Desinformación rusa se propaga por nuevas vías pese al veto de RT y Sputnik

Imagen de archivo, un hombre observa un taque ruso destruido, colocado en el centro de Kiev, Ucrania, como símbolo de la guerra

Imagen de archivo, un hombre observa un taque ruso destruido, colocado en el centro de Kiev, Ucrania, como símbolo de la guerra

Credito: AP

09-08-22.- Tras la invasión rusa de Ucrania en febrero, la Unión Europea tomó medidas para bloquear RT y Sputnik, a los cuales acusa de ser de los principales canales del Kremlin para difundir propaganda y desinformación sobre la guerra.

Casi seis meses después, el número de sitios que publican ese mismo contenido se ha disparado ya que Moscú ha encontrado nuevas vías para eludir el veto. Se han renombrado para camuflarse. Han derivado parte de las labores propagandísticas a los diplomáticos. Y han copiado y pegado gran parte del contenido en webs nuevas que hasta ahora no tenían vínculos evidentes con Rusia.

NewsGuard, una firma de Nueva York que estudia y rastrea la desinformación en internet, ha identificado 250 cibersitios que difunden desinformación rusa sobre la guerra de forma activa, docenas de ellos surgidos en los últimos meses.

Entre las afirmaciones publicadas en estas webs se incluye la de que el ejército ucraniano ha escenificado algunos ataques letales rusos para recabar apoyo en todo el mundo; que el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, finge sus apariciones públicas o que los refugiados ucranianos están cometiendo delitos en Alemania y Polonia.

Algunas webs se presentan como centros de estudios o medios de comunicación independientes. Casi la mitad están en inglés, mientras que otras son en francés, alemán o italiano. Muchas se crearon mucho antes de la guerra y no tenían una vinculación clara con el gobierno ruso hasta que, de pronto, comenzaron a repetir el argumentario del Kremlin.

“Es posible que estén estableciendo cibersitios durmientes”, dijo Gordon Crovitz, codirector general de NewsGuard. Las webs durmientes son sitios creados para una campaña de desinformación que, en gran medida, permanecen inactivos, armando lentamente una audiencia a través de publicaciones inocuas o no relacionadas para, en un momento determinado, cambiar a la propaganda o a la desinformación.

Aunque los analistas de NewsGuard constataron que gran parte de la desinformación sobre la guerra de Ucrania procede de Rusia, también hallaron casos de afirmaciones falsas de tendencia proucraniana. Entre ellas, los reclamos sobre la existencia de un puntero piloto de aviones de combate, apodado el Fantasma de Kiev, que las autoridades reconocieron más tarde que se trataba de un mito.

YouTube, TikTok y Meta, la propietaria de Facebook e Instagram, se comprometieron a eliminar a RT y Sputnik de sus plataformas dentro de la Unión Europea. Pero los investigadores han hallado que, en algunos casos, todo lo que tuvo que hacer Rusia para evitar el veto fue publicar desde una cuenta diferente.

El Disinformation Situation Center, una coalición de investigadores sobre desinformación con sede en Europa, detectó que parte del contenido audiovisual de RT aparecía en redes sociales bajo una nueva marca y logo. En el caso de algunos videos, simplemente se eliminó el logo de RT y se volvió a publicar en un nuevo canal de YouTube que no estaba afectado por las medidas de Bruselas.

Una moderación más agresiva de los contenidos en redes sociales podría complicar que Rusia esquive el veto, indicó Felix Kartte, asesor de Reset, una ONG británica que ha financiado el trabajo del Disinformation Situation Center y es crítica con el papel de las redes sociales en el discurso democrático.

“En lugar de poner en marcha sistemas eficaces de moderación de contenidos, están jugando al ratón y al gato con el aparato de desinformación del Kremlin”, dijo Kartte.

La empresa matriz de YouTube no respondió de inmediato a peticiones de comentarios sobre la prohibición.

En la Unión Europea, las autoridades están tratando de reforzar sus defensas. Esta primavera, el bloque aprobó una ley que exige a las empresas tecnologicas que hagan más para erradicar la desinformación. Aquellas que no lo hagan, podría enfrentar grandes multas.

La desinformación “es un problema creciente en la UE y tenemos que tomas medidas más contundentes”, indicó Vera Jourova, vicepresidenta de la Comisión Europea, el mes pasado.

La proliferación de webs que difunden desinformación sobre la guerra en Ucrania muestra que Rusia tenía un plan por si los gobiernos o las firmas tecnológicas trataban de restringir RT y Sputnik. Esto significa que los líderes y las compañías occidentales tendrán que hacer algo más que cerrar una o dos webs para frenar el flujo de desinformación del Kremlin.

“Los rusos son mucho más inteligentes”, señaló el otro codirector general de NewsGuard, Steven Brill.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3523 veces.


La fuente original de este documento es:
AP (https://apnews.com/article/noticias-af3fdff3a0abbd6fd8fc7684e9ee9512)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter