El bobo

Hace unos días, vi de nuevo, "La lengua de las mariposas", hermosa película, paradójicamente espeluznante, dramática y pedagógica. Sobre todo si pensamos en el momento actual Venezolano. Aparece un tipo, que vestía de negro, protegía a su pequeño hijo en sus "excesos" y se enfrentaba al maestro de la escuela por su cultura libertaria. Un adinerado del pueblo. Un bobo. Era el "fachas" de la película. Si a este personaje, le quitas el sombrero, probablemente sea calvo. Y sin bigotes, se parece al bobo de la Mud.

En semanas pasadas lo vi en el canal de la Asamblea Nacional, con su habitual sonrisita sardónica, levantando un cartelito y haciendo círculos en el aire con el índice de su mano derecha al lado de la sien, calificando así de desquiciados a la directiva de la Asamblea, en una clara actitud provocadora. Como parece ser su postura frecuente en las sesiones del órgano legislativo. ¿Tremendismo? No, nada que ver. Es un estilo pasado de moda, como las repisas de carrete de hilo. Luego hace una cínica intervención, dirigida a encubrir, a ignorar los corruptos de su organización, específicamente del asistente de su derrotado candidato presidencial. Luego, con gran histrionismo, casi con lágrimas de cocodrilo, dice....”que pensaran mis hijos si ven este espectáculo". Y será que no le preocupa que pensarán sus hijos de un padre cómplice de un golpe de estado, que causó tantas muertes, cómplice de un paro petrolero y patronal que causó tantas y cuantiosas pérdidas a la Nación Venezolana. No le dará vergüenza que sus hijos sepan que apoyó la masacre de once compatriotas para saciar la arrechera de su enloquecido y derrotado candidato presidencial. Sólo por citar tres vergonzosas situaciones. Sólo un bobo, pero un bobo poseido por la maldad, puede no importarle lo que piensen sus hijos de él en algún momento.

Busqué en diccionarios y del bobo se dice que es de muy corto entendimiento y capacidad. Consulté con varios psiquiatras amigos, que después de tanto analizar, uno dijo, mira, más que bobo es fascista. Su carencia de ética ni de moral, les permite mimetizarse, incluso parecer un bobo.

El martes 24, nos enteramos, gracias al periódico más ecuánime, equilibrado, modelo pedagógico de los comunicadores sociales, el Correo del Orinoco, que este ciudadano se opone rotundamente a los acuerdos realizados por nuestro Presidente Nicolás Maduro y un valioso equipo asesor con la República Popular China, país que representa al 20 % de la población del planeta y que aun teniendo sólo el 9 % de la tierra productiva del planeta, hoy constituye la Nación económica y socialmente más pujante del mundo, cuya importancia sólo un bobo puede ignorar. Peor todavía el argumento para justificarlo, con la especie de que esa deuda "gigantesca" compromete al pueblo Venezolano. Busqué y busqué y no conseguí por ninguna parte una opinión de este bobo fascista cuando la deuda externa venezolana comprometía la mitad de nuestro presupuesto. Y para completar apoyaba irrestrictamente la política petrolera de los diferentes gobiernos cuarto republicanos, de regalar nuestro petróleo a USA a 10 dólares. Y de postre, calló escandalosamente sobre aquella clase política que se lucró con la rentica petrolera y que logró colocar capitales en bancos extranjeros de proporciones escandalosas.

Ahora se escandaliza por los gastos en el mantenimiento del avión Presidencial, pero le importa un comino el desperfecto con el que regresó dicho avión y que pudo comprometer la vida de nuestro Presidente. Creo que hasta defiende la compañía francesa. Y afirma que en vez de hacer esos gastos y ese viaje, porque el gobierno no se ocupa del "desabastecimiento" y la "especulación". cuando en realidad está gozando una esférica por eso y por la violencia inducida, por las guarimbas, los paros y huelgas, por el saboteo de energía eléctrica y agua. Se hace el bobo el fascista.

Lo grave de estos personajes, es que pueden parecer bobos.....pero cuando pueden echar el zarpazo.....ocurre lo que es el final de la película "la lengua de las mariposas". Los ejemplos vividos o sufridos en el siglo pasado y lo que llevamos de éste sobran y son por demás elocuentes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2153 veces.



Roger Capella Mateo

Médico, gremialista. Fue ministro de salud en el gobierno bolivariano.

 rogercapella@gmail.com

Visite el perfil de Roger Capella Mateo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: