¿Quién cuenta con un outsider?

Uno de estos días de carnaval conversando con algunos amigos en Barquisimeto sobre las elecciones presidenciales del 2012, lanzamos una hipótesis, o más bien una especulación, que generó cierto interés entre los presentes: la posibilidad de que el chavismo y la oposición sean sorprendidos por un candidato desconocido o de muy bajo perfil político, es decir, lo que llaman los gringos un outsider.

En verdad la reunión no tenía ninguna intención “conspirativa” sino más bien compartir una tertulia, solo que después de hablar de fútbol, literatura, música, mujeres y otras veleidades excéntricas terminamos discutiendo sobre política, algo nada extraño para el común de los venezolanos desde que Chávez asumió la presidencia de la República.

Durante el encuentro se dijeron muchas cosas dignas de analizar, pero lo del outsider causó gran interés y revuelo entre los amigos, todos chavistas por supuesto, ya que con la oposicionitis es casi imposible conversar estos temas sin que se rompa un vidrio.

Haciendo de politólogos empíricos manifestamos al grupo nuestra convicción de que ni los sesudos analistas del Psuv ni los bates quebrados de la oposición, están pensando seriamente sobre la posibilidad de que aparezca como un fantasma en la escena política algún candidato salido de las catacumbas del silencio mediático.

A decir verdad no nos parece descabellada la posibilidad de que en algunos sectores políticos de la extrema derecha se esté trabajando sotto voce en una candidatura alternativa que pudieran ensombrecer aún más la situación de la oposición que tiene suficientes dificultades para posicionar en la opinión pública una unidad que jamás ha existido.

Esa candidatura podría contar con el apoyo político y financiero de dirigentes descontentos de la extrema derecha y de pequeños grupos que han visto afectado sus intereses por las decisiones recientes tomadas por el presidente Chávez y por las instituciones del Estado como el Ministerio Público.

No cabe dudas de que la irrupción repentina de ese outsider haría aún más complicada las posibilidades de una oposición que por las circunstancias y los vientos que soplan está condenada al ostracismo político por muchísimos años, por lo menos mientras que el líder de la revolución bolivariana siga contando con el apoyo popular que tiene en estos momentos y que seguramente ha crecido algunos puntos en la clase media venezolana.


jhocas10@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1820 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor