¿Qué busca el anticomunismo en Venezuela?

El 4 de mayo de 1968, al llegar a Paraguay, el entonces presidente de Estados Unidos Richard Nixon le dijo al dictador Stroessner: "no conozco otra nación que se haya levantado más fuerte que la suya en contra de la amenaza del comunismo".

La primera proclama de Pinochet el 11 de septiembre de 1973 decía: “Las Fuerzas Armadas de Chile están unidos, para iniciar la histórica misión de luchar por la liberación de la Patria del yugo marxista”.

La Junta Militar Argentina en 1977 resumió así su doctrina: “El objetivo político de las Fuerzas Armadas es aniquilar el marxismo”.

Esas dictaduras atroces fueron las mismas que se confabularon en aquella transnacional anticomunista que fue la tristemente célebre Operación Cóndor, que significó la violación masiva de derechos humanos a nivel continental.

El pasado 5 de enero, la diputada a la Asamblea Nacional María Corina Machado publicó un comunicado donde manifestaba que “Llegó la hora de detener la imposición del comunismo en Venezuela, este comunismo que produce muerte, tristeza, oscuridad, que roba el futuro de nuestros hijos”.

El mismo día, una nota de prensa difundida por el diputado William Ojeda, titulaba: “Venimos a parar en seco al comunismo”.

Otros voceros de poderes fácticos, como la jerarquía eclesial y la cúpula empresarial, se han dado a la tarea de lanzar descalificaciones graves contra los ideales comunistas.

Esta campaña es una amenaza al ejercicio de la libertad de pensamiento y del carácter democrático y pluralista de nuestro Estado de Derecho y de Justicia. Qué pretenden, que se proscriban las ideas comunistas y que se nos extermine como ha ocurrido en países vecinos donde grupos paramilitares han asesinado a miles de militantes de izquierda.

El anticomunismo ha sido el caldo de cultivo de los peores engendros políticos de la historia contemporánea. El fascismo de Mussolini, cuyo nombre viene del garrote con que mataban a militantes comunistas y socialistas en Italia. El nazismo de Hitler, de horrible recordación para toda la humanidad.

Por eso hemos observado con suma preocupación la persistente campaña para demonizar estos ideales so pretexto de defender la democracia.

¡Con que cinismo pregonan el pluralismo y repiten que en Venezuela cabemos todos! Vaya demócratas que comulgan con la verborrea fascista.

Las autoridades no deben mirar este fenómeno con indiferencia. Sería muy grave que se dejara proliferar este discurso que estigmatiza un ideal altruista que afilia a muchas personas honorables en nuestro país.

Pero además, el anticomunismo ha sido usado por el imperialismo estadounidense para conspirar contra gobiernos democráticos e invadir países.

Reposa en el TSJ un Recurso de Amparo que introduje el lunes 17 de enero a las 9 a .m. invocando la protección de la garantía constitucional de libre pensamiento y pluralismo político. Espero que actúen a tiempo.


Constituyente de 1999
caciquenigale@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2655 veces.



Ildefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: