¡¡¿Periodistas o Ungidos?!!

El 22 de Septiembre del 2002 escribí un artículo titulado “La nueva religión, el periodismo y sus santos”, los dos primeros párrafos están tan vigentes que me copiare a mi misma: 

 

“Bueno ahora resulta que ser periodista da derechos “divinos” para calumniar, mentir, manipular, participar en un golpe de estado, amparar francotiradores, violentar los derechos de toda la sociedad, esconder delitos, justificar matanzas, denigrar de los ciudadanos y todo lo que a estos elegidos del dios “Libertad de expresión” se les ocurra. 
Como es de esperarse en toda religión tienen su dogma, sus obispos, santos, su jerarquía eclesiástica y todos los detalles que caracterizan a las religiones. Su dogma esta basado en el convencimiento que tienen los santos periodistas de que su misión en la vida es decirnos a nosotros simples mortales que ellos y solo ellos tienen la verdad, no importa que sepamos que mienten descaradamente, tampoco importa que tengamos videos que demuestren que mienten reiteradamente, si hay testigos de sus mentiras tampoco importa, lo único valedero es el milagro de sus divinidades que les permiten manipular por obra y gracia divina del dios “libertad de expresión” la realidad y no se le ocurra contrariarlos porque será destruido en el altar de los noticieros, los programas de opinión, las columnas de los santos periodistas en los diarios y los programas de radios de los ungidos en la divina libertad de expresión.

 (Ver: http://www.aporrea.org/actualidad/a476.html

No ha cambiado nada, al contrario, esa “nueva religión” se ha extendido y cada día que pasa además de crecer, se nos esta imponiendo a fuerza de violencia, manipulación y operaciones psicológicas, ahora no solo los periodistas opositores son los santos ungidos de la religión “libertad de expresión”, resulta que también son, ya no ciudadanos de primera, no , ahora son ciudadanos absolutamente intocables, con más derechos ciudadanos que cualquiera de nosotros, pueden hacer marchas ilegales, provocar deliberadamente a otros ciudadanos que marchan ejerciendo su derechos a manifestarse, hacerse cómplices descarados de grupos de choques como Bandera Roja para desatar violencia, actuar como partido político, y no hacerse nunca responsables de sus actuaciones. 

Quien piense que avalo la violencia, se equivoca, no lo hago, pero se reconocer las diferentes formas de violencia, y la que ejercen las empresas de comunicaciones audiovisuales y escritas y sus empleados, no pasa desapercibida para mi, la indignación que experimente a ver a esos periodistas de la cadena Capriles en ese canal golpista Globovisión, mostrándose como victimas inocentes de un drama de culebron, escudándose en su condición profesional, para dar a entender que ellos “solo eran ciudadanos protestando contra una ley”, ajenos a ese plan de desestabilización y violencia que se desarrollaba en las calles de Caracas ese día, aun la conservo, y ha pasado a sumarse a la que voy acumulando desde el 11 de Abril del 2002, yo he decidido canalizarla escribiendo, pero me pregunto ¿Y como están canalizándola otros?. 

Esa indignación tendría un cause si la ley se aplicara con verdadera igualdad para todos, pero ¿Donde esta la investigación y la solicitud de encarcelamiento para los guardaespaldas de Rosales  que atacaron a el periodista alternativo Amorin de Avila TV?, o ¿Dónde esta la investigación y la solicitud de encarcelamiento del director del canal golpista Globovisión que amenazó a uno de los “pelúos”, periodista   alternativo de Avila TV?, ¿Dónde las investigaciones y solicitudes de encarcelamiento para las decenas de ataques y no solo verbales, de periodistas y camararografos de VTV?, hay videos, hay fotos, hay testimonios, hay pruebas, ¿Por qué esas pruebas no sirven para abrir procesos en la Fiscalía?. 

La respuesta no es otra que: LA IMPUNIDAD. 

Esa IMPUNIDAD en la que se desenvuelve cómodamente la oposición, la abiertamente golpista o la que finge ser democrática, que esgrimen como “su derecho” no ser acusados de ningún delito, y menos si pertenecen a la “iglesia de la libertad de expresión”, porque así se les ha dejado creer al no aplicárseles la ley, al permitir que cometan toda clase de delitos, desde pequeños hasta fundamentales, sin castigo o ¿Es que dar un GOLPE DE ESTADO no es delito?, ¿O invadir y atacar  una embajada?, ¿O quemar, destruir, obstruir y violar los derechos de toda una ciudad, haciendo guarimbas por varias semanas, tampoco lo es?, ¿Qué es delito? ¿O solo los delitos son tales cuando los comete un bolivariano?, y entonces vemos eficiencia y rapidez en la Fiscalía y en esos tribunales llenos de juezas y jueces que ante la presentación de cualquier acusado de  oposición, inmediatamente esgrimen toda clase de “derechos y atenuantes” o simplemente desestiman, sin importar las pruebas, porque en realidad están de acuerdo con un golpe de estado, y trabajan desde el poder judicial para que se materialice. 

La acusación que hoy se hace contra Avila Tv y sus periodistas alternativos, sin distinción alguna y con total irresponsabilidad ayudara a la acumulación de esa indignación creciente, ¿Qué hacer para que no se desborde?, la respuesta simple es, no más impunidad, pero la realidad no parece ser tan simple. 
 nadezca@gmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1714 veces.



Nadezca Mujica


Visite el perfil de Nadezca Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: