Las razones incomprendidas de la oposición

A riesgo de provocar molestias e indignación justificadas en las filas chavistas y revolucionarias, se podrían entender (no compartir ni legitimar) los miedos, las razones y las ganas insatisfechas de la oposición antichavista por derrocar al gobierno constitucional de Nicolás Maduro.

Sin embargo, lo que jamás se podrá entender y, menos, aceptar de la gente de oposición (sin cometer el pecado de la más absoluta insensatez y más descabellado extremismo) son los métodos paramilitares y terroristas empleados, su odio fanático, su servilismo pitiyanqui y su sed homicida de sangre y violencia (verbal y física) para lograr sus objetivos; especialmente cuando el blanco constante de sus ataques son los servicios e instituciones públicas que benefician al pueblo (sobre todo, de bajos recursos económicos), causando sin muestras de remordimiento alguno males mayores que aquellos que buscaría solucionar y que atribuye al gobierno chavista.

Habrá alguien que justificará, no obstante, tales métodos y acciones aduciendo que se llevan a cabo por la inexistencia de garantías políticas y en defensa de la democracia contra el castrocomunismo, como si aún nos halláramos en las décadas de la Guerra Fría, dejando ver así de qué pie cojea, es decir, secundando y mostrando su parcialidad hacia el imperialismo gringo, ambicionando disfrutar el estilo de vida "americana" y, quizás, compensar posiblemente la baja autoestima que sufre, convirtiéndose en un subordinado incondicional del régimen estadounidense. Incluso, algunos llegarán a negar que todo esto es cierto y persistirán en su "verdad", no importa que acabe siendo afectado directa o indirectamente por los hechos violentos desatados por sus mismos compañeros, como les ocurriera a unos cuantos opositores el 11 de abril de 2002 y, más recientemente, durante las güarimbas.

A pesar del amor y de los beneficios materiales que se les brinde, además de los llamados al diálogo y la concordia, a aquellos que prefieren aferrarse al oscurantismo político-económico, haciendo realidad los postulados humanistas de cualquiera revolución verdadera, tal parece que su mezquindad y su terquedad seguirán manteniéndose por encima de cualquier consideración lógica, así como de cualquier lazo afectivo con la Patria donde les tocara nacer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1138 veces.



Homar Garcés


Visite el perfil de Homar Garcés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Homar Garcés

Homar Garcés

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a226958.htmlCd0NV CAC = Y co = US