Hacia un Sistema Socialista de Salud

Las Distorsiones del Servicio Público de Salud en Venezuela


Un Sistema es un conjunto de elementos y/o entes interrelacionados y articulados. El movimiento, acción o decisión de uno o varios de ellos afecta en menor o mayor grado los demás componentes del Sistema, por lo tanto dicho evento influye en el desempeño del mismo.

Recientemente Elias Eljuri, Presidente del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), manifestó en el programa Dando y Dando que transmite Venezolana de Televisión, que de acuerdo a la encuesta realizada durante el último trimestre del año 2008, el "sistema" público de salud llega a 22 millones de personas y 7 millones de esos venezolanos elige los módulos de la Misión Barrio Adentro, de los cuales el 93,5% de esos venezolanos se sienten satisfechos con la atención que se brinda en dichos centros asistenciales.

Mientras tanto, en los ambulatorios el grado de satisfacción es de 75,4%, en los hospitales públicos es de 71,2%, en los clínicas y centros privados de 92,3% y en los restantes centros de salud se sienten satisfechos un 90,5%.

Asimismo, otra consulta reflejó que 81,8% de la población utiliza normalmente el sistema público de salud. De esta cifra, 23,7% asiste a los ambulatorios o dispensarios públicos, otro 27,1% emplea los centros de la Misión Barrio Adentro y el restante 31% utiliza los hospitales públicos.

La misma investigación del INE muestra que el presupuesto asignado para los Ambulatorios de Barrio Adentro es casi 8 veces el de los Ambulatorios Tradicionales y más de 17 veces del presupuesto asignado a los Hospitales Públicos, lo cual arroja un promedio de inversión anual por usuario de 84.77 Bolívares Fuertes para Barrio Adentro; 12.53 Bolívares Fuertes para los Ambulatorios Tradicionales y 4.24 Bolívares Fuertes para los Hospitales Públicos.

Las matemáticas, las matemáticas....diría el Comandante Presidente. No es necesario tener conocimientos profundos de estadísticas para darnos cuenta que nos encontramos ante una relación antisistémica que ha traído como consecuencia una distorsión preocupante en el servicio de salud venezolano, la cual se ha venido manifestando en distintas denuncias y reclamos provenientes de los usuarios y usuarias de los centros hospitalarios y ambulatorios públicos del país. La ultima, el vía crucis de las parturientas con el consecuente regaño del Comandante Presidente, el resultado, una solución compulsiva que en nada resuelve el problema sistémico existente.

La Misión Barrio Adentro, Ambulatorios y CDIs, prestan una atención primaria muy útil para una población objetivo que nunca había tenido ese tipo de cuidados, allí se realizan algunos exámenes especializados como TAC y RMN, Ecografía, Mamografía, Medicina Física, Rehabilitación y exámenes de Laboratorio, pero no se presta un servico integral. Los casos mas graves deben ser enviados a los Ambulatorios Tradicionales y Hospitales Públicos, aun cuando en Barrio Adentro se disponga de los materiales necesarios para atenderlos, mientras que en los centros tradicionales hay escasez de los mismos producto del irrisorio presupuesto asignado de cauerdo a las cifras de SIGECOF, pero aun así deben atender por ejemplo los casos quirúrgicos, los cuales son los que ameritan un mayor consumo de insumos médicos tales como medicinas, material médico-quirúrgico, ropa quirúrgica, equipos de alta tecnología y otros materiales esenciales.

Lo que muestran estas matemáticas requiere una toma de decisiones contundentes para lograr un verdadero Sistema Socialista de Salud. La solución esta a la vista, tenemos todos los elementos a la mano para lograrlo. Los ambulatorios y CDI de Barrio Adentro estratégicamente ubicados constituyen una gran decisión del Gobierno Bolivariano, son ágiles y están en contacto directo con el pueblo, pero lo que le falta fundamentalmente son los especialistas. No es casual que el mayor grado de insatisfacción mostrado en la investigación del INE sea la falta de Médicos Especialistas, un 59,4% de los encuestados así lo manifestó, mientras que un porcentaje mucho menor, 18.8%, alega la falta de medicamentos. Masificar la construcción de estos Centros con los recursos necesarios para una atención integral al pueblo, manteniendo debidamente dotados a los centros públicos tradicionales, debe ser un objetivo prioritario de la Revolución.

Una medida de esa naturaleza permitirá el comienzo de la construcción de un verdadero de Sistema Socialista de Salud que haga olvidar el servicio privado, solo hace falta la adecuada Articulación e Interrelación entre los organismos involucrados y la necesaria voluntad política del mas alto nivel gubernamental. Los recursos necesarios podrán ser obtenidos de las milmillonarias sumas entregadas a los seguros privados por concepto de Primas, los cuales se nutren en su mayor porcentaje de los organismos públicos centralizados y descentralizados y finalmente terminan financiando a las clínicas y centros de salud privados. Urge la materialización de un Sistema de Salud Socialista y Revolucionario.

Patria Socialismo o Muerte…¡Venceremos!

marcanoomarj@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2861 veces.



Omar Marcano

Trabajador jubilado del MPPCTII, Militante del PSUV, Ingeniero Eléctrico (USB, 1976)

 marcanoomarj@gmail.com      @pueblopatriota

Visite el perfil de Omar Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas