¿Para qué el gobierno de fantasía?

¿Sí, para qué ese gobierno nonato? No, por supuesto, para gobernar en el sentido administrativo del término; para designar un ministro de salud que se encargue de dirigir y coordinar todas las actividades relacionadas con esta materia; un ministro del transporte que asuma la dirección de este sector. Lo mismo sucedería con el nombramiento de un ministro de educación, que se encargaría de la problemática propia del área educativa. No, nada de esto harían, porque nada de esto les importa un carajo, y si lo hacen es sólo para guardar las apariencias, por pura formalidad. De manera que no es el funcionamiento de la administración pública lo que realmente les interesa a estos apátridas, porque no fue para eso que los pusieron allí. Y entonces ¿para qué, podría preguntarse? Pues, para acelerar la entrega del país, ¿para qué otra cosa podría ser?

De allí que no tendría nada de extraño que uno de sus primeros decretos sea la privatización de PEDVSA y su entrega a cualesquiera de los consorcios petroleros norteamericanos. Y esto, para seguir con el decreto de suspensión de todas las actividades que se desarrollan en la faja petrolífera del Orinoco. O sea, las actividades de exploración, extracción y refinación que se realizan allí. Y todo esto, para más tarde expropiar los bloques explotados por empresas en su mayoría extranjeras y entregárselas a la Exxon, que ha sido la empresa petrolera que más ha estado interesado en esos yacimientos. Lo mismo harían con los ricos yacimientos auríferos del Estado Bolívar, de coltán, etc.

Ahora bien, y aquí es donde está el quid de la cuestión, pues es lo que explica todas las marramucias urdidas por el Dpto. de Estado para la creación de ese engendro que llaman "gobierno de transición. Porque los Estados Unidos, que ha reconocido la legitimidad de a ese gobierno, va a querer hacer efectivo, por los medios que sean, lo dispuesto en ese decreto, lo cual desataría el zafarrancho.

¿Cómo hacerles más difícil la tarea? Pues que el fiscal, que ha sido tan diligente para combatir la corrupción en PDVSA, sea igualmente diligente en esta ocasión y rápidamente disponga la detención del sujeto que se hace pasar por presidente de Venezuela, y que ni siquiera sé como se llama. Y si este ministerio se tarda mucho, pues entonces proceder de facto a esa detención. Lo cual no sería contrario a la Constitución, porque ha sido un delito cometido a plena luz del día, que es como decir que fue sorprendido, el delincuente, en plena flagrancia. La cuestión, es impedir que…bueno, no sé si sería conveniente decir lo que pensaba decir, creo que no, por eso no lo digo, porque los pondría sobre aviso.

Sin embargo, las autoridades en esta oportunidad vuelven a pecar de excesivamente "prudentes", pues el delito cometido por ese sujeto contra el orden constitucional y el estado de derecho fue tan notorio y evidente, que han debido proceder de inmediato a su detención y ponerlo a disposición de los tribunales competentes. Eso es lo que han debido hacer, y no espera que un engorroso procedimiento judicial dictara esa medida, porque eso le daría a esos bandidos la oportunidad de actuar y establecerse ante la opinión pública con un cierto grado de legitimidad.

Por otra parte, no se descarta que los interesados en hacer claudicar a Venezuela, en apoderarse de sus riquezas, le otorguen a Guadó millonarios empréstitos. Entre otros motivos, porque ese ha sido el mecanismo del que se han valido siempre los esclavizadores de pueblos y naciones para someter y poner de rodillas a sus víctimas. A este respecto, debe recordarse que una de las primeras comunicaciones que había recibido el dictador Carmona desde el exterior, fue un ofrecimiento de 10 mil millones de dólares por parte de un organismo de crédito íntimamente ligado al imperialismo. En este sentido, el presidente Maduro debía advertirles a esos organismos que la nación venezolana no reconocería ninguna deuda contraída por ese impostor, por ese gobierno espurio. Todo lo dicho viene a demostrar la imperiosa necesidad que había de impedir que ese farsante, ahora refugiado en la sede de la embajada norteamericana, actuara, que empezara a emitir decretos. Como se ve, pues, la situación es bastante seria, y para lo que menos se presta es para estar haciendo chistes

Con estas acciones brutales adelantadas contra Venezuela por los Estados Unidos, unas acciones de una barbarie inaudita, que ha hecho trizas todo vestigio del derecho internacional, se nos ha regresado a una situación de sálvese quien pueda, a una situación de un primitivismo realmente salvaje.

Nota; A la cadena del jueves 25 no se pegó el canal 11 de Maracaibo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 518 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a274822.htmlCd0NV CAC = Y co = US