Nuestro articulo numero mil en aporrea.org dedicado a la oposición venezolana

Primeramente debemos agradecer a los administradores de aporrea.org por haber publicado desde el 22 de diciembre de 2002 nuestros artículos de análisis, criticas, investigación etc. Que a bien con mucha humildad tratamos de sintetizar los momentos históricos, sociales, políticos y económicos que nos ha tocado vivir en tiempos de revolución bolivariana. Son casi 12 años y 8 meses de análisis político, histórico y económico el cual trabajamos desde nuestro espacio-tiempo tratando de descifrar el acontecer de nuestra Venezuela, incluyendo el contexto geopolítico que nos rodea. Se dice rápido, pero ha sido una dedicación de casi 7 artículos mensuales a lo largo de estos años, que no solo son publicados por aporrea.org, sino por otras páginas web a nivel regional y de otros países. Gracias a nuestros lectores, que con seriedad rebotan nuestros artículos los cuales tratan de abrir ventanas para la discusión, el debate y la síntesis de la problemática propia de los asuntos de la sociedad venezolana.

A todos, nuestro mayor agradecimiento… es ahora o nunca¡¡¡….

La oposición en Venezuela en tiempos de Revolución Bolivariana.

Según analistas políticos de diferentes ideologías coinciden en calificar que la Revolución Bolivariana no ha tenido en contra a un “Sector opositor” sino, a un “Sector en descomposición”. Inclusive estos mismos analistas, indican que la máxima de Gramsci, puede ser aplicada al dedo a la oposición venezolana, es decir,… “lo nuevo que no termina de nacer, y lo viejo que lucha ferozmente por no morir”. Esto hay que comprenderlo. La pérdida del poder político protagónico de la vieja partidocracia adecopeyana fue un duro golpe para estos sectores que por décadas mantuvieron la hegemonía política en el país. No es fácil digerir este cambio de la noche a la mañana, más aún, si esa noche ha sido demasiada larga (desde 1999). Han pasado muchas lunas, y los dos alicaídos partidos de la derecha han naufragado entre divisiones y rencillas internas. AD y Copei ya no son los mismos del siglo pasado. La fuerza del huracán revolucionario bolivariano los dejo desnudos de cualquier intento de retomar el poder político. Quienes militaban en AD-Copei, ahora lo hacen en otras organizaciones derivadas. La ruptura histórica todavía no se ha logrado y el cordón umbilical de esa ensalada denominada socialdemocracia, sistema fracasado del siglo pasado todavía los une. ABP, UNT, PJ, VP, son retazos, piezas de rompecabezas que al unirlos siguen apareciendo los rostros añejos de la partidocracia puntofijista. Muchos opositores critican al “compañerito” Ramos Allup, pero no se dan cuenta que Allup representa lo histórico de la política opositora. Ramos Allup es el que mantiene políticamente hablando la brocha donde todos ellos están colgando. Hoy en día se habla de un pacto Allup-Psuv para los eventos electorales del 6D, nosotros todavía no profundizamos en esos rumores, creemos que por ahora es descabellado pensar eso.

Ramos Allup ha sido visto como un Torquemada dentro de los diferentes sectores oposicionistas (no opositores). “La Vieja” como muchos adecos lo llaman, fue uno de los primeros que advirtió que, la influencia de factores exógenos (financieros, ideológicos), podían afectar al proceso opositor. La incumbencia de gobiernos hostiles en contra de la Revolución Bolivariana, no era bien vista por Ramos Allup. De igual manera el financiamiento en dólares de un sector que el denominó.. ”Lechuguinos y Petimetres” a la larga traería más problemas que ayuda, por la posibilidad de crear una dependencia económica que implicaría a futuro recibir órdenes desde el exterior de cómo hacer política opositora dentro del país. Todo esto se convirtió en una gran verdad. Ramos Allup como todo zorro viejo tenía razón. El sector opositor se convirtió en un gran receptor de dinero fresco. La agenda política era dictada desde el exterior. Todo cuanto se hacía y se hace, debe de tener la aprobación de la derecha financiera internacional. La oposición de esta manera se convirtió en una marioneta más de intereses supranacionales que ven a nuestro país como un manjar apetecible por sus “recursos naturales” o como hoy llaman los eco socialistas..” Bienes comunes de la naturaleza”.

Lo cierto que la oposición de hoy, dista mucho trecho de lo que debe ser una oposición nacionalista, verdadera, con interés país, con programa propio, en búsqueda de soluciones, proactiva, científica.

Un amigo opositor nos decía en estos días, …“que como era posible que el “líder” de la oposición estuviera preso, y con una condena de 13 años”… “Con un líder bajo rejas, la oposición se diluye, se debilita, retrocede, en fin desparece”. Nosotros le preguntamos, y si ese sujeto no es el líder, y solo lo han impuesto desde el marketing de los mass media internacionales. No hubo respuesta, sino, silencio total.

La oposición venezolana y hay que decirlo, carece de un liderazgo sólido. Han tratado de construirlo. Salas Römer, Rosales, Capriles, Machado, López. Pero esa construcción no está basada en ideas propias, en proyecto país, sino en programaciones artificiales, en la cyber-politica, en una arquitectura antinatural, un modelo que no corresponde con lo nacional, y eso no le gusta a los venezolanos.

La dependencia que construyo un sector opositor con intereses extranjeros no ha dado sus frutos políticos. Más bien ha entorpecido el normal funcionamiento en la política nacional. Más allá del enriquecimiento de algunos personeros, del “excursionismo político” que realizan algunos, como los viajes a Europa, Centroamérica y los EE.UU, la gran mayoría, quienes son sus seguidores, siguen acéfalos de un verdadero líder. Los liderazgos en política no son compartidos. La nefasta visión de crear a la Coordinadora Democrática y después la MUD, tratando de hacer ver una unidad que aglutina, ha traído la negación y dispersión de nuevos rostros. La unidad de la oposición es ficticia, no existe unidad cuando hay intereses variados. Tampoco la hay cuando la visión política no se corresponde con las diferentes ideologías presentes en la MUD. “Alianza” es la palabra que define lo que sucede dentro de MUD. Y las alianzas en política son momentáneas, más cuando existen antagonismos.

Ayer no más, vi dos rostros opositores en la televisión. Uno de ellos corresponde a Don Omar Barboza ex adeco y presidente de UNT. Un camarada preguntó…” Esos son la generación de relevo de nuestra oposición”...

Silencio total….



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1406 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a214040.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO