Acción Democrática fue pura pérdida

Venezuela está  predestinada a ser una prospera nación y para eso allí está  su pueblo, sus trabajadores, sus riquezas naturales y la sobresaliente posición geográfica que ocupa al Norte de la América del Sur. Un vaticinio de ello estuvo en lo que hizo el caraqueño inmortal al poner al servicio del país su fortuna, voluntad, esfuerzo y espada al servicio de la patria.  Simón Bolívar para hacer lo que hizo contó con el empuje de un pueblo que quería ser libre y que estaba lleno de valentía, siendo así como logró imponerse a gigantescos obstáculos. ¿Quién pudo haberse imaginado que aquellos hombres mal entrenados y equipados en asuntos de guerra conseguirían vencer a las fuerzas militares de España, uno de los más poderosos imperios de la época?

Hay que estar claro que  nuestro Libertador no hizo más por Venezuela y otros países del Sur, primero por su precaria salud y la actitud de algunos traidores y conspiradores venezolanos que atentaron contra aquel coloso de la libertad, la democracia y la unión de estos países sureños de la América. Y es por tal convencimiento, que al sentirse sumamente adolorido y avergonzado por lo que le hicieron al héroe, José Martí, patriota cubano algunos  años después dice: “Lo que Bolívar no hizo está todavía por hacer en América” La traición a Simón Bolívar ocasionó que los cabecillas de aquella pérfida acción se cogieran el país y también quisieron apoderarse de la voluntad del pueblo haciendo todo cuanto fue posible por arrebatarle su pasión libertaria, para lo cual emplearon cotidianamente el suplicio físico, espiritual y económico, fue así como el pueblo dominado de esta forma se fue aletargando; y los nefastos y corruptos políticos al ver su conformismo comenzaron a llamarlo despectivamente: JUAN BIMBA.

 
De tal manera que para algunos gobernantes mal intencionados, miraron a Juan Bimba como un personaje sumiso, arruinado, mal educado, muerto de hambre y sin moral, y así ellos miraron durante mucho tiempo  al pueblo humilde  de Venezuela. A Juan Bimba, algunos gobernantes lo consideraron como un desecho humano, alguien sin ninguna oportunidad de llevar una vida digna y así lo dibuja  el gobierno  en la tarjetas de votaciones de color negro que les correspondió utilizar según el Consejo Supremo Electoral en 1.963,  para la elección del presidente se utilizaba una tarjeta grande y para elegir a los congresistas una pequeña.  Eso ocurrió así debido a las constantes peleas internas y  el nombre del partido  Acción Democrática fue usado por 2 grupos adecos, uno fue AD-gobierno y el otro fue AD-oposición. AD-gobierno dibuja en su tarjeta a Juan Bimba vestido con un harapiento liquilique blanco, sombrero de cogollo, en alpargatas, con un bollo de pan en el bolsillo, macilento y con una lastimosa expresión en el rostro. Por aquella época hubo muchas personas que usaron el mote de Juan Bimba jocosamente. Poco a poca la gente se fue dando cuenta que aquel mote era discriminatorio y humillante, por lo que a medida que pasa el tiempo deja de usarlo y más bien se le va dignificando y dando protagonismo al pueblo en sus luchas por superarse.  

Que diga el pueblo si no es verdad que con Chávez se le ha dado preeminencia a su condición de hombre o mujer que lucha diariamente por sacar adelante a su familia y que por eso él se ha dedicado a protegerlo con programas sociales que la revolución llama misiones, son más de una decena de ellas que van directamente a beneficiar principalmente a la llamada clase humilde, vea como la Misión Alimentaria. Misión Educativa. Atención Médica en todas sus facetas. Incremento en los ancianos a recibir su pensión de vejez. Misión Sonrisa. Examen de la vista y provisión de los lentes necesarios a quienes los necesiten. Intervención quirúrgica de todo tipo. Misión Robinson. Misión Ribas. Misión Miranda. Misión vivienda, y otras más.        Es verdad que algunas cosas no funcionan como debiera ser, pero es seguro que a corto tiempo eso se resolverá, más temprano que tarde, y si  quien por algún descontento con el chavismo piensa que otro presidente en el próximo período será más eficiente que Chávez, está muy equivocado y deberá de bajarse de esa nube para que se de cuenta que de ser el presidente algún candidato de la opositor, se terminaría totalmente con todos los beneficios sociales que el pueblo ha obtenido y aquí se instalaría la más espantosa corrupción y Venezuela pronto iría a la ruina. Lo mejor que le puede pasar al país es seguir confiando en Chávez y darle una inmensa cantidad de votos para su reelección como presidente de Venezuela.  El pueblo deberá seguir siendo el protagonista en esta Venezuela Bolivariana al reelegir nuevamente al Presidente Hugo Chávez Frías.                                 

Junio de 2.011

joseameliach@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1981 veces.



José M. Ameliach


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a124789.htmlCd0NV CAC = Y co = US