Algo huele podrido en la derecha

La semana que acaba de transcurrir ha sido catastrófica para la derecha. El sálvese el que pueda se apoderó de los grupos opositores. Aunque viene de atrás la crisis dentro de la mal llamada Mesa de la Unidad estalló a raíz de los pobres resultados del simulacro electoral y de la discriminación de la cual son objetos los partidos de la IV República en la presente campaña electoral.

Pese al despliegue de medios y recursos de los cuales disponen a granel la oposición no pudo movilizar a su supuesta militancia hacia los centros de votación y dejaron que el chavismo los arrollara en una proporción de 7 a 3. Lo que se llama una paliza. Esto generó un malestar sobre todo en los partidos adecos y copeyanos que los ningunean a la hora de subir a la tarima del candidato majunche y empezaron a reclamar al comando de campaña por qué tienen encaletado el Plan de Gobierno de la derecha que ya el Pueblo denominó El Paquetazo. Comenzaron entonces a filtrarse páginas completas de la Agenda oculta de los fascistas criollos y ahí empezaron las protestas de los aliados que reclamaban airados que no se iban a calar un Plan donde desmantelan al Estado para que los ricos sean más ricos.

El primer en destapar la olla podrida del paquetazo neoliberal fue David Delima, después vino la expulsión del diputado William Ojeda de las filas de Un Nuevo Tiempo, UNT o un Nuevo Adeco, como les guste llamar a esta agrupación, por el hecho puro y simple de exigir que se hiciera público el Proyecto de Gobierno del equipo del candidato opositor. En menos de una hora Primera Justicia ordenó a UNT que expulsaran a Ojeda y así se hizo. Antes que los botaran un sector de la agrupación Piedra y otros tres grupos electorales procedieron a retirar su apoyo al candidato de los ricos.

La MUD actuó en el mejor estilo autoritario, fascista, con la intolerancia que caracteriza a la derecha en cualquiera latitud donde se encuentre. Es conocido que la derecha no concibe la discusión como intercambio de ideas, lo interpretan como un insulto a la autoridad constituida. No piden opinión solo exigen obediencia ciega y fanática. Y esto lo conoce el candidato majunche mejor que nada ya que él proviene de una secta fanatizada como lo es Tradición, Familia y Propiedad famosa por el lavado de cerebro que efectuaban a los adolescentes y jóvenes que los obligaban a odiar a todo el que no fuera blanco y rico. La intolerancia en el mejor sentido de la palabra.

Es indudable que quienes campean en el campo opositor a su antojo son los dirigentes de Primero Justicia, un partido que es fiel expresión de la corruptela de PDVSA en tiempos de la IV República, gracias al financiamiento extranjero y al apoyo de los grupos económicos locales y su objetivo es desmantelar y privatizar las riquezas de todos los venezolanos.

Hacer que los ricos sean más ricos. Pero quien le puso la guinda al vaso fue el diputado opositor Caldera sorprendido en pleno guiso y honrando las prácticas corruptas con las que nació Primero Justicia. No es un hecho aislado ni una casualidad. Así funciona la derecha.

Ante esta debacle de los derechistas criollos es necesario redoblar nuestras tareas de captación de votantes, cada compañero en cada patrulla debe lograr 10 compatriotas que voten por el Comandante Hugo Chávez, intensificar el puerta a puerta para asegurar el triunfo el 7 de octubre.

El domingo 7 de octubre el pueblo de Venezuela dará su apoyo decisivo al Comandante Hugo Chávez y aplastará la intentona fascista de asaltar el poder.

Ya empezó a desmoronarse la candidatura del Majunche.



@LucartJesus


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1224 veces.



Héctor Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a150327.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO