Yanilú Ojeda, la hacedora de la imagen comprometida.

Bella y llena de amor para el hacer creador y la lucha profunda. Hoy acusada por tener criterios distintos. Es la mala que manipula a toda mujer o hombre que la quiere o simplemente le gusta lo que hace con sus maquinas importadas de elaborar imagen y sonidos.

 

Es egoísta porque sus comprometidos videos ganan premios, o simplemente porque su discurso visual entra en los caminos de la antropología desde la mirada del otro, sin dejar de ser lo que es, una mujer no indígena. Por esta razón no deforma, sino que aclara al televidente nacional que sintoniza el canal de Vive TV, o que discute los contenidos de sus videos en los salones de clases impartidas en las universidades nacionales o en las montañas de la Sierra de Perijá entre las comunidades Barí, Yukpa y Wayúu del Socuy, Maché o Cachirí, o en los pueblos de agua del Lago de Maracaibo.

 

Son videos pertenecientes a la alta política, no de aquella que se queda en lo electoral, o en el complejo quehacer cotidiano si Chávez se va o no, o de si logra los 10 millones de votos con facilidad o con dificultad. Aborda lo político desde la vivencia de los pueblos indígenas, desde su dolor y sus luchas profundas por la defensa de sus territorios milenarios, sus autonomías. Hurga en sus imaginarios, en sus cosmovisiones y cosmogonías para dar cuenta de lo contemporáneo y su cotidianidad.

 

Su lenguaje es frontal cuando lo requiere el momento y sublime cuando la circunstancia lo exige, mantiene el tiempo y el devenir de la etnia que le toca trabajar. No deforma, maneja con sumo cuidado los detalles y el desenvolvimiento final del discurso y de la estética presentada, por esta razón se sabe cuando un video es de ella y de Leiqui Uriana, su compañera wayúu, pues nunca trabaja sola lo que presenta o presentan al exigente pública del Noticiero Indígena.

 

Exijo a sus agresores que antes de envejecer del todo públicamente se disculpen ante ella, pues ellos también son mis amigos, sólo que esta vez se equivocaron, e hicieron que Blanca autorizara su despido de Vive TV, había que seguir discutiendo con ella y no parar la discusión infinita con una carta del 30/06/06 de despido firmada por un señor licenciado de apellido Orsini donde asegura que su despido es “motivado a la Reestructuración Funcional de la sede Regional Zulia, nuestra institución ha decidido terminantemente la relación laboral a partir de la firma de la presente comunicación”.

Motivan la discusión, luego la ofenden públicamente y la despiden con un señor que no conocemos, esto no lo hace ni GloboVisión.

Lusbi Portillo

C.I. 4.527.834

Coordinador de la ONG

Sociedad Homo et Natura



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3890 veces.



Lusbi Portillo


Visite el perfil de Lusbi Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: