Reflexiones ingenuas: "Atención Firrrrrrrrrrrr"

Ya sonó el clarín de las fuerzas enemigas…las premoniciones se convierten en amenazas, las amenazas en acciones  y por fin llegan las noticias a los oídos de la sociedad venezolana.  En APORREA se puede leer lo que había circulado callada y silenciosamente, a través de msj de texto, llamadas a los cel., o chismes de boca a boca…”La oposición convoca a una guarimba nacional para el 23 de enero…(www.aporrea.org/poderpopular/n263137.html.). Es decir guerra anunciada y comenzada “Y como guerra anunciada no mata soldado...”, y dicha amenaza se adelantó, ya que según APORREA, las guarimbas ya se iniciaron  (http://www.aporrea.org/actualidad/n263199.html)  (http://www.aporrea.org/regionales/n263200.html) en Zulia, Táchira y Mérida, y aunque hay tiempo para prepararnos y dar una nueva batalla en defensa de la revolución y el socialismo bolivariano, es preciso actuar con prestancia y prontitud mientras el tiempo nos deje.

No obstante es imprescindible hacer un estudio del campo de batalla en el cual nos vamos a enfrentar, a fin de estar conscientes de las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades con que contamos para definir la estrategia y las tácticas con las cuales podemos salir triunfantes de esta nueva contienda.

En primer lugar tenemos que estar claro que la guerra económica ha hecho verdaderos estragos en la población venezolana, en especial los sectores más desasistidos económicamente. La falta de insumos para el aseo personal, papel higiénico, detergentes, lubricantes, pañales, medicamentos, alimentos básicos; así como la inflación, el acaparamiento y la revendedera han producido una decepción con relación a la capacidad del gobierno de controlar la economía maula, y por  lo tanto una percepción de su efectividad y eficiencia bien pobre.

Aunado a esto, los medios privados (nacionales y extranjeros) han aderezado muy bien el plato y han inculcado a grandes sectores de la población, que la crisis económica actual, la escasez, la especulación, la inflación, se debe a la incapacidad del gobierno para gerenciar, para gobernar.

Por otra parte, las fallas en los servicios de gas doméstico, lubricantes, telefonía celular, actividades propias del estado presentan tal grado de deficiencia, que es imposible adquirir una bombona de gas a PDVSA, ni lubricantes, ni baterías para automóviles, sin tener que bajarse de la mula, o adquirirlo a revendedores privados, o peor aún, a empleados de las mismas empresas.

Igualmente la matraca permanente por parte de los efectivos de la GNB o los PNB en el cobro de peajes, puntos de control, decomiso a delincuentes, asaltos, secuestros y pare Ud. de contar, lo que deja al descubierto la corrupción galopante en los entes del estado, a pesar de las medidas que se han tomado para tal fin.

La banca pública con todas las fallas imaginables, desde el desorden administrativo hasta el maltrato a los clientes.

Ahora una amenaza más grave: La caída de los precios del petróleo que, por lógica, hará que el gobierno tome medidas, algunas odiosas, para hacer una economía sustentable al precio del petróleo en estos tiempos venideros, es decir, ajustes al gasto público que impactará en algunos programas sociales e inversión en el gasto público.

Y lo peor de todo, es que, aunque suene duro decirlo, no se ha cultivado una cultura de productividad, sino que más bien se ha incrementado el rentismo petrolero y la dependencia de los recursos del estado para las actividades diarias. Es decir, un consumismo desatado y muy poca productividad por parte de la población.

Ante este escenario es necesario diseñar las estrategias que permitan superar estas amenazas y debilidades. Pero primero que todo es fundamental entender que se trata de otra etapa con un objetivo específico por parte de la oposición: la derrota del gobierno en las elecciones para Asamblea Nacional.

¿Qué será lo estratégico? ¿Cuáles serán nuestras acciones? ¿Cómo enfrentaremos los grupos guarimberos? ¿Cómo enfrentaremos el desabastecimiento, las colas para comprar medicinas, y a la par adversar a los grupos violentos? ¿Cuál será el accionar de los colectivos revolucionarios? ¿Cómo será la estrategia comunicacional para adversar la prensa privada e internacional?

Estamos frente a un enemigo preparado, armado, bien estructurado y apertrechado, económicamente y mediáticamente poderoso.

En consecuencia yo creo que no podemos andar con mediastintas y asumir el reto de frente, concienzudamente pero valientemente. Esta revolución es del pueblo y el pueblo debe salir a defenderla y no dejar sólo a los cuerpos de seguridad al frente del combate.

Creo que es errada la opinión del Ministro Osorio cuando desdeña la denuncia que los anaqueles de los supermercados están vacios. Esta debilidad es conscientemente preparada y forma parte del clima mediático para presentar una Venezuela en ruinas.

En fin, el pueblo revolucionario debe alistarse y prepararse para una nueva contienda, que por lo que se ve, va  a ser intensa. Revolucionarios….atención…firrrrrrrrr

carrodcas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1013 veces.



Carlos M. Rodríguez C

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a200793.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO