Michael Moore y las miserias del capitalismo

Se han gastado ríos de tinta par denunciar las perversidades del capitalismo, su doble moral y su engañoso discurso, donde la exaltación del individualismo, como arma para triunfar en la vida, partiendo desde la soledad de su propio egocentrismo, hace que el individuo, que vive en comunidad, rodeado de otros seres semejantes, con sus mismas inquietudes, se aísle y decida buscarse la vida en solitario.

Este desarraigo inducido desde un sistema discriminador y de exclusión, que medra con la división de sus individuos, facilita la tarea para domeñarlos y pone en evidencia las miserias de un sistema injusto, donde el ser humano es explotado y exprimido hasta la última gota de sudor, convertida la mayoría de las veces, en gotas de sangre.

Sin ir más lejos y como ejemplo de estas miserias, está la catástrofe humana que ocasionó el huracán Katrina en New Orleáns, y que todavía, a punto de cumplirse dos años, el escenario de la tragedia permanece tal como si recién hubiera sucedido, es decir, el gobierno del país más rico y poderoso de la tierra ha abandonado a su suerte a sus habitantes, la mayoría de ellos de raza negra.
Todavía flota en el aíre, para refrendar esa ignominia, las palabras de un habitante de New Orleáns que desesperado, por la tardanza de las autoridades para socorrerlos, dijo algo así: “¡Por favor dígale a Fidel que nos ayude, pues aquí nadie lo hace!” Dramáticas y lapidarias palabras que podrían servir muy bien de epitafio al sistema excluyente capitalista.

Otro caso, anterior al Katrina, es el atentado a las Torres Gemelas que después de casi seis años, permanece en los medios de comunicación, no sólo por sus connotaciones políticas, sino por los efectos humanos y sociales que esa tragedia originó.

Todos, hemos visto, oído o leído, que este atentado afectó a todos aquellos que directa o indirectamente se vieron involucrados en él, familiares de las víctimas, bomberos, policías y voluntarios, entre otros, que también perdieron la vida en su empeño por socorrer a los afectados.

Todos hemos visto, oído o leído, como las autoridades, desde el alcalde de Nueva York hasta el propio presidente de los Estado Unidos, han elogiado y homenajeado a todos ellos. Pero no hemos podido saber que muchos de aquellos voluntarios han padecido enfermedades que los han mantenido inhabilitados para el trabajo, ocasionándoles perjuicios económicos y por consiguiente un deterioro en su calidad de vida, que raya en la miseria.

Pero lo más cruel y repugnante es que el estado capitalista se negado a prestarles ayuda, alegando que posiblemente el origen de sus enfermedades sea diferente al ocasionado por su labor humanitaria los días de la tragedia. Han exaltado su patriotismo, su sacrificio, les han otorgado medallas, reconocimientos, etc., pero aquello que es lo más elemental para un ser humano, la salud, se la niegan, alegando que son necesarias investigaciones que pueden durar años. Cuando por fin se les otorgue ese beneficio, si se les otorga, muchos de ellos estarán bajo tierra, olvidados. Los actos heroicos por amor y solidaridad para con el semejante, están reñidos en un estado capitalista egoísta e insolidario.

Michel Moore, un Quijote moderno, cámara en ristre, se ha lanzado contra los molinos de viento del capitalismo, denunciando lo que ocurre en su país EEUU, la ilegal guerra de Irak, las políticas antidemocráticas, las violaciones del estado de derecho, en fin, las injusticias del sistema capitalista. Y ahora, en su nueva película/reportaje titulada Sicko, Moore nos descubre la verdadera realidad de esos héroes anónimos, que han tenido que ir a Cuba para lograr allí lo que en su país no pudieron.

Traten de visionar este reportaje/denuncia, donde, aparte de poner al descubierto las “bondades” del capitalismo, Moore nos muestra la otra cara de la moneda, la solidaridad sin condiciones en un país socialista, la única condición es que necesites ayuda, no importa donde vivas ni de donde vengas.

Este documento fílmico denuncia un sistema injusto, que deja al descubierto sus miserias y exalta el amor y la solidaridad entre dos pueblos que satánicamente han sido inducidos a verse como enemigos.

revol_bolivariana2021@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4670 veces.



Francisco J. Torres P.


Visite el perfil de Francisco J Torres P para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: