Eladio Aponte y la MUD

“Dios los cría y el Diablo los une” dice un adagio popular.

Resulta que al abogado penal Alberto Arteaga, defensor de varios ilustres delincuentes de la IV y V Republica – lo demuestra el hecho de haber huido del país o escudarse en la figura del asilo político, para evadir la justicia – sus compañeros de la MUD lo han nombrado coordinador de una comisión que denominan de “Alto Nivel y seguridad Ciudadana”; en un 1er comunicado, acaba de “descubrir” y por tanto anuncia al país que la administración de justicia en nuestro país es ineficiente porque han existido “tribus” integradas por jueces y fiscales (le falto incluir los bufetes de abogados) que responden a intereses de grupos económicos vinculados al acontecer político. Claro, como el lo acaba de descubrir, no puede anunciar que dichas “tribus” existen desde el siglo pasado.

El abogado Alberto Arteaga, por su basta experiencia penal, conoce que esa ineficiencia es en parte consecuencia de la corrupción imperante en la IV Republica, que trajo consigo la impunidad producto de la degradación de la ética relativa a los principios de la moral de muchos abogados, que n lugar de aceptar el Derecho como su razón de ser, para juzgar y sentenciar a favor de la seguridad ciudadana, lo que privo fue intereses económicos y/o políticos. El coordinador de la Comisión, tendrá presente que primero se es abogado para luego ser fiscal o juez.

Ud. hace un flaco servicio a la verdad, a la justicia y al país, cuando miente al afirmar “que es hoy cuando el sistema de justicia es ineficiente”. Ud. subestima la memoria histórica del pueblo.

Ud. se contradice al afirmar que es por la politización en la administración de justicia que existe impunidad y sin ningún pudor, casi se llama a votar por su candidato, el de la MUD; porque según Ud. el pueblo debe creer que la MUD no es un partido político que aspira administrar la renta petrolera, sino una cofradía religiosa, preñada de buena voluntad para el rescate de la justicia

El pueblo tiene conciencia de lo fundamental que es para la democracia verdadera, que la Administración de la Justicia sea proba, para garantizar el derecho, la justicia y la libertad. El presidente Chávez ha demostrado su apego a la Constitución y las leyes, como Jefe de Estado ha llamado a los otros Poderes par que ejerzan sus atribuciones; es parte de sus obligaciones velar que el Estado todo funcione oportunamente.

Ud., sospechosamente omite en su comunicado-declaración, las medidas administrativas y disciplinarias que ha tomado el Tribunal Supremo de Justicia como consecuencia de las actuaciones del delincuente Eladio Aponte. Ya suman cinco (05) jueces destituidos y otros han sido trasladados de tribunales.

También TSJ ha destituido a Jueces de Control y de Juicio, por irregularidades en los casos de la escueza Afiuni y por el caso del Secretario de Seguridad “Mazuco”

Según fuentes del TSJ más de 25 jueces han sido destituidos.

El pueblo conoce las irresponsables actuaciones de voceros de los partidos, ahora integrantes de la MUD, incluido el candidato Capriles; antes, durante y después del golpe de abril y del paro-saboteo petrolero de 2002.

El PSUV tiene claras las dos estrategias que desarrolla la MUD: una, participar el 7/10; para ello ha hecho una oposición extremista con el único objeto de polarizar a la población y, la otra, es ante la manifiesta aprobación mayoritaria de la gestión del presidente Chávez. Los números no les dan, Uds. han venido creando mediaticamente unas hipotéticas condiciones que generen la ingobernabilidad. Por ello tratan de falsear la realidad, incluso en el exterior de instituciones claves como el CNE, FANB y TSJ.

En este escenario Uds. solicitaran a la OEA, la aplicación de la llamada Carta Democrática, al Gobierno de Venezuela. En esta hipótesis, los EE.UU. impondrán a Ramón G. Aveledo, su hombre de mayor confianza.

El Departamento de Estado es experto en desestabilizar gobiernos, la MUD tiene su reconocimiento, apoyo y asesoria.

En el comunicado, de la Comisión de Alto Nivel, se hace referencia a un candido informe de los EE.UU. donde supuestamente “el 51% de la droga que ingresa a Europa, sale de Venezuela” y preñados – los dos, el Alto Comisionado y el Departamento de Estado – candorosamente de una pureza de animo inmaculada, descubrieron que “las estadísticas indican que el trafico de droga, constituye una de las causas principales de la inseguridad que sufre el país”.

Falta poco para que la MUD coincida con el Gobierno de los EE.UU. en condenar a Venezuela como un “Estado forajido” es probable que en próximos comunicados, se atrevan.

Si fuera verdadera la preocupación por la inseguridad ciudadana, la comisión tendría que solicitarle al Gobierno de Colombia, que sea más eficiente en erradicar la producción de droga y eficacia en el uso de la fuerza para evitar que esos delincuentes utilicen la frontera con Venezuela, un país amigo, para traficarla; pero su interés es alcanzar el poder, sin importar los daños que ocasionen al país.

Continuando el desarrollo del plan b, el Diputado Américo de Grazia, directivo de La Causa R, el partido del candidato de la oposición a la Gobernación del estado Bolívar; la MUD le asigno la tarea de tratar de enlodar el prestigio de la FANB. Lo que no lograron sus asesores con las computadoras de Raúl Reyes, el diputado De Grazia aspira lograrlo con un informe que esta solicitando a la DEA, sobre supuestos testimonios del ex magistrado prófugo de la justicia. Además solicita con urgencia la colaboración del gobierno de los EE.UU. para que en Venezuela, se pueda sancionar a los funcionarios que no brindan seguridad a los ciudadanos, es decir, a los funcionarios que violan los derechos humanos.

En el comunicado Nº 1, la MUD también denuncia “las serias limitaciones que en el país tiene el Estado de Derecho”

Es evidente el parecido al patrón seguido en Libia y Siria. La única diferencia es que allá, los iguales a un sector de la MUD reciben las armas de gobiernos vecinos títeres de corporaciones internacionales petroleras, con el beneplácito de la ONU; en Venezuela, la equivalencia es la delincuencia organizada; mafias con muchos recursos provenientes de la droga, que han sido lavados y que necesitan a “personajes” como Eladio Aponte y otros, que una vez hecho “su trabajo” son protegidos por el gobierno de EE.UU. ¿Cuántos mas habrán?

El complemento del plan B, es exaltar mediaticamente la delincuencia para generar la sensación de ingobernabilidad.

Con el convencimiento en la MUD de que no volverán el 7/10, la desestabilización tratarán de incrementarla.


PSUV, atento para frustrar el plan B.


Legislador PSUV – Estado Bolívar
gmesino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1721 veces.



Guillermo Mesino


Visite el perfil de Guillermo Mesino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Mesino

Guillermo Mesino

Más artículos de este autor