Ese nuevo derecho…

La oposición venezolana es increíble en relación a su creatividad. Ni qué hablar de sus denuncias sobre la falta de libertad de información y expresión en Venezuela o sobre la existencia de una dictadura Castro-comunista, que ya nos dicen su vuelo imaginativo. Su creatividad la hará pasar a las páginas de las historietas cómicas, como creadora de muy peculiares derechos civiles, que son creados a partir de su violación por el gobierno del presidente Chávez. Lo que los origina es precisamente la violación que en Venezuela se hace de ellos. El nuevo derecho, a ser ya incorporado por todos los organismos internacionales sobre la materia, es el derecho a escoger y a ver el canal de televisión que se desea.

Lo que hace tan particular a este nuevo derecho ciudadano es que la escogencia del canal no tiene nada que ver con la oferta existente. No se tiene que saber qué canales están disponibles, el gobierno debe garantizar que el canal que uno quiera esté listo para ser visto, pues si no se está violando este nuevo derecho humano. Dicho más claramente: Tengo derecho a ver Radio Caracas TV, por lo que al pulsar el botón del canal 2 debe aparecer el logo del mismo, para luego disfrutar de Miguel Ángel en “La entrevista”, o de “Radio Rochela” o de los programas manipuladores de siempre o de Eladio Lares y “¿Quién quiere ser millonario?”.

Si esto no ocurre se estará en presencia de una clara violación del nuevo derecho humano descubierto por las fuerzas opositoras venezolanas y que hoy ya incorporaron para su defensa beligerante el Alcalde de Chacao, la mayoría del Consejo Universitario de la UCV y el Presidente de los estudiantes ucevistas, entre otros. El descubrimiento de este derecho, que posiblemente les dará el Premio Nóbel a sus descubridores, se realiza al determinarse su existencia en forma latente hasta que es revelado por la negativa del régimen chavecista a garantizar su vigencia. Casi entramos en el campo de la física cuántica de los derechos humanos.

Pero resulta que no es un único derecho el violentado, sino que son una infinita cantidad de derechos similares los imposibilitados de ser ejercidos por la tiranía de Chávez: El derecho de ver los canales de la televisión rusa, china, coreana, australiana, francesa, alemana, hondureña, nicaragüense, canadiense, vietnamita, chilena, brasileña, siria, jordana, egipcia, nigeriana, surafricana, angoleña, argelina, libia, camboyana, japonesa y del resto de los países del mundo. Podemos comer sopa mongolesa pero el rrrégimen no nos permite ver la televisión mongolesa. Y si nos vamos al campo de las emisoras de radio que quisiéramos oír y no podemos y de los museos que deseamos visitar y nada, la violación es inaguantable. Se trata de uno de los derechos más especiales que haya tenido la humanidad y cuya anulación amerita la invasión de Venezuela y la condena a su Presidente de ver por el resto de su vida la programación de Radio Caracas televisión.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2838 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a35781.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO