El misterio de Globovisión

Si a alguien se le ocurriera hacer una investigación, descubriría como muchos funcionarios del punto fijismo ingresaron a la administración pública limpios de solemnidad. Sin embargo, aun de enterarse de que recibían una modesta remuneración por ejercer sus cargos, se daría cuenta que en varios años o antes ya se habían transformado en personas adineradas que se metían en cualquier clase de negocio, por lo que muchos de aquellos funcionarios fueron y son hoy importantes personajes; todos ellos ahora agrupados en partidos políticos de la derecha venezolana. La gente que fue gobierno en el punto fijismo estuvo acostumbrada a ir a la administración pública para robar a diestra y siniestra, y entonces con ese dinero robado montar sus empresas y lograr préstamos otorgados por institutos financieros pertenecientes al Estado venezolano; que nunca cancelaron.

La empresa televisora Globovisión sale al aire el primero de diciembre de 1.994, en el último gobierno del Pacto de Punto Fijo, con capital, financiamiento, equipos técnicos y mobiliarios probablemente provenientes de la nación, y de ser así este canal debe ser incautado, su nombre quitado para no recordar la campaña psicológica de odio y violencia que emitió hasta hace un año (2.013) contra el pueblo venezolano, campaña que duró más de una década enfermando las mentes de un buen número de sus habitantes; enfermedad que se transmitirá de generación en generación por varias generaciones. En esta era de los medios escritos, radiales y audiovisuales, los redactores, locutores y comentaristas incitan a cometer delitos, teóricamente son los autores intelectuales en: muertes, heridos, robos y hurtos de bienes. Casi toda la gente de medios padece enfermedades mentales, por lo que le encanta perturbar la tranquilidad y paz de los ciudadanos, ocasionando en éstos una permanente angustia. La saña con que actúan los que manejan los medios de difusión tienen que ser minimizada, y para conseguirlo solo falta aplicar drásticamente las leyes correspondientes. Por el canal de televisión Globovisión en no menos de 14 años se transmitió la más perversa incitación al odio y violencia jamás conocida en este país, y el mundo, contra quien fuera el Presidente de Venezuela Hugo Chávez; sin tener este medio de comunicación mayor inconveniente en hacerlo.

Un poco antes de la muerte de Chávez se dio a conocer que Globovisión se iba a vender, sin embargo inmediatamente después de aquel infortunado suceso la noticia fue desmentida, luego se volvió a hablar de su futura venta después de la sobrevenida elección presidencial que ganara Nicolás Maduro y unos días más tarde de este triunfo se dice que ya se había vendido pero su anterior presidente sigue en la directiva por algún tiempo más; sin mayor explicación pasaron unos 3 meses para no saberse más de aquel directivo. El negocio de la venta de Globovisión no está claro, más cuando hace 10 meses, 29-07-13, Diosdado Cabello fue el primer chavista que se le ocurrió ir a ser entrevistado en esa planta televisora. También se dice que se espera lograr la renovación de la concesión de su funcionamiento para regresar la televisora a sus legítimos propietarios. Supongamos que la concesión se renueve y la televisora sea devuelta a sus anteriores dueños ¿Usted se imagina que profunda será la guerra mediática contra el proceso revolucionario bolivariano, ahora contando ella con unos aliados mentalmente trastornados; abiertamente enfrentados a todas las instituciones del país?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4172 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a189073.htmlCd0NV CAC = Y co = US