Los delirios del señor Ramos

Con su pose de patiquín perfumado y la típica arrogancia adeca neoliberal de quienes desde siempre han despreciado al pueblo, el actual presidente de la A. N., al desmontar los cuadros de Bolívar y Chávez en el Palacio Federal Legislativo, deja ver su miedo a la historia de la patria e intenta con ese acto, provocar la reacción en los millones de revolucionario indignado por la manifiesta estupidez del mentado arrogante.

Así el precitado septuagenario, demuestra su profundo miedo a la revolución;  la desgracia de haber sido vencido por el pueblo en todas las contiendas electorales anteriores y el reconocimiento de que su triunfo, carece de solidez ideológica y política, de signos y símbolos, de sazón y razón, en fin de unidad táctica y estratégica en el seno de quienes le acompañan,  pues no tiene más bandera que el odio, el revanchismo y la subordinación a sus amos imperiales.  

En ese sentido, tal como lo señalé en mi anterior entrega, “la confrontación es Inevitable, inaplazable y de pronóstico reservado”, más allá del cálculo político de la MUD,  la derecha que allí se agrupa no oculta sus ansias de figuración y poder, sus apetencias por el fácil lucro, y su radical subordinación a la burguesía criolla parasita que los ha financiado.

En consecuencia es importante destacar, que si bien ellos  tiene a su favor el carácter democrático, pacífico y humanista que garantiza el gobierno de la Revolución Bolivariana enmarcado en el estado Chavista de la República Bolivariana de Venezuela, lo lamentablemente es que en sus entrañas persista la manía por confundir  paz con cobardía, lo que los lleva a  retar al pueblo e intentar provocarlo, todo con el fin de acelerar las condiciones que propicien un estado de conmoción social y justifique la caída del gobierno revolucionario.

Este señor líder de la vacuidad (y creo que le queda grande la distinción) y quienes le acompañan en su inefable gesta restauradora, aún no han entendido que la revolución es eterna y si es cierto que ganaron la mayoría en el parlamento, no es menos cierto que Venezuela no se rinde ante ningún seudo líder desgastado con delirios de grandeza que crea que destruyendo fotos, quemando libros u obviando los legítimos nombres de las instituciones, va a amedrentar nuestro camino por el socialismo y la conquista de la mayor suma de felicidad posible para todos los venezolanos.

La guerra económica es una realidad concreta y el Diputado Ramos su más conspicuos protector.  Por su obra lo conoceréis.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1654 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a220835.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO