2017 el regreso de la MUD a la nada

Lo que sucede con la MUD no sólo es un problema político sino histórico/existencial.

A partir del proceso constituyente la oposición política venezolana ha estado impedida de afirmar que es neoliberal, las razones para ello son pragmáticamente obvias, pero hay una principal, esto es, que el proceso constituyente hizo emerger un nuevo sujeto histórico al que resulta imposible hablarle de neoliberalismo. He allí una de las razones principales por las cuales su triunfo en las elecciones parlamentarias ha sido un gasto inútil, vano e inoficioso de energía. En términos del existencialismo se podría hablar de la "nada" por carecer o no respetar su esencia, cosa que si ocurre en otros países de nuestra región (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú)

Observemos como en efecto, el discurso político de la oposición tiene un marco teórico referido a temas de la "sociedad" donde hacen gala del clasismo, racismo, llegando incluso a denostar de Bolívar. Basta ver el componente étnico de la dirigencia opositora.

Además, la oposición venezolana tiene otro gran escollo: Que nuestro modelo constitucional es axiológico por lo tanto sustenta al Estado en base a valores contrarios a la filosofía política opositora (liberalismo y neoliberalismo) y en consecuencia, toda, absolutamente toda su actuación, exceptuando la institucional, es contraria a los postulados centrales de nuestro texto fundamental, eso explica porque se ven obligados a repetir errores como por ejemplo, reincidir en desacato a la decisión de la Sala Constitucional a pesar de los problemas que tal conducta evidentemente le representa, quedando al desnudo o descubierto su pérdida de legitimidad en la actuación.

Esto también explica porque observamos a un político opositor hablar de un determinado problema político, pero, ni por aproximación, habla en términos políticos/filosóficos. Resultaría muy improbable escuchar a un opositor decir: "Tal como no los enseño Eisenhower, Nixón, Reagan, Margaret Thatcher, Fukuyama, Samuel Huntington, el Rey de España", llegando incluso a utilizar a charlatanes, brujos, humoristas y mentalistas como sus maestros comunicadores, lo que contrariamente ocurre en el chavismo quien desde su militancia hasta su alta dirigencia constantemente se hace alusión abierta y orgullosamente a Bolívar, al Legado de Chávez, Simón Rodríguez, Zamora, Fidel, Lenín, Cristo, Mao Tse Dung, Miranda y muchos otros, es decir, exhibe un sólido piso filosófico-ideológico-político y espiritual, -lo que Schemell llamó el chavismo como religión- sometido a las más duras pruebas de resistencia como el año que acaba de transcurrir. Creo que a eso se refiere el Presidente Nicolás Maduro cuando hace alusión a bajar a las catacumbas.

Esa falta de valentía y de sinceridad político ideológica de la oposición le impide reconocerse y defender abiertamente su posición política de derecha -nunca los vamos a escuchar decir "nosotros la derecha-" (extrañamente ningún periodista le ha hecho esa pregunta) por ello su mediática se parece más a un conjunto de cuñas publicitarias que a un mensaje político lo que paradójicamente le ha dado resultados –pero insuficientes- porque ese tipo de mensajes está dirigido a sectores de la sociedad, en este caso al sector gelatinoso borderline de ésta y no a la unidad que representa el pueblo.

Mediocremente la oposición derechosa venezolana se impide/opone asimisma.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1221 veces.



Enrique Tineo Suquet

Abogado


Visite el perfil de Enrique Tineo Suquet para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: