Un rolincito al pitcher

No pudieron llegar ni siquiera a 400 mil. El CNE habilitó 300 máquinas en todo el territorio nacional por cinco días. Todo, como es en nuestra democracia, de común acuerdo con ellos. Con esas facilidades 950 mil personas, de un millón 352 mil firmas que el CNE consideró procedentes (también de común acuerdo con ellos después de sacar 11 mil muertos y las 600 mil chimbas), no acudieron a validar personalmente sus rúbricas como estaba establecido. Así, claramente, dijeron ¡no! al nuevo fraude de los jefes de la MUD.

Fueron más de dos tercios del total esperado que le hicieron un doble play a la MUD. Pusieron out en segunda al desvencijado referendo que impulsa a destiempo la derecha, y out fácil en primera a los propios dirigentes de la MUD, sí, a esos mismos que tenían la obligación de avanzar al maltrecho corredor, pero que apenas pudieron dar un manso rolincito al pitcher que hubiese hecho decir al recordado "Musiú" Lacavalerie: "come papá".

¿Si no pudieron llegar al 2% cómo es que ahora llegarán al 20%?

Al malogrado referendo, tan cacareado por el cogollo de la MUD, este aquelarre derechista se encargó de abortarlo. Intencionalmente (a ese nivel no se cometen esos errores) no comenzaron los procedimientos legales pertinentes cuando tenían que hacerlo: en la primera semana de enero.

Es muy evidente, no hay que ser adivino para descubrirlo, la derecha no desea el referendo. Las cuentas no le dan para poder lograr sus objetivos. De forma extemporánea está utilizando esa figura de la democracia participativa y protagónica. Lo hace con fraude porque pretende convertirlo en excusa para justificar sus verdaderos planes golpistas, los de la guerra no convencional con la cual el Imperialismo Yankee agrede a Venezuela, y donde los dirigentes de esa derecha no son más que vulgares mercenarios al servicio de ese imperio.

Estamos muy claros, todo alboroto que haga la derecha porque el referendo no podrá, legalmente, realizarse este año será parte de una puesta en escena, de los planes que le ordenaron ejecutar. Los gruñidos opositores tendrán mucha amplificación en la poderosa mediática transnacionalizada, pero no pasarán.

El Presidente Maduro los ha derrotado en la OEA, y con el pueblo los seguirá derrotando en cualquier terreno, como viene enfrentándolos con valentía en la brutal guerra económica que esa derecha ha desatado contra la población.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2277 veces.



Irán Aguilera


Visite el perfil de Irán Aguilera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: