Trincheras de Ideas

¿Saldrá Golboterreor del aire o saldrá Alberto Federico?

Todo parece indicar que la hora del cierre temporal o definitivo de Globoterror está muy cerca. Nunca antes, sobre todo después del período golpista de 2002 donde la televisora jugó un rol estelar en el proceso golpista y salió indemne y todas las políticas de terrorismo mediático posteriores a esos hechos han sido sostenidos en el tiempo y tambien ha salido indemne, hasta ahora.

A juzgar por el sistemático y masivo conjunto de violaciones de la normativa legal vigente de parte del Canal 33, de la Constitución Bolivariana incluida, la Ley de Telecomunicaciones, la Ley Resorte, los derechos humanos del pueblo venezolano, el palangrismo; la deliberada guerra psicológica para producir disociación sicótica en miles de venezolanos; la implementación de políticas audio visuales de agitación y propaganda política de carácter subversivo y golpista, incluyendo las sugerencias de magnicidio.

Todas esas políticas anti nacionales, anti gubernamentales preparadas en laboratorios de guerra sucia, tanto en Venezuela como en los Estados Unidos del Norte, de España, Perú y Colombia; la abierta participación de los directivos del Canal en el Pacto de Puerto Rico y la implementación sostenida, desde enero de 2009, del Plan Jaque al Rey, derivado de la siniestra alianza apátrida, finalmente parece que la decisión de una sanción que pudiera ser un cierre o un retiro de la concesión de funcionamiento del Canal está estudiándose seriamente por parte del Ejecutivo con los soportes legales que arrojan tan enorme y abrumadora cantidad de violaciones por parte de ese Canal.

EL PUEBLO Y LAS ORGANIZACIONES SOCIALES PRESIONAN POR EL CIERRE DEL 33

Un hecho salta a la vista y es la masiva participación de grupos sociales y populares del más variado género y signo de todo el país solicitando, exigiendo, mejor dicho, una decisión gubernamental con relación a Globoterror, que corte definitivamente con el mal que se le viene haciendo a la población, al país, al gobierno desde ese canal, que de manera impune aterroriza a la población.

Existe una percepción nacional muy clara del terrible mal que desde los diferentes programas que transmite ese Canal, sean los noticieros, extensiones de la ingerencista CNN o de los canales colombianos, enemigos contumaces de Venezuela; sea ese bodrio siniestro que se llama ‘Alo Ciudadano’, dirigido por un delincuente, provocador de oficio y agente de la CIA bautizado con razón como Matacuras, producto el sobrenombre de ese oscuro episodio donde los grupos paramilitares salvadoreños asesinaron a un grupo de sacerdotes y monjas, siendo ese personaje miembro del cuerpo diplomático de la embajada venezolana en ese país y con estrechos vínculos con la extrema derecha criminal salvadoreña que lo vinculan de alguna manera al crimen de las monjas por infidencias que cometería este oscuro personaje; o el programa ‘Buenas Noches’, que dirige un traidor al ideario revolucionario que apodan con el remoquete de Kiko, desde donde se burlan del presidente, de los líderes revolucionarios y de las obras de la revolución que benefician al pueblo; desde ese programa incita a la comisión de delitos y crímenes como acaba de ocurrir con el intento de asesinato del estudiante de Trabajo Social de la UCV Juan Carlos Amaro, que días antes del su atentado, fue “denunciado” y sapeado desde ese programa, poniéndole en bandeja de plata a los sectores de la ultraderecha fascista, de grupúsculos que sirven de aparatos de choque y de crímenes de las autoridades universitarias y de la oligarquía, llámense Un Solo Tiempo, Bandera Roja, Primero Justicia, Copey, AD, policías de Chacao o de Baruta, Comando de la Resistencia o Alianza Bravo Pueblo, para que atentaran contra Carapita.

PROGRAMAS PARA MENTIR, AGREDIR, VILIPENDIAR, INTRIGAR, SUBVERTIR

"La televisora privada Globovisión es un canal que no permitirían en ninguna parte del mundo, un canal sumamente agresivo, desfachatado, disfruta de un verdadero libertinaje de prensa", señaló Ernesto Carmona, Secretario Ejecutivo de la Federación Latinoamericana de Periodistas. Tal es la visión que tienen en Latinoamérica los periodistas organizados. Libertinaje de prensa que se expresa en programas como Plomovisión, Grado 33 y muchos más desde donde se ataca sin piedad al gobierno, se entrevistan a enemigos del pueblo que públicamente llaman a asesinar al Presidente Chávez, como en cierta ocasión lo hiciera desde una televisora de Miami el delincuente Orlando Urdaneta o, más recientemente, el también agente de la CIA Rafael Poleo, quien sin ningún rubor predijo la muerte del Presidente y el Matacuras le rió aquella barbaridad como si fuera una gracia. La carencia de ética periodística es total.

Ya esa era una razón más que suficiente para una sanción, porque se sabe que la Constitución Bolivariana prohíbe de manera expresa y clara la propaganda de guerra, la incitación al crimen como lo estaba haciendo el seudo periodista y conspirador Poleo.

Pero si aquello fue grave, más fue lo ocurrido cuando se produjo el temblor de tierra de 5.4 grados hecho que se produjo a las 4.40 de la madrugada. Pasados tan sólo unos minutos el director de Globoterror, Ravel, cual si él fuera el presidente de la República, o mejor, el jefe de un gobierno paralelo, llamó a esa hora, en el marco de una calamidad natural, a la población, atemorizándola, acusando al gobierno, al presidente, de no ejercer la autoridad, de mantenerlo desinformado, que tuvo que enterarse de lo ocurrido porque había llamado a un centro sísmico norteamericano. Más allá del pánico que intentó la televisora producir durante todo ese día en la población, resalta el hecho de la actitud de gobierno paralelo que estaba representando Ravel, su presidente virtual.

¿Cómo se puede, política y jurídicamente, evaluar y caracterizar esa insólita aparición?

Ese hecho marca evidentemente una estrategia nueva, un audaz paso estratégico por parte de la oligarquía mediática y de la burguesía golpista, utilizar el medio no ya sólo para la cotidiana labor subversiva, la sistemática mentira, seguros que ni CONATEL ni ningún otro organismo gubernamental o del Estado les llamaría la atención o los sancionaría, aunque fuese levemente, con cierre temporal o multa.

El Plan Jaque Mate al Rey que dirige el gobierno y el Estado norteamericano e impulsado por las fuerzas de la derecha fascista venezolana, plantea recalentar la calle en mayo y junio, de manera que la escalada de violencia contra las fuerzas de izquierda y bolivariana que viene desarrollándose dentro de la UCV, los intentos de asesinato, el terrorismo y la destrucción de bienes, aupados por las autoridades ucevistas; los asesinatos de jóvenes militantes del PSUV y dirigentes de barrios y líderes campesinos; la campaña internacional contra Venezuela y el gobierno de los grandes medios de países como España y los Estados Unidos, los medios de países como Perú y Colombia, contando toda esa labor subversiva con la guerra mediática que desarrolla Globoterror, ahora con este ensayo de presentar un gobierno paralelo cuya cabeza visible, por ahora, es Alberto Federico Ravel. Ese fue un globo de ensayo, evidentemente, para ver cómo les salía la maniobra y para medir la reacción del gobierno y si era posible, mediante el terror, movilizar a sectores de la población contra el gobierno, es decir, ese día Globoterror incitó a una insurrección, a una movilización contra el gobierno utilizando el pretexto del temblor.

Mucho se ha especulado por parte de las fuerzas revolucionarias y del pueblo bolivariano por la actitud de tibieza, tolerancia, permisividad o debilidad del gobierno para con Globoterror, líder de la contrarrevolución mediática, que viola toda la normativa legal venezolana en materia de comunicaciones, pero además no desarrolla una política de equilibrio informativo, ni siquiera opositora, sino absolutamente de un medio mimetizado en un partido político enfrentado de manera abierta, violenta, las 24 horas del día, contra un gobierno libremente elegido por el voto de la mayoría popular, su presidente y sus políticas, contra todas las instituciones y los poderes públicos.

EL ENFRENTAMIENTO DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO CONTRA

LA OLIGARQUÍA O EL PROBABLE SACRIFICIO DE RAVEL

Globoterror, temerosa quizás de las medidas administrativas o políticas que pudiera, finalmente, tomar el gobierno, obstinado de tantas transgresiones y violaciones a las leyes y oyendo el clamor y la presión popular que exige el cierre de ese Canal, retirándole la concesión que le permite funcionar, se adelantó a una posible sanción y lanzó una campaña donde señala que va a ser cerrado. Esa matriz de opinión intenta ganar la opinión pública nacional e internacional en su favor y señalar al gobierno como un violador de la libertad de expresión. Un amplio espectro de aliados de la extrema derecha mediática fascista, tanto en Venezuela como en el exterior, los acompañan en esta cruzada libertaria… y subversiva.

Ya la oligarquía tiene el antecedente de RCTV, a quien no se le renovó la concesión después de más de 50 años de funcionamiento por su sostenido golpismo y pretensión de Granier y su combo oligarca de querer derrocar a Chávez. Ese fue un golpe mortal, de una contundencia tal que le quitó a la burguesía monopólica y financiera el arma más poderosa que tenía porque, hay que decirlo, Globoterror tiene una audiencia escasa, jamás comparable a la que tenía RCTV. Por eso se adelantaron en su estrategia mediática y lanzaron la consigna de que los van a cerrar. Naturalmente, piensan que el cierre perjudicaría más al gobierno que a los dueños del Canal y permitiría construir un frente por la defensa de su mezquino concepto burgués de libertad de expresión; lloverán las acusaciones de que este es un gobierno autoritario, represivo, tiránico, dictatorial; es decir, lo que siempre han dicho pero concertado internacionalmente y con lo cual pretenderán unificar a la moribunda oposición para lanzarla a otra aventura.

¿Si tienen la experiencia de RCTV, por qué Zuloaga, Mezerane y los dueños reales de Globoterror, no detienen una posible sanción, que quizás contemple el cierre definitivo del Canal, para no perder la única trinchera que les queda, habida cuenta que ya perdieron el Canal 2, haciendo un giro estratégico que baje la presión sacrificando el mayor factor de confrontación y enfrentamiento al gobierno, es decir, sacando a Ravel del juego, quitándole la dirección del Canal?

A veces hay que saber ceder; ya los golpes que ha recibido la burguesía son muchos en los últimos meses, el último lo acaba de recibir Zuloaga al ser descubierto como acaparador de vehículos. No hablemos de las derrotas políticas, como el triunfo de la Enmienda Constitucional el 15 de febrero de 2009; la derrota de la subversiva política de acaparamiento de los alimentos y la agresiva política gubernamental para obligar a producir arroz para el consumo del pueblo. Eso sólo para mencionar una. La burguesía va perdiendo cada vez más terreno, están recibiendo más golpes, más palo que una gata ladrona. Su soberbia, engreimiento, intransigencia, se resquebraja; el auto cierre de muchas de sus empresas y seguir, fatuamente, creerse infalibles, invencibles, los está llevando a la ruina y a la desintegración. A través de Globoterror buscan agudizar la lucha de clases, y cada vez que sacan la cabeza golpista, el pueblo se las quita de un solo tajo.

Un líder como Ravel le hace, evidentemente, un atroz daño a la burguesía, la está conduciendo por un despeñadero, actúa como un demente, un ser irracional, con una carga de odio que le corre por los poros y está arrastrando, en su anti ética y torpe conducta, por un despeñadero a todo el personal que labora en Globoterror, la mayoría disociada, algunos engañados, cometiendo error tras error, ¿hasta donde resistirán?

La salida de los oligarcas dueños de Globoterror, es sacar del juego a Ravel antes que sea tarde y los pierdan todo: el chivo y el mecate. El Gobierno transfirió CONATEL al Ministerio de Obras Públicas y el ministro Diosdado Cabello direcciona la institución en el sentido de hacerla actuar como la ha debido hacer hace mucho tiempo. Los fuegos de la artillería gubernamental parecen apuntar a todos los flancos de la oligarquía mediática, no es mucho lo que hay que esperar, a no ser, que los Zuluaga, los Mezherane y compañía oligarca sacrifiquen a demente de Ravel, cambien la línea de la televisora o abran sus espacios a sectores sociales.

humbertocaracola@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2173 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: