Realidades o acontecimientos acomodaticios?

"Más vale ser cabeza de ratón, que cola de león"

FEDERICO NIETZSCHE

"Va pues, camarita, a pesar que muchas veces se ha definido el trabajo periodístico como «llevar ante la opinión pública los acontecimientos que ocurren en cualquier lugar del mundo, lo más ajustado posible a la realidad de los hechos», seguimos en las mismas de antes al ver que el PALANGRISMO ha desvirtuado, en muchísimos casos, la loable labor de «mantener al pueblo bien informado», al vender su pluma y su conciencia al mejor postor. No se les pide imparcialidad, porque todos sabemos que en el fondo también tienen su corazoncito que los coloca de un lado u otro. Pero si se les exige HONESTIDAD y ETICA. Por eso, camarita, cuando se señala a tal o cual «Comunicador Social» de palangrista o de tarifado, inmediatamente se siente ofendido y reacciona violentamente; cuando se le pregunta cuánto cobró o en otras palabras, cuánto le pagaron por escribir tal o cual artículo, por estar éste severamente alejado de la realidad de los hechos, se torna agresivo e iracundo; cuando se le pregunta el por qué ofenden con tantas mentiras a los que los ven, escuchan o leen, se vuelven defensores de lo indefendible. Son como los vende patria que a gritos andaban pidiendo «intervención» de los gringos», o de un grupo armado del Cartel de Lima, en Venezuela, que no es otra cosa que una INVASION a nuestro sagrado territorio, para que nos «rescataran» de esta «dictadura de Maduro», pero ahora se desgañitan criticando la desnazificación rusa en Ucrania. Estoy seguro que usted recuerda, camarita, que en algún momento histórico se tomó a los periodistas como «embriones de intelectuales» por la cantidad de ideas e información que tenían que manejar, por el liderazgo cultural que podrían ejercer como clase "pensante". Pero, ¿cómo podemos definir a quién transmite como heroica y moderna la ideología de la rancia aristocracia, de las clases dominantes, del imperialismo, del fascismo, del capitalismo, y ahora del nazismo, sin importarle los daños que esto causa? ¿Recuerda que años atrás usted escribió que un tal Carlos Mendo destacaba que (sic) «los malos de la película no eran Bush, Chirac, Schöder o sus acompañantes..., ya que "Estados Unidos fue atacado en su territorio por un régimen tirano que apunta a todo lo que Estados Unidos y Occidente representan: las democracias, la libertad individual, la igualdad de sexos y la secularización de la sociedad». Este modelo de opinión «independiente» se complementa con la explicación que da sobre la muerte de civiles: «...los aviones norteamericanos y británicos no incluyen a civiles en sus incursiones aéreas... Las víctimas civiles se han debido a lamentables fallos humanos, actualmente investigados por el mando militar…». ¿Cuándo han sancionado a los desalmados abusadores de las cárceles de detenidos, cuyas imágenes recorrieron al mundo gracias al verdadero periodismo? ¿Cuándo han sancionado a Israel por el horrible «exterminio palestino»? ¿O a EEUU y la OTAN por la «mentira» de las armas biológicas en Iraq? Ahora resulta que los Nazis ucranianos son héroes. ¡No digo yo!".

De todo esto me preocupa que haya un montón de gente que cree en el discurso modélico, discreto, aparentemente tolerante y respetuoso que no es otra cosa que una gran mentira. ¿Cuánto cobrarán algunos periodistas por escribir lo que escriben bajo el título de "expertos", sin que ni siquiera se les mueva un pelo y ni tan siquiera hayan estado en el lugar de los acontecimientos? Alguien que esté medianamente informado, que viva en el mundo de hoy, no puede decir semejantes cosas si es que no recibe una muy buena compensación. Porque una de dos, o es un cuadro militante de la derecha reaccionaria o es un imbécil ignorante. Realmente no creo que los periodistas de El País, el ABC, La Verdad, El Universal, The New York Times y otros, se incluyan en este último grupo. Imagino, por momentos, que esos no se han enterado que existían dos ciudades llenas de gente, llamadas Hiroshima y Nagasaki, sobre las que los norteamericanos tiraron bombas atómicas, asesinando a hombres, mujeres y niños.

¿Fueron "fallos humanos"? ¿Los representantes de la democracia y la libertad individual han investigado a los responsables y les han aplicado las condenas pertinentes? A algunos no se nos olvida la masacre causada por los bombardeos sobre Afganistán, así como no olvidamos lo de Panamá, Vietnam, lo de las armas de destrucción masiva de Irak, lo de Kosovo, la balcanización de Yugoslavia, la "democratización" de Libia y el asesinato de Gadafi, Salvador Allende, ni de todo lo sucedido en Argentina, Uruguay, Bolivia, Perú, El Salvador. Nicaragua, donde la única "estabilidad" que han sido capaces de instaurar es la de los cementerios y la de los negocios para sus allegados. Los acontecimientos son realidades muchas veces distorsionados por "PALANGRISTAS" a conveniencia. Es bueno visitar el pasado para entender dónde se está ahora. Pero se tiene que vivir y luchar en el hoy por lo que se pueda lograr para el futuro. Hacer lo correcto no significa que saldrá bien. Hacer lo correcto es hacer lo correcto y nada más. Pobre Ucrania, desnazificada y endeudada.

Una de las tareas más difíciles del mundo es lograr convencer a las víctimas de la mentira que lo son. Ya no nos extraña ver "periodistas tarifados" en el Zulia "luchar por el bienestar de toda la región", pero que en realidad tratan de convencernos que, en tan corto tiempo, quienes están "solucionando" los problemas eléctricos, hidrológicos, ambientales, y de combustible, del Estado, son el gobernador y el alcalde, cuando en realidad es el gobierno nacional con sus instituciones, (instituciones que hasta ahora no habían dado la talla), y sus enviados especiales. Nada dicen del negocio del "asfaltado" con sus materiales de tercera y sus "borras de café", ni de las mismas empresas de siempre. Tampoco de las destituciones de algunos "nuevos funcionarios" "sacados del cargo" por no querer entrar en la "manguangua". Son gente honesta que creyeron en la idoneidad de aquellos por los que votaron, aceptaron una responsabilidad por colaborar (porque falta no les hace) y se han llevado tremenda decepción. ¡O firmas o ya sabes!

Cito de nuevo a Inés Arcia, en su artículo especial para La Haine: "Tal vez, después de todo, estos periodistas nos estén haciendo un favor, porque dejan al desnudo una política informativa burda, cínica y mentirosa que nos da fuerzas para seguir luchado contra la instauración del pensamiento único y defender la prensa alternativa. Nuestra obligación es dejar a estos personajes en evidencia. Pero sin duda, dan miedo." Un PERIODISTA con vocación de tal, no ese graduado de "comunicador social" como profesión u oficio en una universidad y que la toma como un vehículo mercantilista, se puede ganar la vida cumpliendo con su trabajo: presentar ante la opinión pública los hechos de un suceso lo más ajustado posible a la realidad y no como quiere un "patrón" que le paga para que los tergiverse. (Cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas"): «Sabemos que el "tarifado" trata de mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real; mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a la granja como los otros animales» ¿Entonces?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 497 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: