¿Qué pasó por qué DIRECTV se marchó del país?

Odebrecht, construyó una de las mayores tramas de corrupción en la historia de la humanidad, sus actividades de soborno de funcionarios públicos se propagaron por América latina como un potente virus que infectaba todo a su paso; gobernantes, parlamentarios, ministros, políticos de todas las corrientes ideológicas, empresarios, ejecutivos y hasta el dueño del gigante brasileño fueron señalados y condenados a prisión. Pero eso no significó que los trabajadores, que nada tienen que ver con la gerencia, fuesen agredidos o acusados de corruptos; porque una cosa es la gerencia corrompida de una compañía dirigida por sus propietarios y otra muy distinta los empleados que se ganan el pan laborando honradamente. Pero, en Venezuela con la salida de DIRECTV se desató una campaña de ofensa en contra de PDVSA y el canal Globovisión, culpándole de ser los responsables de la partida del territorio de la corporación de la televisión satelital en el continente.

Los laboratorios de guerra sucia y desinformación, acusan de toda clase de delitos a Globovisión y PDVSA. algunos ciudadanos entre los que podemos identificar presuntos "Defensores de Derechos Humanos" escribieron en redes sociales; atacando a estas dos instituciones pidiendo incluso que se le haga una campaña para desprestigiar y bloquear en las redes sociales al canal nacional víctima del cerco ilegal impuesto por el gobierno estadounidense. Se olvidan estos insultadores de oficio que este medio de Comunicación presenta programas de denuncia en las que las comunidades exponen sus reclamos, y que allí laboran mujeres y hombres honorables que nada tienen que ver con los dueños o con la línea editorial de información. Como periodista, es mi deber rechazar estas agresiones que son una amenaza en contra de la; libertad de expresión, laboral y al Derecho de los ciudadanos a elegir que ver.

¿Qué pasó por qué DIRECTV se marchó del país?

Mediante un comunicado la empresa explicó que, al no poder cumplir con las normativas de los Estados Unidos y Venezuela tomaron la decisión de salir del país. Esto debido a que Donald Tromp, aplicó una de sus tantas "Sanciones" ilegales al canal venezolano Globovisión por acusaciones de haber cometido diversos presuntos delitos al propietario del medio de comunicación, vale recordar que no hay sentencia firme de tribunal alguno que impida al canal Globovisión ejercer sus actividades comerciales propias del medio. y a la televisora de PDVSA, no se le puede prohibir su transmisión en territorio venezolano, para eso somos soberanos. El artículo 11 de la Ley de Responsabilidad en: Radio, Televisión y Medios Electrónicos señala:

Las empresas de televisión por suscrición deberán incluir un 12% de los canales nacionales en su parrilla, DIRECTV los ponía todos porque con su oferta superaba el número requerido. Ejemplo, si una suscriptora ofrece 500 canales deberá transmitir 60 nacionales, pero es más que evidente en el país no hay esa cantidad de medios audiovisuales nacionales. Voceros de la oposición radical venezolana han dejado claro su posición exponiendo que CONATEL tenía que violar la norma, sacando al canal Globovisión para dar cumplimiento al mandato ilegal de Donald Tromp. Ahora acusan a Maduro por no hacer caso a los designios de la Casa Blanca y que por eso es que la colectividad no puede tener televisión satelital en el país. Ya no les duele los potenciales desempleados que dejarán de percibir un salario en plena cuarentena por la pandemia, apoyan un quiebre de un medio de Comunicación solo porque los estadounidenses así lo pretenden.

El Artículo 21 de la Constitución Nacional, prohíbe la discriminación en todas sus formas. Con la salida de Venezuela, de la empresa de Televisión Satelital (DIRECTV), más del 40 % de los hogares nacionales quedaron sin el servicio, la compañía trasnacional tenía más de dos millones de suscritores y cubría zonas muy remotas y humildes en las que no llegan las televisoras en señal abierta ni el Internet. Es un duro golpe para buena parte de la población que no tendrá otra opción de entretenimiento ni de información en medio de la "cuarentena" para prevenir la expansión del COVID-19.

La Cámara venezolana de Televisión por suscripción explica que no hay quién supla ese mercado de forma inmediata por todas las implicaciones que eso representaría, entre otras hacer grandes inversiones y como todo la economía no está en su mejor momento.

Una nueva tragedia que se suma al quehacer diario del venezolano, millones de ciudadanos afectados; por la falta del entretenimiento, información, un montón de desempleados que deja la empresa y otros más que se sumarán de compañías que dependían de el gigante tecnológico de la televisión y otros tantos por el quiebre de medios que solo transmitían por DIRECTV engrosando la ya enorme cantidad de venezolanos que no tienen empleos. Estados Unidos anunció que liberó 81 canales que se pueden ver en línea, pero lamentablemente en Venezuela la conectividad no es estable lo que impedirá que los ciudadanos que pueden acceder a Internet no tengan la facilidad de ver los contenidos evidenciando la burla al pueblo. El comité de usuarios, consiguió unas medidas cautelares en el Tribunal Supremo de Justicia, en las que se ordena la restitución del servicio de DIRECTV. Pero a una semana, nada cambió con la sentencia judicial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 14490 veces.



Moisés Quintero

Lic. en Comunicación Social. Productor radial

 atodacapacidad@gmail.com

Visite el perfil de Moisés Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: