Ernesto Villegas y la nueva intentona golpista

Siempre he tenido el mejor concepto del compatriota Ernesto Villegas. Esta percepción, fundamentada en el seguimiento de su trayectoria como moderador en el programa “En confianza”, ha sido refrendada con su magnifica exposición del martes 29, al denunciar las intentonas desestabilizadoras, alertando a los venezolanos a no caer en las provocaciones de aquellos que pretenden embarcarnos en una nueva aventura golpista, y llamando a la cordura a aquellos que la preconizan.

Esta formidable y oportuna intervención confirma la gran calidad humana de Ernesto Villegas, merecedor indiscutible del Premio Nacional de Periodismo otorgado a su labor periodística, como también su decidida, clara y combativa vocación democrática de la que siempre ha hecho gala en su programa, dando a todos los sectores políticos, sin excepción, la oportunidad de ser escuchados sin cortapisas, cuando hoy, aquellos que la han violado desde siempre, reclaman la tan prostituida estos días, libertad de expresión. ¡Cosas veredes, Sancho!, que diría don Quijote.

Hoy Ernesto, en la entrevista que le hizo al cínico e hipócrita Leopoldo López, ha vuelto a dar ejemplo de lo que es la tolerancia, democracia y buen periodismo, haciendo gala de sindéresis ante los despropósitos y contradicciones del impresentable alcalde de Chacao, en momentos en los que hasta el más distraído de los venezolanos sabe que en Venezuela se está desarrollando una nueva intentona golpista.

La no renovación de la concesión del espectro eléctrico a RCTFuiste, ha servido de excusa para que una minoría golpista trate de revivir los nefastos días del golpe y el paro petrolero. De nuevo se abate sobre nuestra querida Venezuela, la sombra del oscurantismo fascista que, en vista del fracaso de la clase política oposicionista, que ha perdido la calle, manipulan a una parte del estudiantado, que incluye menores de edad, niños de colegios privados en su mayoría, cuyos padres anteponen a su seguridad, el odio patológico contra Chávez, aduciendo, de una manera asqueante y anti-natura, que sus hijos tienen el derecho, en nombre de la libertad de expresión, a manifestarse, contraviniendo, ex profeso, las leyes que protegen al menor. Al estado le corresponde aplicar las sanciones que correspondan.

Pero no tienen vida, no la tuvieron hace cinco años y menos ahora, que el pueblo está preparado y organizado, (guerra avisada no mata soldados), y listo para hacerse presente en todos los puntos estratégicos que pueden afectar el normal desenvolvimiento de la vida en el país: hospitales, centros de acopio de alimentos, combustible, transporte, etc. Esta vez no nos sorprenderán y junto a ellos las fuerzas armadas bolivarianas garantes de la soberanía popular.

Pero debemos ejercer la defensa de nuestra patria manifestándonos en las calles, no podemos permitir que el espacio público aparezca en poder de los que pretenden desestabilizar, porque los hará crecerse, haciendo luego más difícil el control de la situación, por otra parte esas imágenes manejadas por los medios capitalistas en el exterior, que colaboran con la conspiración imperialista contraVenezuela, les ayuda a presentar una imagen contraria a la realidad, en detrimento del gobierno venezolano.

Debemos demostrar, sin confrontación, y para que no quede dudas, dentro ni fuera de Venezuela, que la revolución tiene el apoyo mayoritario del pueblo. Para ello la presencia del pueblo en la calle es necesaria, obligatoria e impostergable.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4690 veces.



Francisco J. Torres P.


Visite el perfil de Francisco J Torres P para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: