La caminata

Construir una política es un proceso relativamente complejo. No basta con leerse una docena de libros, o revistas o articulos relativos a cualquier tema de las ciencias políticas u oír con frecuencia o no a quienes de esa materia saben alguna cosilla. Es preciso, entre otras cosas, sentido común, circunstancia que no la venden en farmacias o centros comerciales. No menos importante resulta conocer la idiosincrasia de la población, de sus diversos sectores sociales. Tampoco está demás conocer algo de la historia local, regional y mundial, pero la de verdad, no la prefabricada y adecuada a los intereses de los bloques culturales dominantes. "Patear" la calle y oír o saber oír las opiniones de la gente, de toda, no solo un sectorcillo del este del este de una ciudad, es sin duda un ingrediente valioso, como valioso es conocer sus expresiones culturales en el sentido más amplio. Y con todos esos factores juntos y seguramente otros tantos, conociéndolos, aun es dificil elaborar una política acertada y no menos difícil es colocarla en la calle exitosamente.

En las últimas dos o tres semanas he leído las declaraciones o los artículos de la media docena de "pensadores" de la derecha fascista criolla. Todas, sin excepción, hablando o escribiendo en contra de, o criticando sin argumentos veraces todo lo que hace nuestro gobierno. O mejor dicho, lo que hace el Presidente Maduro. A pesar de que millones de veces, hasta el cansancio, criticaron, despotricaron, mintieron o falsearon las políticas impulsadas muy acertadamente por nuestro comandante eterno, Hugo Chávez, y siempre se equivocaron y todo les salió al revés, nunca pudieron entender que era necesario tener una política por la cual luchar. Que alimentar el odio contra Chávez y ahora contra Maduro, no es suficiente. Es una actuación política visceral, irracional, con un marcado toque psiquiátrico: disociación psicótica. El poderoso aparato mediático logra muchas veces llegar a vastos sectores de la población e incluso emponzoñarlos por un tiempo, corto o largo. Ciertamente el odio, la sed irracional de poder, la mezquindad individualista, la lujuria de lo material ha construido imperios. Pero también hace 2013 años nació una filosofía del amor, de la solidaridad, de la justicia, de laequidad, de la inclusión. Que en siglos recientes se le dio carácter científico, metodológico. Entre otras cosas enseño que no se trataba solo de interpretar la historia, sino que resulta indispensable transformarla, para que finalmente sea humana. El Chavismo es eso, construir una Patria soberana, humana, solidaria, incluyente, socialista. Y su legado es el camino a recorrer para consolidar lo lorado y alcanzar objetivos mayores. Y aunque les duela oirlo o leerlo, hoy tenemos PATRIA.

Hace tres o cuatro días el bobo decía que la Ley Habilitante había nacido podrida. Capaz que debe sentir mal olor, pero es de oler lo podrido de su propio pensamiento. Incapaz de proponer nada positivo. La pobre Maria Corina, con su facies de estética, pareciera que siempre está pujando, pero no le sale ninguna idea que valga la pena. Cara e' loco mejor sería que no le dejaran hablar o que le escribieran los textos, porque sus barbaridades son proverviales. El candidato derrotado, amenaza más que borrachito de botiquin. Pero que bueno sería que se ocupara de atender los miles de problemas que tiene el estado Miranda. El pobre Ledezma es de los que si se devolviera para AD, no lo recibiría ni el portero. Ya lleva 12 millones de bolívares fuertes gastados en viajes al exterior; los caraqueños ruegan porque se valla.
La locura de los que dirigen la oposición los llevo a defender a los acaparadores, a los especuladores, a los corruptos. Otra forma de decirlo es que su política lleva implícito o lleva la marca de la corrupción, del acaparamiento, la desestabilización del País. Y no se les ocurre nada mejor que convocar una manifestación contra el gobierno del Presidente Maduro por su lucha contra los especuladores, contra la corrupción, contra la Ley Habilitante incluso aplaudiendo la injerencia del gobierno gringo en esta materia (colaboracionismo). Y hoy fué la manifestación. Oí por ahí (habría que constatarlo) que algunas boutiques vendían un combo para las damas que incluía unos zapatos deportivos y anatómicos, de los que evitan callos y juanetes, shorts cacheteros, franelas que decían "están acabando con la economia" (¿de quien?), unos sombreros de los que les decían "pavas" para protegerse del sol y por supuesto portector solar No 75 para evitar insolaciones. Un pana chavista me decía que le gustaba ir a esas convocatorias porque se daba un banquete de aromas de perfumes franceses. Lo llamé esta tarde y le pregunté: como estuvo la movilización de la oposición? y me dijo ¿movilización? que generoso eres tu. Esto fue una simple caminata y escasita. Ve las fotos de noticias 24, hay hasta fotos de gente bostezando, de lo aburrida que estuvo. Una pobre caminata.....

Colgué el teléfono y me quedé pensando mientras buscaba noticias. La verdad es que la derecha nunca ha sido o casi nunca, buena para las movilizaciones. Esto no puede confundirse con su realidad votante. Porque votando si son eficaces. Pensé que ojalá que mis camaradas no piensen que ya la oposición está derrotada. No. Como decía nuestro lider Hugo Chávez, hay que dar la pelea hasta el out 27. El triunfo de los patriotas el 8-D debe ser inequivoco como la batalla de Carabobo. La consigna : "todos somos Chávez" será verdad si damos la pelea perfecta y triunfamos arrolladoramente el 8 de Diciembre.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1614 veces.



Roger Capella Mateo

Médico, gremialista. Fue ministro de salud en el gobierno bolivariano.

 rogercapella@gmail.com

Visite el perfil de Roger Capella Mateo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: