Reflexiones Ingenuas

Mentirosos, ineptos, incapaces, ineficientes, indolentes, saboteadores, corruptos y escuálidos: la quinta columna de la derecha

El Presidente obrero: Nicolás Maduro ha sido enfático en varias de sus declaraciones. En primer lugar afirma que cualquier funcionario o funcionaria que le “caiga a coba” en cuanto a la información del avance de los proyectos será sancionado de acuerdo a las leyes dictadas para tal fin; en segundo lugar se dirige a los funcionarios o funcionarias, que en el ejercicio de sus funciones, muestren indolencia para con los usuarios y usuarias alertándoles medidas sancionatorias y/o remoción de sus cargos.

El Presidente. Maduro está apuntando al corazón de la contrarevolución.

Si bien es cierto que una gran mayoría de los funcionarios, empleados, obreros están ejerciendo sus funciones, cumpliendo con sus obligaciones y actividades, y otros muchos les “ponen un algo extra” en beneficio de la revolución, del gobierno y del pueblo, podemos afirmar que otra gran parte evade, irrespeta las pautas y obligaciones laborales para las que está empleada, haciendo un gran daño al proceso revolucionario bolivariano.

Podemos clasificar a este sector en seis categorías:   A) Los mentirosos: Aquellos que al momento de rendir cuentas, o dar información, tanto a los entes encargados o al pueblo, mienten descaradamente, tanto en el estado de la ejecución de las obras, como en la rendición de cuenta de los recursos asignados para tal fin. B) Los ineptos: aquellos que, llevados de la mano por una palanca o padrino, no saben absolutamente nada de las funciones y actividades que tienen que realizar, y sin mostrar el menor interés por aprender. C) Los incapaces: Aquellos que no son capaz de realizar ninguna función ni ponen de su parte para que se realicen (ni lavan ni prestan la batea). D) Los ineficientes: Aquellos que no son eficientes en sus tareas, actividades ni funciones. No rinden ni presentan cuentas, siempre están atrasados y nunca llegan a las metas. E) Los indolentes: Aquellos funcionarios a los que no les importa las necesidades del los usuarios, ni del pueblo. Se contentan con cumplir con sus funciones pero sin importarles si estas llegan a satisfacer las necesidades del pueblo. Cumplo horario y “chao”. F) Los saboteadores constituyen la parte más peligrosa de estos grupos. Su tarea es sabotear las tareas del gobierno, destruir instalaciones, ocultar información, y todo aquello que impida el avance de la revolución. G) Los corruptos son aquellos funcionarios o empleados que se enriquecen del erario público, cobran comisiones, estafan a los usuarios y otros similares; H) Los escuálidos son aquellos empleados, que viviendo de la IV república, o enchufados por padrinos o palancas de la V, cometen todas las desviaciones descritas en las categorías anteriores, pero peor aún, disfrutan de los beneficios que la revolución otorga a sus empleados.

Es necesario distinguir entre opositor y escuálido. Los opositores son aquellos funcionarios que simplemente no están con el gobierno. Pueden provenir de la IV pero cumplen con sus funciones, son honestos y  no sabotean el proceso.

Muchos empleados supuestamente “rojo, rojitos” se comportan como escuálidos. O al menos como las categorías A,B,C,D,E,F y G, lo que en síntesis los hacen ser escuálidos por ignorancia (son escuálidos pero no lo saben).

Este contingente de funcionarios, Quinta Columna de la derecha, están anquilosados en todo el aparato del estado, causando un verdadero daño al proceso, sobre todo en aquellas áreas sensibles como el sistema de salud, despacho, distribución y venta de gas doméstico, suministros de partes para las instalaciones y equipos del estado, despacho, distribución y venta de cabillas, cemento, lubricantes, aprobación de créditos en la banca pública, equipos de telefonía, venta de telefonía móvil, Canaimas y equipos de computación, seguridad ciudadana (cobro de peaje por funcionarios policiales y efectivos militares), contrabando de extracción, cobro por jubilaciones… y pare Ud. de contar.

Junto con la derecha descubierta: Partidos de Oposición, Sindicatos escuálidos -y otros supuestamente “revolucionarios” cuyo comportamiento no tiene nada que envidiarle a los sindicatos de la derecha-, estudiantes violentos, comerciantes, gremios universitarios, gremios médicos y otros, medios privados nacionales e internacionales, apoyado por el imperio y las trasnacionales, la Quinta Columna tienen diseñado un plan de acción que lo están ejecutando paulatina pero eficazmente: el objetivo es construir una matriz de opinión según la cual el gobierno revolucionario es ineficiente, solicitar un revocatorio al Presidente Maduro, o en el peor de los casos solicitarle su renuncia, aupar un Golpe de Estado o una Intervención del imperialismo. Y apoderarse del Estado.

El Presidente Obrero Nicolás Maduro ha hecho señalamientos, ha dicho los pecados pero el pueblo pide el nombre de los pecadores. Ha diseñado una estrategia para combatir la guerra económica y un llamado contra la corrupción. Pero el enemigo es fuerte y poderoso y tiene ramificaciones que vienen de las altas esferas del gobierno.

Presidente Maduro: Es urgente que se revisen las estrategias y las acciones para combatir la corrupción y la ineficiencia, para que se solventen los problemas de escases de los productos de primera necesidad como alimentos de la dieta diaria, medicamentos, aseo personal, pañales; que se normalice la distribución de gas doméstico, atención en los hospitales, que se elimine el cobro de peaje por parte de los funcionarios policiales y efectivos de la GNB, que se elimine el peaje para solicitar créditos en la banca pública…..y un montón de etc.

Presidente Maduro, Ud. cuenta con el apoyo del pueblo, en Ud. confía y en Ud. tiene esperanzas. Pero la inseguridad, la inflación, la escases, el acaparamiento, la ineficacia y la ineficiencia hacen su efecto.

Presidente Obrero: revise lo que tenga que revisar, remueva a quien tenga que remover, cambie al que tenga que cambiar, pero actúe de prisa. El pueblo se lo pide.

Recuerde que no es poco lo que está en juego, se trata del futuro de nuestros hijos, nuestros nietos, de la democracia y la revolución, de la Patria.

Para luego es tarde.

carrodcas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1655 veces.



Carlos M. Rodríguez C

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a191515.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO