Desde caracas

Dos tipos de cuidado

Cuando John Goicochea arribó al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar a bordo de un avión de Aeroméxico, no imaginó nunca que Omar Barboza lo iba estar esperando. Goicochea venía sonriendo, (dicen que la sonrisa le quedó desde que le entregaron el premio Milton Freeman, 500.000 dólares) y allí estaba Barboza.

El viejo líder adeco lo saludó y le ofreció cargarle el maletín, pero John Goicochea no aceptó. Barboza lo invitó a subir en su elgante Mercedez Benz y Goicochea aceptó.
Una vez dentro del lujoso vehículo, dicen que el joven quemador de palmeras, le preguntó a Barboza. ¿Y qué trampa me están montando ahora? El líder adeco sonrió y su diente de oro brilló dentro del Mercedez Benz. Luego le contó que estaba ahí de parte del compañero Henry Ramos Allup, quien como tú sabes, es un hombre que tiene siempre una estrategia entre manos. Ahí lo interrumpió Goicochea y le dijo: “Claro que sé, lo que me hizo a mí al sacarme de todas las listas no lo voy a olvidar nunca, después de todas las declaraciones que di, las marchas en que participé. Eso no lo voy a olvidar”.

Nuevamente Barboza sonrió y mostró su diente de oro. Y continuó diciendo: “Tú sabes que hay un tiempo para todo, por eso, Henry y yo pensamos que hay un tiempo para ti, pero todavía no ha llegado ese tiempo. Ya te conseguimos el Premio Milton Freeman para que te convirtieras en un vocero contra el régimen chavista y salieras en la prensa en Venezuela y el mundo, pero todavía no puedes estar en la Asamblea, vendrán tiempos mejores. Y te confieso que el compañero Henry Ramos no se pela, ese se las sabe todas. Por eso estoy aquí, para proponerte que te busques a los estudiantes y te pongas en campaña para las elecciones del 26 de septiembre y te garantizo que el chavismo se viene abajo. Te necesitamos para hacer bulla, eso sí, te garantizo que esta vez no te vamos a mandar a quemar palmeras. Vas a volver a los medios y a la calle, pero a hacer política, a ganarte el puesto para lo que viene, porque en este país se puede vivir de la política por mucho tiempo, amigo, aquí estoy yo y está Henry, como ejemplos.

Ahora el que sonrió fue Goicochea y preguntó ¿ejemplo para quién? Y siguió muerto de la risa. El chofer del Mercedez Benz también aprovechó para reírse y Barboza lo mandó a callar, y le dijo que se detuviera en Pollos Arturo, para tomarnos una vaina ahí.

Al bajarse del Mercedez, Omar Barboza le abrió la puerta a John Goicochea, quien se quedó sorprendido por el gesto. Después llegaron al local que estaba lleno de gente y buscaron una mesa. A Barboza le sorprendió que nadie en el local los saludara, y una vez que tomaron asiento, dijo. “Tenemos que salir más tiempo en Globovisión, porque por lo visto la gente nos está olvidando, nadie nos ha saludado, y eso es muy malo para lo que viene.

El chofer se acercó a la mesa con las bandejas con pollos y refrescos y papitas y “te sientas en otra mesa que John y yo vamos a hablar vainas confidenciales, le dijo Barboza”. Y entonces vino la propuesta: “Henry y yo te proponemos, Jhongo, que te unas a nosotros en esta campaña y después te vas a convertir en nuestro invitado permanente al país para hablar de cualquier vaina, y así te quedas viviendo en México con tu señora ¿Qué te parece? Y parece que Jhongo aceptó y por allí viene a participar en la campaña.


robertomalaver@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2069 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: