El fascismo se apoderó de Corpozulia

Corpozulia con la llegada del General Carlos Eduardo Martínez Mendoza, no sólo se ha convertido en la gobernación paralela, o en la sede del partido del gobierno dadora de ayudas comprometedoras. Es en especial la fuente del fascismo en el Zulia, o estas bajo mis órdenes o te destruyo.


Su gestión técnica y administrativa en Corpozulia se confunde con la del típico militante político jefe de partido. Esta dualidad de funciones hace que toda la cosa pública del Zulia la concentra en sus manos, entre estas, la relación con los partidos y grupos políticos, con todas las dependencias u organismos nacionales, con el Ejército, la Guardia Nacional, los recursos nacionales para otorgar prestamos a los empresarios o cooperativas, para vivienda, vialidad, para planes agrícolas, el asunto de la tierra, los recursos para las movilizaciones y las campañas presidenciales, nacionales, regionales o municipales, la cultura, la educación, la salud, las Misiones sea cualquier su naturaleza, las relaciones con los medios de comunicación, con PDVSA, acciones cívicas, o cívico-militar, algunas obras mayores o de menor monto con la Gobernación de Manuel Rosales.


A los alcaldes de la Subregión Guajira les exige la mayor fidelidad posible y repetir públicamente la frase “gracias al carbón” antes de entregarles cualquier donativo proveniente del dinero del fondo social para el desarrollo. El gasto publicitario es bestial en aras imponer a través de la propaganda los intereses de los capitales transnacionales del carbón sobre la población. Apabulla con emisarios o inesperadas llamadas telefónicas a cualquier funcionario del Estado que no comparta el modelo de desarrollo minero carbonífero portuario vial que quieren concretar los organismos multilaterales y multinacionales desde la corporación zuliana.


Las organizaciones sociales, que combaten en la calle esta actitud político gerencial y este modelo de enclave minero vial exportador, de inmediato les abre una campaña terrorista de investigación y amedrentamiento mediático y físico, las cuales se potenciarían si se cumple sus sueños de ser el próximo Gobernación del Zulia. Lo primero que hace es denominarlos, en privado y en público, contrarrevolucionarios y agentes de la CIA, sin caer en cuenta que es la propia central de inteligencia estadounidense la principal defensora de los intereses de los Estados Unidos y sus multinacionales mineras, incluyendo la Vale do Rio Doce.


Su desespero y sus compromisos con los capitales imperiales han llegado a tales extremos que ya nada le importa. Pareciera que el mentir y el amenazar son vinculantes con su ética corporativa. Es necesario que el Gobierno y el ciudadano de bien comiencen a ponerle cuidado a esta singular manera de actuar; no den por cierto estas afirmaciones, es recomendable más bien observar como se viene diluyendo por estos atajos su gestión.

Publicado por ANPA, Agencia de Noticias del Pueblo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2051 veces.



Lusbi Portillo/ Homo et Natura


Visite el perfil de Lusbi Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: