¿Aporrea ha estado formando traidores al servicio del pensamiento único?

La reflexión contenida en el artículo anterior, https://www.aporrea.org/medios/a301857.html, buscando con ello denunciar un manto de silencio ignominioso en relación al problema principal que está en juego, contra el portal web https://www.aporrea.org/, que no es otro que las tres partes esenciales de una perversa estrategia, -pasión-razón-traición-, nos dejó una amarga pregunta: 

¿Qué es lo que hemos estado formando y al servicio de qué lo estamos haciendo?

A la que pretendemos dar respuesta inmediata:

Según las categorías que, históricamente, el razonamiento de la sociedad ha establecido, hemos estado formando TRAIDORES, con mayúscula, al servicio del gobierno madurista que actúa contra el portal web https://www.aporrea.org/, donde se promueve la reflexión crítica, antagonista al pensamiento único que pretende promover, visibilizar y normalizar sus prácticas sistemáticas para la vulneración al acceso a la información y a espacios de discusión y debates.

No sé si la gente que escribe en estos espacios de Aporrea, se interesan en su lectura pues, muy pocas veces se produce eso que, la elegancia cosmopolita, llama feedback. De todas maneras, lo seguiré haciendo, pues estoy convencido que al escribir lo que se piensa y hacer público el pensamiento, se depura con la reflexión, nuestra propia conducta. 

Pero esas reflexiones, que no es otro que la triada esencial de una perversa estrategia, -pasión-razón-traición-, si generó reacción.  Un madurista que escribe en aporrea.org/ se sintió, de alguna manera, aludido y decidió en un gesto que yo aprecio, responder a mi correo.

Más allá del intento de la polémica con nuestros semejantes, por eso me reservo el nombre de éste madurista, quiero decirle que no creo que él tenga la mente nublada por la pasión. Ni es irremediable quedar entre estúpido o cómplice; lo que he pedido, a los que saben razonar, es que lo hagan, y no en una contienda por la razón pues ella es un producto o bien que se posea, la razón es un instrumento para interpretar hechos, para llegar a conclusiones.

Esos hechos no son desnudos e imperturbables, cada uno de nosotros los ve de una cierta manera. Por eso amigo madurista, no se trata de que seamos lo suficientemente comprensibles, abiertos y generosos para que reconozcamos la razón en el otro.

De lo que se trata en realidad es de cumplir con nuestro deber como colaboradores del portal web aporrea.org/ y establezcamos el debate, o esa conversación a la cual tú le asignas poderes salvadores, y que seamos racionales en el análisis y asumamos conductas coherentes con ellos, pero, también las consecuencias por nuestras acciones.

Más aún cuando se involucra a la sociedad en su conjunto, es decir, cuando  participamos en la política. Ella, así te disguste reconocerlo, es a su vez y de manera lícita, un ejercicio de poder y de responsabilidad y, si bien compartimos que tal cosa no implica el uso de la guerra y la destrucción del contrario, no te engañes pensando que eso se evita con otro tipo de politica, la que tú llamas culta. Esa no existe. A menos que te refieras a la que hacen la gente culta.

En el artículo elaborado por Toby Valderrama, https://www.aporrea.org/medios-alternativos-y-comunitarios/a301695.html), te voy a transcribir un párrafo  que es, precisamente, el más claro reflejo de eso que tú llamas estafa politica y destrucción del contrario: “Al principio impidieron bajar la página por la telefónica del gobierno, lo hicieron con maña de delincuentes conocedores del oficio, usaron el bloqueo intermitente. Luego pasaron a mayores, y dieron la orden de retirada a los más connotados columnistas afines al gobierno. De pronto se hizo un vacío de estos escritores que autoriza a pensar lo peor”. (Las negritas son mías).

No tengo dudas, amigo madurista, salvar a aporrea.org/ no sólo es hacer referencia en su defensa, algo que no hace ninguno de los maduristas que escriben allí; pero si de algo sirve, a tú manera de ver, crees que es preferible que sea vendida al madurismo a través de sus redes, antes de que fallezca. 

Pero voy más allá, volviendo a tú escrito en mi correo y pasando por alto tus reflexiones sobre la noción de matria, pues pienso, y discúlpame si parezco arrogante, que ellas son tangenciales; quisiera tocar lo que me parece más sustancial: tu juicio sobre uno de los últimos atropellos del gobierno venezolano a las libertades democráticas y políticas y al derecho a la información y a la libertad de expresión de los ciudadanos venezolanos y del mundo. 

Eres preciso cuando señalas que allí está el nudo gordiano pero, en vez de razonar sobre este fenómeno, tratando de entenderlo, lo cual implica hurgar en las realidades de este pais, asumes un evidente desprecio por aporrea. Org/ que llevó a una ingente multitud a depositar sus esperanzas de futuro. No sé si tal postura presupone que comparas la idea de que tal nudo se debe deshacer con la espada.

Un último comentario en relación a tú aparentemente ingenua pregunta: ¿Qué es lo que hemos estado formando y al servicio de qué lo estamos haciendo? Simple, la traición vulnera el acceso a la información y a espacios de discusión y debates, donde se promueve el bloqueo arbitrario, sin procedimiento judicial o administrativo y totalmente fuera de la ley, con irrespeto del derecho a la libre información, expresión y opinión.

¡Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas de pensamiento¡



Esta nota ha sido leída aproximadamente 958 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI