El Arado y el Mar

El fascismo le teme a Aporrea, trinchera de ideas y de humanidad

Hemos dicho que el fascismo avanza sobre las miasmas del madurismo. El fascismo se sostiene en tres pilares fundamentales. Uno, la represión: exilia, encarcela, desaparece, suicida. Otro, el ataque frontal a la inteligencia: le temen al pensamiento; una masa informada, que piense, dotada de argumentos y de estructura mental reflexiva, indagadora, es una masa que rechaza al fascismo, es capaz de desenmascararlo. El tercer pilar, la mentira: con la ayuda de sus medios de manipulación, van creando una falsa realidad, una perversa manipulación de la mente colectiva.

De allí que el ataque a Aporrea no es algo trivial, no debe pasar desapercibido, se trata de un paso hacia el fascismo. Aporrea es un asombro comunicacional. Muy pocos son los medios que permiten la batalla de ideas, la gran mayoría son trituradores de la verdad, difusores de la propaganda burda de su bando. En Aporrea escriben autores de cualquier sector político, desde maduristas hasta chavistas; escriben, o quizá debemos decir escribían, ministros y destacados maduristas, parece que les dieron orden de no hacerlo más. Todos en una batalla de ideas, de altura, el cuerpo a cuerpo de los argumentos.

Allí caben los que no tienen posibilidades en ningún otro medio, los execrados, los perseguidos, los exiliados. Es el espacio para los que el "fascismadurismo" no quiere que sean oídos por la masa. Pero también es el espacio para los defensores del madurismo. En esa batalla de ideas, quien sale ganando es la masa que se ilustra, tiene elementos para discernir la realidad, ubicarse.

El ataque a Aporrea no es un hecho aislado, al contrario, va en la línea del cierre de las emisoras de radio, la censura en los medios oficiales, la negación de réplica a los ataques del madurismo. Va en línea con las mentiras que pretenden crear una realidad paralela. Es, sin dudas, un paso más en el avance del fascismo, que no es otra cosa, que una forma dura de capitalismo. Parece ser, así lo dice la historia, que a un intento liberador, un intento Socialista, lo sigue una dictadura de la derecha, un fascismo en sus diferentes modalidades. Chile es una muestra. De allí que este desvío fascista del madurismo es un requerimiento en su tarea de acabar con el chavismo.

La batalla entre el capitalismo y el Socialismo sigue su curso, el capitalismo se vale del fascismo para hacer tierra arrasada con el Socialismo. Barrer, deformar el recuerdo del Comandante Chávez y su gobierno. El deber de los chavistas es participar en esta batalla, participar de todas las formas posibles, desde un grito que rasgue la madrugada, una pinta en la pared, un artículo, algo en las redes, estar pendiente del llamado, de la palabra de los dirigentes. Todo es útil en esta batalla por la verdad, contra el olvido, Chávez vive en nuestro recuerdo y nuestra acción.

Nosotros apoyamos a Aporrea, y esperamos que la masa entienda la importancia de esta roca comunicacional, la defienda. Los escritores de Aporrea, todos, los del gobierno y los adversarios del gobierno, los ni ni, todos deben manifestar su apoyo a este medio.

¡APORREA VIVIRÁ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2368 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: