Las banderas de la oposición venezolana son de papel toilet

Las banderas de la armada Brancaleone que es la oposición venezolana son de papel tualet. La conducta de la oposición venezolana es lo más parecido a la clásica película italiana rodada en 1966, que fue dirigida por Mario Monicelli, uno de los maestros de la comedia italiana. Los actuales dirigentes opositores, aristócratas de pacotilla, fueron educados por sus padres en los tiempos del comienzo de la descomposición de la IV República, para asumir las riendas del país y asegurar el continuismo del dominio de la vieja oligarquía ante el inevitable derrumbe del régimen puntofijista. Depositaron en sus cerebros, maltratados por tanto consumo de sustancias psicotrópicas con las cuales aliñaban su eterno bonche en su Venezuela saudita, toda una carga ideológica neoliberal, cuyo buque insignia para esa domesticación fue una “biblia” escrita por Marcel Granier titulada: La Generación de Relevo Vs Estado Omnipotente que se convirtió en su credo, complementado por el imprescindible aderezo de los infaltables cursillos seudoacadémicos del IESA, de donde recibieron sus variospintos cartoncitos de asistencia.

La oligarquía venezolana, aliada en condiciones de peonaje del imperialismo norteamericano, no pudo calcular la formidable fuerza del pueblo heredero de Bolívar, que se desató con furia telúrica desde el 27 de febrero de 1989 hasta hacerse poder con el liderazgo del Comandante Supremo, Hugo Chávez, en la Revolución Bolivariana. Desde entonces comenzaron a salir, en cómico despliegue, los caballeros que había entrenado la oligarquía; por allí andan reclamando una presunta herencia que les fue arrebatada: para ellos un feudo llamado Venezuela. Como en la película la Brancaleone recurre al apoyo de un puñado de bandoleros muy miedosos pero ambiciosos (léase Ledezma, Ismael García, Mardo, Michelangelli, Marcos Figueroa, etc.) que sólo buscan huir de la furia del pueblo. La Brancaleone, igual que su copia en la oposición venezolana, causa situaciones irónicas y jocosas, mientras que su grupo de bandoleros busca concretar su misión recurriendo a la demagogia barata para evitar correr grandes riesgos.

Si no fuera por los innumerables daños que le ha hecho a la Patria tratando de lograr sus objetivos antinacionales, y sin dejar de tomarla en serio, pudiéramos calificar a esta oposición ridícula e ignorante, como la llamó el martes pasado la diputada Blanca Eekhout, de una Armata Brancaleone criolla, para usar el término que se acuñó en Italia para designar a un grupo militar destinado fatalmente a la derrota. Todos hemos sido testigos de tantos disparates cometidos por esta oposición, como ese, de ahora, cuando apuesta todo al papel tualet para derrotar a la Revolución.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2332 veces.



Irán Aguilera


Visite el perfil de Irán Aguilera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: