Reflexiones ingenuas: "Guerra avisada no mata soldado..."

“Guerra avisada no mata soldado…”. Más que un refrán es una sentencia de la sabiduría popular que tiene una validez indudable.

Desde inicios de la década de los años 1990 los indicios de una guerra de IV Generación acentuaron su actividad en territorio venezolano. La amenaza de una victoria electoral del Cte. Hugo Chávez activó las alarmas del imperio y los mecanismos de inteligencia norteamericanos profundizaron sus actividades a través de la inversión en los programas sociales, la captación de agentes, la penetración de los cuerpos de inteligencia y seguridad y la creación de un gran programa de información y de comunicación mediática que sirviera de punta de lanza contra la amenaza “Chávez”.

Lo que estoy diciendo no es nada nuevo ni un secreto para nadie. No obstante, -pareciera- que las instituciones entre cuyas funciones está “garantizar la seguridad de la nación y el estado venezolano a través de los mecanismos de inteligencia” desconocían esta realidad.

Era un secreto a voces que desde Colombia se estaba planificando y desarrollando un plan de invasión “silente” de paramilitares a Venezuela, con la finalidad de formar un ejército secreto que actuarán en su momento para generar una guerra interna a fin de acabar con el proceso bolivariano en Venezuela .Este contingente de “paracos” tienen como sitios de residencia: Caracas (La Vega, Petare; Catia) Lara (Cabudare, Barquisimeto), Miranda (Valles del Tuy), Guayana (San Félix), Táchira, Mérida, Trujillo, Zulia, Pto. Ayacucho, Barinas, Apure, Portuguesa, y otros ya denunciados.

La penetración se iniciaba en la frontera a través de bandas de secuestradores, cobro de vacuna, contrabando, amedrentamiento, terror y asesinato de dirigentes revolucionarios, dirigentes campesinos, dirigentes obreros, etc. Esta constituyó la primera fase, por supuesto, acompañado de la contra información de los medios locales, acusando al Pte.Chávez de ser cómplice de la guerrilla colombiana y alcahuete de los narcotraficantes y castro-comunista.

Recordemos las “bolsitas de aceite quemado” en los años 2000 y 2001 en las principales avenidas de Caracas que ocasionaron accidentes automovilísticos con muertes, heridos. Los incendios provocados en el Waraira Repano, el Jardín Botánico de la UCV, Parque Henry Pittier, etc. “El Paro del Metro de Caracas” en el año 2002, la tranca de autopistas, avenidas y calles de las principales ciudades venezolanas constituyeron las primeras acciones de la “guerra asimétrica” que se estaba preparando desde los E.U., con base de operaciones en Colombia.

La guerra económica a través de la devaluación sucesiva del bolívar frente al dólar, en el año 2000, 2001, que ocasionó el control de cambio por parte del Gobierno Nacional y al guerra mediática que cubrió falsas informaciones sobre la situación política, económica y social de nuestro país.

Por supuesto, el Golpe de Estado del 2002, con participación de dirigentes de la oposición y la traición de dirigentes “ex chavistas” que recibieron dinero por parte de la CIA. ¿Verdad Miquilena y compañía? La participación de militares cercanos al Pte., la cobertura mediática, tanto de los medios privados nacionales como de los principales diarios, tv y radios de la prensa burguesa internacional. Cabe destacar el ataque por francotiradores (que constituyó una modalidad novedosa) en la cual se evidencia la complicidad de los equipos de seguridad del estado, porque la participación de la Policía de Caracas era un juego descubierto.

En fin, los inicios la guerra asimétrica en curso. En el Paro Petrolero la Guerra de Tercera Generación aplica una fase superior. Se trata de la guerra electrónica, en la cual el imperio a través de equipos de alta tecnología bloquea los sistemas de operación, extracción, refinamiento, comercialización y transporte del petróleo venezolano. Por supuesto aunado con el sabotaje de las instalaciones, equipos y funcionamiento por parte de gerentes, técnicos y trabajadores (y que algunos paradójicamente, todavía ocupan puestos claves en PDVSA).

Por supuesto la guerra asimétrica siguió funcionando con los esquemas tradicionales. Atentado con explosivos la Embajada de España en Caracas, Asesinato con explosivos del Fiscal Danilo Anderson, asesinato selectivo de dirigentes comunales, campesinos, obreros, sabotaje al sistema eléctrico, a instalaciones petroleras. Y sobre todo, la campaña de contra información mediática a nivel nacional e internacional.

Después del Paro Petrolero, en al año 2002 se inicia un proceso de “guarimbas” fomentado por pequeños grupos de oposición, organizados y entrenados por ex militares golpistas (Néstor González González y otros conocidos por todos), paramilitares y agentes de la CIA. Es el primer ejercicio organizado de la guerra de guerrillas urbanas, ya planificado por la CIA para Venezuela, siguiendo el modelo Serbio y árabe. Estas acciones vienen acompañadas con cacerolazos, llamados a marchas, caravanas, concentraciones, etc.
A esta grave situación hay que agregarle la amenaza de Uribe de realizar una acción militar contra territorio venezolano.

En el año 2004 captura a 88 paramilitares en una finca de Miranda, traídos especialmente para atentar contra la vida del Pte. Chávez...o en su defecto, contra Nicolás Maduro o Diosdado Cabello.

Para el mes de septiembre del 2008 la oposición realiza guarimbas previo la elección presidencial del 23 de noviembre, en la cual los estudiantes incendian El Parque Waraira Repano, se enfrentan a la GNB y a la PNB., con el fin de crear un clima de caos y producir la derrota electoral de Pte. Chávez. Es la fase de práctica para el combate ya que en ella participan estudiantes, delincuentes y pandilleros preparados militarmente en España, Alemania y otros con entrenamiento por paramilitares en Colombia y militares golpistas venezolanos. (A propósito, es un secreto “bien guardado” que el Gral. N. González González estuvo de visita en la casa de gobierno del estado Lara, invitado por el Gobernador Henry Falcón, los días previos próximos al 23 de noviembre del 2008…, al igual que a Leopoldo López mientras estuvo prófugo…”el pueblo lo dice y tiene razón…”)

A finales de 2009 se inicia una guerra económica producida por la quiebra fraudulenta de algunos bancos de Venezuela, con la finalidad de crear desestabilización económica e inseguridad entre los ahorristas de Venezuela. Esta situación fue ampliamente difundida por las cadenas mediáticas internacionales augurando una catástrofe financiera en nuestro país.
Durante todo este tiempo, hasta la fecha que escribo este artículo, la guerra tecnológica ha aumentado progresivamente, jaqueo de cuentas de entes oficiales, de personeros importante del gobierno, de la plataforma de CANTV, de los celulares, de las redes sociales….de la banca privada y pública.

El 11 de noviembre del 2013 se activó el plan “guarimba” contra la victoria electoral de Maduro convocado por H. Capriles Radonski. En ese momento quedó demostrada la capacidad letal, económica y organizativa de la oposición “fascista” al sembrar de terror a la población venezolana, incendiando casas del PSUV, quemando CDI, sedes de Misión Barrio Adentro, instituciones oficiales, escuelas, destruyendo urbanismos, plazas, parques. La guarimba organizada y entrenada por paramilitares, mercenarios israelíes, norteamericanos, militares venezolanos entra en acción. (¿Qué será de la vida del Gral Rivero y del Rambo guayero Gral. Angel Vivas?). 12 humildes venezolanos perdieron sus vidas y otros más resultaron heridos por manos de desalmados delincuentes al defender el legado de nuestro Comandante Supremo Hugo R. Chávez. Honor a esos patriotas.

Por fin llegó el lobo….El actual clima de violencia que desde el 12 de febrero del presente año ha afectado la población venezolana, en especial algunos pequeños espacios ocupados por habitantes de clase media, pequeña burguesía y personas con recursos económicos es un episodio más de la guerra de cuarta generación que el imperio ha declarado a la revolución bolivariana. Es quizás la batalla que da inicio a la guerra generalizada, ya que el imperio se juega el todo por el todo. Es enorme la cantidad de dólares que han invertido tanto la burguesía nacional, como los gobiernos de Panamá, Estados Unidos, España y otros para revertir el proceso revolucionario socialista bolivariano. Hasta ahora se han producido 41 muertos entre trabajadores, efectivos de la FANB, PNB, dirigentes sociales, estudiantes, más de 200 heridos, destruidos estaciones del Metro, autobuses, instalaciones deportivas, CDI, sedes de organismos oficiales, edificios públicos y privados, detenidos…y pare Ud. de contar.

Adaptando el modelo usado en Siria y Ucrania, el imperio ha decretado la guerra definitiva al gobierno de Venezuela la cual la ha hecho oficial en boca de personeros del gobierno norteamericano. Se ha pronunciado a favor de la defensa de los derechos humanos de los violentos guarimberos, la amnistía para los presos por daños a cosas y asesinatos a personas, la derogación de la ley de precios justos, etc. En fin, mostró la verdadera cara del imperialismo. Ha armado a los grupos violentos, transferido recursos económicos, apoyado con tecnología de punta, asesoramiento técnico en táctica de guerra no convencional y uso de equipos bélicos. Ha penetrado los equipos de comunicación e infiltrado los cuerpos de inteligencia y seguridad del estado. Todo esto bajo un plan perfectamente diseñado.

Si todo esto que describo es del dominio público, Si desde hacia tiempo se conocía el plan macabro del imperio de una guerra de cuarta generación, por fases, contra el pueblo venezolano, Si desde los colectivos y redes sociales se denunciaba la presencia de “paracos” en el territorio nacional, Si incluso los norteamericanos habían anunciado acciones contra Venezuela, Si todo esto es verdad, entonces ¿cómo es posible que hayamos llegado al momento actual de la guerra asimétrica contra nuestro país? ¿Acaso no fue posible infiltrar a los grupos violentos a fin de detectar cuales son los proveedores de armas, logística, recursos económicos? ¿Cómo pudieron penetrar los armamentos tan sofisticados sin que nadie se diera cuenta? ¿Cómo pudieron circular vehículos blindados donde portan armas, equipos militares, sin que nadie sospechara de ello? ¿Cómo se realizan las operaciones financieras si hay una ley de bancos que impide movilizar grandes cantidades de dinero? ¿Dónde y cuándo recibieron esa preparación militar y esa capacidad de movilización? ¿De dónde se surten de gasolina? Estas y muchas otras preguntas circulan de boca en boca en los círculos chavistas. Es decir, parecieran que no conocen la conseja ”….si lo matan es por descuidado”

Por otra parte, hasta ahora hay 75 efectivos de los cuerpos de seguridad detenidos por “violar los derechos humanos de los detenidos”. Es cierto que hubo una situación adversa en la cual se detectó que efectivos militares, policiales y civiles formaron parte de la conspiración…pero creo que, mientras los violentos deambulan libremente, usando sus blackberry, ipod o table, comiendo pizza, consumiendo coca y disfrutando el dinero que le dan por guarimbear, los compatriotas que exponen sus vidas, reciben insultos, agresiones, golpes, piedras, etc., son sometido a juicio por cumplir con el sagrado deber de mantener el orden y salvar la patria. La verdad es que no entiendo nada.
carrodcas@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 13031 veces.



Carlos M. Rodríguez C

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a186907.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO