Oda al amigo

En vista de que el Presidente Chávez le rinde un culto casi fanático a la amistad, quiero reproducir un artículo que publicamos en un diario local el 5 de Sep. de 1991. 

   El amigo ha sido un tema que tradicionalmente ha inspirado grandes obras en el campo de la narrativa, la poesía y la música. Y ha sido tan poderoso su influjo, que casi no ha habido escritor, músico o poeta que alguna vez no le haya dedicado a este controversial personaje algunas de sus mejores creaciones. Las que en la mayoría de los casos, como lo demuestra aquel bolero que dice…”Me dijo así, yo soy tu amigo fiel, y en su palabra de honor, yo confié. En él creí, porque jamás pensé, que me robara el amor, que yo soñé. Amigo, vaya un amigo, que sabiendo que ella me estaba traicionando, me dijo, ella te ama, su obsesión es tan sólo, a tu lado volver. Mentira, era mentira, el amigo del alma, me robó su querer”.Las que en la mayoría de los casos, las mejores creaciones, repito, están dedicadas a reseñar sus pícaras hazañas como ladrón de corazones ajenos. Aunque a decir verdad, no son éstas sus únicas proezas. En realidad ha realizado otras un poco diferentes, que se relacionan con robos estafas, fraudes, estupros, atentados contra reputaciones ajenas y otras lindezas por el estilo.

   Ahora bien, no hay que ser incautos y creer que por el hecho de que este sujeto haya excitado la imaginación de algunos desocupados autores, tenga necesariamente que ser la síntesis de todas las virtudes y perfecciones humanas. Algunos ingenuos han pretendido exhibirlo así. Pero otros más realistas, dejando a salvo, por supuesto, a Lassie, Fliper y Chita, que afortunadamente no tienen nada de humano –¿acaso no reza el dicho que: “mientras más conozco al amigo más lástima me inspira la pobre y calumniada serpiente”?, lo han abominado y señalado como lo más dañino y pernicioso que pueda haber; incluso más que la peste negra y el cólera juntos. 

   Sin avalar esta última apreciación, que nos parece demasiado benévola y contemporizadora, de cualquier manera yo diría, que es preferible un buen enemigo, un buen enemigo de esos que no nos sonríen zalameramente por delante para luego encajarnos un cuchillo de carnicero por detrás, a un estupendo amigo que si lo trata a usted es sólo con la aviesa finalidad utilizarlo y exprimirlo hasta dejarlo más limpio que la conciencia de un gobernante criollo. Pero, además, en relación con un buen enemigo usted tiene la indudable ventaja de saber a qué atenerse, pues si lo odia hasta desearle la muerte, no se molestará en disimular sus fúnebres deseos. Ahora, usted verá si para complacerlo se muere o no. pero eso ya es cosa suya. En todo caso, si lo hace, si decide estirar la pata en homenaje a tan fraterna enemistad –acaso, según el mito de Caín y Abel, hay algo más parecido a un enemigo que un hermano?-, entonces suya y de nadie más será la culpa de que no pueda seguir votando por esos dos sólidos pilares del progreso social como son AD y Copey.

   Otra incuestionable ventaja que un buen enemigo tiene sobre el mejor de los amigos, consiste  en que si el primero habla mal de usted, si lo calumnia y difama, aunque muchas de las cosas que en su contra diga sean ciertas y reflejen fielmente su perversa –en el caso de que la tenga- personalidad, de cualquier manera nadie le creerá. La gente dirá, ante la acusación de que usted hace trampas en el ajedrez, por ejemplo, “claro, cómo no va a hablar de fulano si es su enconado enemigo”. Y así, aunque usted sea un pícaro redomado, capaz de cualquier fechoría, por indigna y vergonzosa que sea, continuará pasando, gracias a su consecuente enemigo, por un respetable caballero, por un honorable personaje, incapaz de hacer trampas en el ajedrez y de cometer otras fechorías menos refinadas y elitescas.

  En cambio con el amigo, cuya lengua para malponerlo ante los demás nunca se encuentra en reposo, sobre todo si usted ha cometido el imperdonable pecado de haber alcanzado un pequeño éxito en la vida y de haber triunfado donde él, genio de genios- fracasó, las personas dirán…”imagínate, cómo será de malo el tipejo ese, que hasta su mejor amigo, el mismo que tuvo la nobleza de convertirlo en confidente de sus desventuras y despechos amorosos habla así de él”. De manera que aunque usted sea la expresión más acabada de la virtud, que sea un santo varón y su canonización esté de antemano asegurada, de todos modos, gracias a su amigote, quedará como la persona más perversa y ruin del universo. Pero si por el contrario, si esa persona se equivoca y en vez de hablar mal de usted, como es su inveterada costumbre, lo que hace es expresarse elogiosamente de usted, si alaba un acto suyo o destaca cualquier rasgo positivo de su personalidad, entonces la gente, con esa seráfica bondad que la caracteriza, dirá…¡“claro, no lo va a decir!, ¿|acaso no es su mejor amigo

   Como se ve, pues, el amigo no es lo que se dice ningún negocio redondo. Ya que, como hemos visto, con él francamente no se gana una. Y no sólo por lo que hemos dicho, sino porque además es un lujo que únicamente se pueden dar los que tienen mucho dinero. Por eso es que yo no tengo amigos, porque en materia de munas estoy tan limpio como el puesto de emergencia de cualquier hospital del estado.

  ¿Leyeron bien los que por un dato equivocado aspiran a ingresar al inexistente círculo de mis amistades. Estoy limpio, no tengo ni una miserable puya. Y como no la tengo, tampoco poseo lo que sería algo así como una especie de mal inevitable de la riqueza: los amigos. Lo que viéndolo bien, no es ninguna desgracia que se diga. Por el contrario, ello es, como hemos visto, hasta una bendición, puesto que tal vez sea por eso que pese al programa “Hablemos con el gobernador”, al paquete de medidas económicas, a las huelgas interminables y al nuevo aumento de la gasolina y la luz, yo llevo una vida tan  tranquila que casi nunca me veo metido en dificultades. Eso sí, con la barriga pegada al espinazo por culpa de Carlos Andrés, pero tranquilo. Y eso, mano, ya es algo, un inestimable privilegio, en un país en el.que todo el mundo vive sobresaltado y preguntándose ¿hasta cuándo esta maldita pesadilla adecoco-peyana? 

Nota: Bueno, con motivo de la instalación de la nueva Asamblea Nacional la oposición dio a conocer cuál ha sido, es y será por siempre su programa de gobierno. Ese programa quedó claramente evidenciado una vez más al proponer para la presidencia del nuevo cuerpo legislativo a Mazuco. Un sujeto extraído de los bajos fondos cuya habilidad no es otra que la de asesinar, robar y traficar con substancias prohibidas, No se corrigen, porque su destino está marcado por un fátum maldito que los obliga, pese a su encorbatada presencia, a hacer del delito su forma natural de vida.  

  "Por algo su capo, esto es, Manuel Rosales, está huyendo. Con lo cual él mismo se está delatando. Ya que si fuera inocente de los delitos de los que se le acusa, se hubiera quedado para hacer lo que toda persona honesta haría en su lugar, es decir, limpiar su nombre acosta de lo que fuera. Y más aún, cuando el estado de derecho que hoy afortunadamente impera en el país, le garantiza un juicio justo e imparcial.
 
   Eso haría una persona honesta, repito, porque  para ella no habria nada por encima de su honor y reputación, que es lo mínimo que le puede legar a sus descendientes".  

Lema del comunismo: Dé  cada quien según sus posibilidades, y a cada quien según sus necesidades. 

Lema del socialismo: Dé  cada quien según sus posibilidades, y a cada quien según su trabajo. El que no trabaja no come.   

alfredoschmilinsky@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2158 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a115142.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO