La reaparición del señor presidente

Todos se preguntaban ¿Dónde está? Lo tienen secuestrado, pidió asilo en Cuba, en Rusia o en China, va a presentar la renuncia, le dieron un golpe militares del chavismo. Acaso el general P. Bolas van, bolas vienen, todo un pin pon mediático.

Expectativas del pueblo que espera paciente aún. Está de vacaciones el pobrecito luego del planazo del 6 de Diciembre dicen otros. Al fin EUREKA, aparece Valentín, perdón el presidente Maduro en el pepazo número 52, excúseme el contacto.

Lo escuchamos todos, y luego nos quedamos como una regadera llena de huequitos vacios de contenido, de forma y de fondo, a pesar de la grave crisis económica y los 122 curules de la derecha en la ANB, tal parece que nada ha cambiado. Todo sigue peor que antes. El presidente ni por asomo nos hablo de planes, proyectos, estrategias o tácticas para enfrentar esta derrota y la crisis económica que nos acogota. Bla, Bla, Bla y más bla. Y se corre la arruga, ya el ombligo nos llega a la nariz. Sordos y ciegos, así están los gobierneros. Nosotros nos quedamos con dos pepas de ojos como dos huevos fritos que tampoco tenemos, pues hasta los huevos son balas en esta guerra.

Algunos pensamos, será que nos cambiaron los números de los sumandos del total, con esa guerra cibernética de cuarta generación desde satélites, portaaviones y submarinos, quizá, otra arma demasiado secreta para ser conocida, no pero nos queda el consuelo de contar las papeletas y las copias de los partidos en las mesas. Esto sería imposible nos decimos. A menos de hacerlo de común acuerdo.

Ahora es cuando nos acordamos del Poder Comunal, del parlamento Comunal, de esa si que me gusta a mí y a los compas de la Esquina Caliente "Todo el poder para el pueblo" Suena a revolución, a los bolcheviques de Petrogrado, a Palacio de Invierno, a pueblo pueblo, a acorazado Potenkin.

Luego de 17 años, tal parece que la revolución no se hizo con eficiencia, no desmontó las estructuras capitalistas y se durmió en brazos de la ineficiencia el contubernio y la corrupción. El proceso no se blindó, y regresaron los mismos de los cuarenta años con su "we will conmback" romuliano en boca de……..un tal Allup.

Señor presidente al bus Estado se le ha roto la dirección, por eso no pudo dar el golpe de timón cuando era necesario y pertinente. Se le fueron los frenos en la economía y con las colas matamos millones de votantes cayendo por el barranco del 6 de Diciembre.

El presidente perdió la brújula y no encuentra el GPS, se encuentra perdido. No encuentra la salida al grave problema económico, social y político que se nos viene encima. Todo lo que dijo, nos sonó a más de lo mismo. No habló de rectificación, ni de profundizar el proceso, menos de golpe de timón ni de Plan de la Patria genuino sin modificar.

Todo fue un refrito de la misma comida, insípida, sin sustancia y sin camino de esperanza. Suena al mismo trecho andado, al que nos trajo hasta el 6D.

Señor presidente, deje de hacer tantas casas, edificios y regalar apartamentos, que los más se los dan a escualidetes o colombianos, Ni en Ciudad Caribe, ni en Caricuao, ni en Fuerte Tiuna se ganó. Bueno ni en la mesa que votaba Chávez en el 23 de Enero. Los apartamentos no producen caraotas ni pollos, ni huevos, ni leche, ni mantequilla, ni frutas, pescado o verduras, ni harina pre cocida, ni pañales, ni toallas sanitarias, ni medicinas, ni leche en polvo, o alimento para perros y gatos, cuando no, vienen los malosos y se los quitan a los dueños a punta de fuco.

Deje la locura de construir más viviendas, en este momento de tan grave crisis, esto no es una carrera para salir en el Libro Guinness. Ya vio usted, que ni aún así pudimos ganar y tremenda paliza nos dieron las derechas unidas.

Tengo 73 años y no tengo pensión, enfermo y minusválido, señor presidente, mi esposa tampoco tiene pensión y a ella y a mi usted nos conoce, no somos los únicos, como nosotros hay miles, pero para que acordarse de esto verdad. No vale la pena ni refrescarle su memoria. Vote ese domingo seis, sí y vote por el PSUV, no quise ser traidor a Chávez ni a mi conciencia de hombre revolucionario.

Señor presidente un consejo de viejo revolucionario hay que tomar el Palacio de Invierno, hay que tomar el cielo por asalto. En las revoluciones cuando son verdaderas se triunfa o se muere. (Che Guevara) Haga revolución de verdad, no se rinda, gran cantidad de pueblo chavista aún lo acompaña. Las revoluciones son irredentas, pasan por encima de todos los convencionalismos, por eso se llaman y son revoluciones.

¡Hasta la Victoria Siempre!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4633 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor