Globovisión, que desgracia

Además de haber sido el Pacto de Punto Fijo un convenio político frustrante, represivo, despótico, corrupto y homicida, y cuando sus jefes vieron que éste languidecía, crearon un canal de televisión con el nombre de Globovisión para ver si podían parar aquella muerte anunciada de los partidos políticos dominantes, Acción Democrática y COPEI, pero esto no resultó por cuanto el candidato a la presidencia Hugo Chávez casi los barrió del mapa político, aunque los dirigentes del Pacto de Punto Fijo desde antes de ese diciembre de 1.998 utilizó a Globovisión para atacar con una terrible campaña sucia a Hugo Chávez, y sacando toda su inquina y rabia comienza a despotricar contra el candidato anti Pacto de Punto Fijo, y continua con más ahínco en el gobierno presidido por él y también contra el pueblo que mayoritariamente le había dado su apoyo electoral. En vista que los adecos y copeyanos ya no valían medio, Globovisión tomó el liderazgo de los partidos políticos de oposición. El pueblo sabe que Globovisión, como otras muchas empresas, fue creada y ampliada con dinero, equipos técnicos y mobiliario robado al gobierno, siendo este el método que comúnmente usaban los allegados y militantes de los partidos A.D. y COPEI, sin embargo algunas veces los pupilos de A.D. y COPEI conseguían créditos con los bancos del gobiernos para montar sus empresas; pero estos créditos jamás fueron pagados.

Los dueños de medios de comunicación privados fueron creando en Venezuela un horrible monstruo y ese monstruo no reconoce ningún otro derecho humano que no sea el derecho y abuso a la libre expresión del pensamiento. Los dueños de medios y periodistas irresponsables, además de no respetar ninguna institución del Estado ni el derecho a la vida, pues por la difusión de las calumnias, odios y defender sus propios intereses económicos provocan guerras en cualquier parte del mundo y consecuentemente estimulan muertes de civiles y militares. Hay que considerar que los comunicadores antisociales son los autores intelectuales de muchos delitos a la propiedad, así como a heridos y muertos y al perturbar profundamente la tranquilidad y la paz de muchas personas, por las angustias que causan, hacen se contraigan enfermedades psicológicas de tal gravedad que al final matan a centenares, como si fueran balas disparadas con armas de fuego. La saña con que actúan los que manejan algunos medios de difusión tienen que ser minimizada, las autoridades de un país tienen que hacer se respeten los derechos vitales del hombre como es la de vivir en paz, y no permitir la tortura psicológicas que han implantado los medios de comunicación, y la paz se consigue con solo hacer justicia y se cumplan las leyes.

Es esa sacrosanta libertad de prensa lo que ha hecho que Globovisión suelte andanadas de improperios, insultos y mentiras contra el Estado, y llame cuando le da la gana a la desobediencia, al odio y a la violencia, pero como las autoridades correspondientes le sacan el cuerpo a los casos que tenga que ver con un personaje de los medios de difusión, poco a poco las ilegalidades en los medios de comunicación se ha vuelto cotidianas y por ello es que Globovisión llama con mayor ímpetu al odio, a la desobediencia y a la violencia, convirtiéndose en el medio de comunicación matriz del cual se pegan otras televisoras e innumerables emisoras de radios del país, y fuera de él, y es así como se ha dañando profundamente las conciencias de muchos venezolanos de bien, ya que durante las 24 horas al día reciben los mensajes de no obediencia al gobierno y a no guardarle respeto a las instituciones del Estado. Se ha comprobado médicamente que la angustia en el ser humano produce muchas clases de enfermedades, razones por la cual existen hoy muchas personas enfermas que son irrecuperables, ni visitando al psiquiatra, esas personas ya están tan profunda enfermas que por esa causa se han destruido cantidades de relaciones con amigos y familiares y causado muertes. Ojala que al gobierno no se le ocurra renovar la concesión a Globovisión, está a punto de vencer, porque una vez la consiga volverá, con más ímpetu, a atormentar al ciudadano convirtiéndose entonces en el coloso de la desestabilización de Venezuela, y con el tiempo terminará por sofocar a la patria de Simón Bolívar. No a una nueva concesión a la televisora Globovisión.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1972 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a168102.htmlCd0NV CAC = Y co = US