¿Es el Cesppa la dictadura del proletariado?

La revolución democrática, popular y nacionalista que ocurre en la República Bolivariana de Venezuela vive momentos muy complejos a raíz del ataque sistemático contra su economía orquestado por el gobierno de los Estados Unidos y los poderes neoliberales de la globalización, que tienen la complicidad de la burguesía rentista petrolera que controla más del 70% del aparato productivo y mercantil local, organizado en los términos de la ley del valor y de la explotación capitalista de la sociedad.

La estrategia imperial/burguesa combina varios elementos: el desabastecimiento recurrente de productos esenciales en la canasta familiar cotidiana; la manipulación macroecónomica para producir la devaluación y la inflación; el sabotaje a la red eléctrica nacional; el mercado paralelo del dólar y otras divisas; el contrabando de combustibles por la frontera con Cucuta; y el manejo distorsionado de los medios de comunicación y la información para generar incertidumbre y confusión en la multitud.

Se trata de un modelo contrarevolucionario diseñado en las centrales de inteligencia de los poderes globales (USA) para asfixiar cualquier proceso emancipatorio anti capitalista y con horizonte socialista, como el bolivariano

En épocas recientes, para no referirme a la experiencia soviética de 1917, ha sido la herramienta utilizada en nuestra región para frenar los procesos de liberación.

El bloqueo económico a la revolución cubana es el ejemplo más crudo de dicha estrategia, que ha hecho mucho daño al pueblo de dicha nación pero que no lo ha derrotado.

En Chile lo lograron y liquidaron el gobierno popular de Salvador Allende, mediante la destrucción de la economía y el abastecimiento alimentario. Todo para implantar una tiranía militar fascista y asesina que barrio con los derechos civiles, políticos y sociales de millones de ciudadanos.

Ese es el contexto geopolítico e histórico inmediato que debe servir de referencia para comprender cabalmente lo que está ocurriendo en estos momentos en la República Bolivariana de Venezuela, legada por el Presidente Hugo Chávez y bajo el liderazgo de Nicolás Maduro, quien ha mostrado talento y destreza en la conducción del Estado, razón del encono y odio de la derecha sectaria en su contra.

La ultraderecha viene con todo y por todo. Recurre a cuanta argucia le sea útil para destruir las conquistas populares de la revolución. Su proyecto es profundamente violento, racial, colonialista y anti democrática.

Su trama ideológica y comunicacional está cargada de una visión retrograda de la vida y la sociedad. Su mirada llega hasta donde sus intereses mezquinos y de clase parásita lo permite. No tienen un sentido de lo colectivo, de lo comunal, de lo solidario, de lo equitativo, de lo igualitario y de los justo. Omiten todos los contextos porque quieren borrar de la conciencia colectiva lo que fue su pasado de despotismo y exclusión. Su episteme es la de unos clanes privilegiados a los que solo les preocupa la acumulación de riqueza y poder.

Toda la basura diaria que construyen en sus medios y periódicos intoxica y pervierte la realidad social para confundir al pueblo.

Dado el espesor de la contra revolución que está en curso es preciso salir del asombro, la ingenuidad y la necedad racional, argumental y política de algunos despistados, supuestos defensores del proceso. Hay una formidable lucha por el poder y ese es el supuesto de todo este debate. Es lo que explica la oportuna Ley Habilitante que se tramita en la Asamblea Legislativa para dotar de facultades extraordinarias al Presidente Maduro y la expedición de normas excepcionales como el Decreto 458 del pasado 7 de octubre.

Esos son los temas políticos centrales de la coyuntura, en la perspectiva de las elecciones locales del 8 de diciembre para escoger autoridades municipales.

La creación de Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria/Cesppa mediante el decreto 458 ya es objeto de una campaña sucia y virulenta, llena de mendacidades y falsedades. Según la ultraderecha estamos delante de otro paso más para instaurar la "dictadura del proletariado", a la que se refería Marx en sus textos sobre la Comuna de París y Lenin en la transición revolucionaria luego del triunfo soviético de octubre de 1917. Supuesta tiranía que fue contestada por la burguesía prusiana con la dictadura real del nazismo hitleriano para aplastar el comunismo alemán y el fascismo musoliniano, que al conjuntarse con la fiera anticomunista japonesa, provocaron una de las más sangrientas guerras mundiales de la humanidad con millones de muertos.

Sin embargo, al examinar con detenimiento la norma aprobada se observa que lo planteado se refiere específicamente a la conformación de una entidad que nace con la intención de atender las áreas de seguridad, defensa e inteligencia, orden interno y relaciones exteriores del Estado venezolano Se trata de un órgano desconcentrado del Ministerio de la Secretaría de la Presidencia de la República que será el ente rector y articulador de las políticas de trabajo de las instituciones responsables de la Seguridad, Defensa, Inteligencia y Orden Interno, Relaciones Exteriores, a fin de suministrar información oportuna y de calidad que facilite al Presidente de la República la toma de decisiones estratégicas y neutralizar potenciales y reales amenazas a los intereses nacionales, como las que están ocurriendo en la actualidad que más que amenazas es una verdadera guerra económica.

El Cesppa actuara bajo una dirección Político-Militar de la Revolución Bolivariana conformado por las fuerzas hegemónicas del socialismo que conducen los cambios de la sociedad y su transición al socialismo.

La presencia de los soldados es impugnada por la derecha con sus clásicas argucias y sofismas. Olvidando la utilización que en el pasado han hecho de las fuerzas armadas para proteger con sangre y represión sus espacios de dominio.

La norma lo que hace es profundizar la función revolucionaria de las Fuerzas Armadas, ampliando su alianza con las fuerzas políticas que hacen el liderazgo del movimiento de cambios radicales de la sociedad.

Lo que quieren es que el Presidente Maduro se cruce de brazos y no asuma la responsabilidad histórica de profundizar el legado del lider histórico de la Venezuela socialista del siglo XXI, que más nunca será una colonia del imperialismo, ni una mercancía burguesa de camarillas podridas que se niegan a reconocer las nuevas realidades derivadas de las grandes reformas avanzadas en los últimos 14 años.

Por eso suenan tan ingenuas ciertas tesis planteadas por algunos que se reclaman de izquierda socialista. Son funcionales a la derecha que no se ahorra recursos para hacer prevalecer sus intereses, como lo pudimos observar en los días posteriores a las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril

La derecha viene con todo y por todo.

¿Será que algunos quieren que nos repitan en Venezuela las tragedias de Chile, Iraq, Afganistan, Indonesia, la Unión Soviética la RDA, Guatemala y de otros Estados, donde el imperialismo con las derechas locales no respetaron límites y masacraron miles de personas para restablecer sus esquemas de despojo y explotación?.

Les recomiendo que examinen estas tragedias del mundo moderno para que dejen la vacilación y necedad, poniendo trabas con sus argumentos y discursos a las medidas radicales que el Presidente Maduro debe implementar rápidamente, con la Habilitante que proximamente aprobará la Asamblea Legislativa.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1667 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Duque

Horacio Duque

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a175541.htmlCd0NV CAC = Y co = US