La peligrosa soledad de Leopoldo

Opino, sin ánimos de alarmismo, que las medidas de seguridad alrededor de Leopoldo López deben ser incrementadas. Tal despliegue de protección debería alcanzar, en la medida de lo posible, a su entorno inmediato. Hoy, más que nunca, él y los suyos podrían representar un suculento bocado para quienes poco importaría lesionarlos en aras de generar la conmoción social que invocan desde hace años.

López ya estuvo en la lista de asesinables, elaborada por la derecha. Respira aún gracias a que el 18 de febrero de 2014 decidió entregarse a las autoridades. Horas antes, su madre y su padre se habían reunido con Diosdado Cabello, quien les mostró las evidencias descubiertas en el reprochable plan. Esta especie, el encuentro, jamás fue desmentida por la familia López Mendoza. Reconocieron algunas voces involucradas en la operación, aspecto que habría influido en la decisión del hijo golpista.

El ideólogo del proyecto La Salida que buscó derrocar al gobierno de Nicolás Maduro, es noticia de nuevo. A mi modo de ver, no tanto por los casi 14 años de condena que le costó incurrir en instigación pública, daños a la propiedad, incendio intencional y asociación para delinquir el año pasado, sino por la indiferencia anticlimática que reinó y muestran todavía quienes alguna vez aseguraron apoyarlo y seguirlo. La sentencia hacia el "líder" no les generó ni frío ni calor como lo demuestran las escuálidas reacciones surgidas la misma noche del 10 de septiembre (que no pasaron de un tímido y aislado cacerolazo apenas en algunos sitios), así como la solitaria e ínfima concentración "lograda" el sábado usando su nombre como pretexto.

Leopoldo está solo. Ello, en lugar de júbilo, despierta suspicacia y preocupación. En un contexto normal tal condición implicaría calma absoluta. Pero quienes están detrás de él, hace tiempo abandonaron la sensatez que dictan las normas y no dejan de descartar los atajos.

Hay que cuidar a Leopoldo y también a los suyos. Hoy, más que nunca, podrían ser "útiles" para encabezar la lista que resucite la emoción perdida en la ciudadanía contrarrevolucionaria.

¡Chávez vive…la lucha sigue!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3043 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: