¿Dejó de ser chavista el portal Aporrea.org?

El portal Aporrea.org ha sido acusado de opositor, de antichavista, de nini, de portaaviones para la penetración opositora y de un sinfín de cosas más en detrimento de la revolución misma.

A este servidor más de uno le ha recomendado no seguir publicando ahí para no ser tachado de antirrevolucionario; a mí eso no me importa en lo absoluto, además casi nadie me lee (por lo menos en ese portal) por lo que mi opinión no influye en el colectivo que frecuenta esa página.

Sin embargo yo no creo en lo mas mínimo que esa sea la situación del portal en cuestión; la política es algo muy dinámico y efectivamente el dinamismo obliga a cambios. Después de la muerte prematura del comandante Chávez, mucho ha cambiado en todo el espectro político y social del país; la canalla arreció un ataque no ha cesado jamás, con la esperanza de que nuestro movimiento haya girado sólo entorno a Hugo Chávez (por aquello de que muerto el perro se acaba la rabia) y así fue realmente al inicio, pero a medida que el ataque se hace mas frontal, nos llega más cerca, nos toca más y más nos compromete a seguir la lucha; eso ha ido desplazando la figura de Chávez como el mesías y el pueblo ha ido asumiendo como colectivo la dirección del movimiento revolucionario que se le quiere arrebatar.

El portal Aporrea, sigue haciendo su función comunicacional en estos tiempos convulsos y, efectivamente, a delimitado su línea editorial a lo que sus administradores creen ser lo correcto; eso no tiene nada de malo, ni de inusual, ni de extraordinario; eso es, por el contrario, lo ordinario, lo usual y lo correcto; ese es el derecho de quienes tienen la potestad de administrar el sitio; pero, además, la oportunidad de que personas de diferentes posiciones y puntos de vista hagan públicos sus pensamientos y opiniones en ese portal se mantiene a su manera, por lo que abandonar el espacio no es opción para quienes queremos compartir nuestros pensamientos y opiniones, con quien tenga a bien escucharnos o leernos..

Algo cambió en el portal, eso es cierto y evidente, pero ¿Qué no ha cambiado en todo el espectro político del país?, Aporrea.org es un portal de corte político y como la política ha cambiado lo lógico es que éste cambie también, no puede quedarse encerrado en la cúpula de los momentos de su creación, cuya dinámica era parecida a la actual pero con la diferencia de que, en aquel momento, sus administradores se asociaron para defender a Hugo Chávez y la revolución del ataque de quienes intentaban derrocarlo y matar nuestras esperanzas; hoy los administradores de el sitio no creen en Nicolás Maduro como el sucesor de Chávez, y abren sus puertas a quienes lo atacan, amparados en su derecho, dejando clara su posición. La aparición de Marea Socialista donde parte de los directivos del portal hacen vida política ha influido también en el nuevo corte "critico" del sitio pues hay un interés político de impulsar su nuevo movimiento aprovechando el piso obtenido por el portal durante su existencia.

Nicolás Maduro no es monedita de oro, para caerles bien a todos ¿Pero quién lo es? ¿Lo fue Chávez? ¿Lo fue Bolívar? Es normal que muchos tengamos ideas diferentes a las que se aplican y es normal que creamos ver de lejos mucho mejor que el que ve de cerquita, pues creemos que el panorama se puede ver más completo; es normal que querramos tratar de imponer nuestro punto de vista por la fe, a veces ciega, que tenemos en nuestra razón; eso lo vemos de manera muy marcada en algunos articulistas "viejos" de Aporrea, que aseguran tener en sus cerebros la ideas más claras y a veces únicas para transformar el país en el paraíso que Chávez quería; lo que no es normal es el despecho que les sentimos, pues como el objetivo real es que los lean quienes administran el país, al verse aplaudido por los números (miles de lectores) y no ver ninguna reacción de parte de a quienes realmente están dirigiendo sus mensajes.

Cada quien tiene sus motivaciones y aspiraciones al hacer público sus pensamientos, pero hay que ser muy necios para sentirnos tan importantes como para que quien los lea está obligado a aceptarlos como verdades; todos y cada uno de quienes en este portal actúan (incluido sus administradores) solo tiene la oportunidad de expresar sus puntos de vista, solo eso y no deberían sentirse ni maltratados ni encumbrados por los muchos o pocos lectores a sus artículos, o por las reacciones que los administradores del poder constituido tengan de ellos.

Yo no siento que el portal Aporrea.org haya dejado de ser chavista o que por el contrario, hoy sea más chavista que el mismo Chávez; el portal sigue ejerciendo su función de publicar las opiniones de quienes tienen a bien enviárselas y si la mayoría de los articulistas están en contra de Maduro y su equipo de gobierno, sería cuestión de que quienes lo apoyamos enviemos los nuestros también. Nadie puede escaparse de la crítica ¿Cuánto no le criticamos a Chávez?¿Por qué no podríamos criticar a Maduro?¿Quien dice que para ser chavista hay que olvidarse de criticar acciones del gobierno chavista?¿O quien dice que nuestra critica sea la absoluta voz del pueblo y que por tanto debe ser obligatoriamente oída y atendida?; si eso funcionara así, entonces hace tiempo que a solicitud de muchos articulistas de Aporrea ya Maduro debería haber anticipado elecciones, perdido el mando y emigrado a otro país; o por otro lado, a solicitud de otro tanto de articulistas, los administradores de la pagina habrían cerrado la posibilidad de que los opositores siguieran atacando a Maduro desde esta trinchera.

Ni lo uno ni lo otro ni todo lo contrario, Aporrea que siga en su línea y evolucione o involucione o como quieran, que eso sólo tendrá la consecuencia que el tiempo le dé a la página y el gobierno que siga en su apego a la constitución para lo cual fue elegido por la mayoría en su oportunidad.

Y hablando de opiniones, la mía sobre la constituyente es que su convocatoria está perfectamente enmarcada en la constitución de 1999, ahora bien éste articulista opina también que esa constitución, en lo referente a la Asamblea Constituyente tiene un vacío que hay que arreglar y ésta es la oportunidad de hacerlo, me refiero a lo concerniente al referéndum para su aprobación, no para su convocatoria, la convocatoria está bien como está, pero si para su aprobación final..

La constitución de 1999 contempla que la enmienda y la reforma deben ser sometidas a referéndum aprobatorio; creo que es una falta el que algo mucho más profundo, como lo es la redacción de un texto nuevo o la modificación vía constituyente del mismo no pase por este proceso. Ese punto no es para nada difícil de solucionar y con eso descubierto se hace más urgente realizar la Asamblea para corregirlo; La Asamblea Nacional Constituyente puede (por ser plenipotenciaria y suprema) decidir y así debería decidirlo que el texto resultante de la deliberación de los 540 diputados sea sometida a referéndum aprobatorio; de no hacerlo le estaríamos dando una patente de corso y un cheque en blanco para que surja lo que podría llamarse la República de los 540.

Pero no sólo deberían tomar esa decisión sobre el texto que resultare de sus deliberaciones, si no que esta norma debe ser incluida en el nuevo texto pues si no se hace, lo primero que hará la derecha si llegase al poder seria convocar a otra Asamblea Nacional Constituyente, como lo hizo Maduro (en consejo de ministros) poner sus condiciones de la convocatoria y luego hacer una constitución a la nueva medida sin que el pueblo tenga la mas mínima oportunidad de oponerse.

A continuación mi primer aporte a la discusión constituyente, para la que postularé:

"…el proyecto de Constitución que surja de las deliberaciones de la Asamblea Nacional Constituyente, se someterá a Referéndum Nacional dentro de los treinta días siguientes a su sanción. El Referéndum se pronunciará en conjunto sobre la Constitución, pero deberá votarse por separado sobre los artículos modificados, eliminados o añadidos al texto anterior. Se declarará aprobada la Constitución si el número de votos afirmativos es superior al número de votos negativos. De no aprobarse el proyecto de Constitución en su conjunto queda disuelta la Asamblea que la redactó y continúa la vigencia de la constitución que se proponía derogar. En caso de que solo algunos de los artículos modificados, eliminados o anexados no sean aprobados los mismos serán eliminados del texto quedando aprobada la nueva constitución con las modificaciones que hubieren…"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5022 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: