les ubicarían como gobiernos o países en los cuales era imposible vivir o no se respetaban los DDHH.

Para finalizar, tengan la seguridad, que si el gobierno fuera liberal, propulsor del sistema democrático burgués y del capitalismo salvaje, nunca jamás aparecería reseñado en el informe anual de alguna de las ONG´s que dicen luchar desinteresadamente por los Derechos Fundamentales consagrados tanto en la Carta Magna patria, como en la de las Naciones Unidas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2346 veces.



Manuel José Montañez Lanza


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: