¿Qué le digo a El Nacional, perdón a Miguel Otero Silva, que no suene soez?

Al leer el Editorial de ese pasquín neonazi que se llama El Nacional
del día 19 de marzo que escribe su editor y dueño, el malandro,
vendepatria, palangre, de Miguel Henrique Otero, cómo qué la madre no
tiene apellido, nunca lo usa, obligatoriamente me tuve que sentar en
mi computadora a responderle a ese mal nacido, a ese vendepatria, a
ese palangre.

El editorial del 19 de marzo en verdad no me sorprendió, para eso él,
como muchos otros dueños de diarios, revistas, televisoras, emisoras
de radios, páginas virtuales de internet y de las redes sociales, así
como sus periodistas, reciben muchos dólares y bolívares fuertes para
mantener encendida la campaña mediática contra el Comandante Supremo
Hugo Chávez, aun fallecido lo hacen subliminalmente, la revolución
bolivariana, el gobierno y su presidente encargado, los Poderes
Públicos del Estado, la Fanb y el pueblo venezolano, El Nacional junto
con Globovisión es uno de los más acérrimos medios de comunicación
venezolana que obedece lacayilmente la política desestabilizadora e
injerencista de su amo, o sea de La Casa Blanca y el Departamento de
Estado gringo, la orden que tienen es muy sencilla y clara, atacar al
Consejo Electoral Nacional, a sus rectoras, no al rector, en especial
a la Dra. Tibisay Lucena, y para muestra de ello un botón, el
editorial de El Nacional lo deja clarito.
Dice el sucio editorial:

“La señora Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, ha
montado en cólera porque la secretaria de Estado adjunta para
Latinoamérica, Roberta Jacobson, ha declarado que Venezuela “merece
unas elecciones abiertas, justas y transparentes”.

Pero dentro del Gobierno (no olvidemos que el CNE es un apéndice del
Ejecutivo) seguramente alguien (¿Maduro, Diosdado, Jaua?) se ha
sentido tocado y dolido y le ha sugerido que salga como una Juana de
Arco del trópico a defender la maravilla que es ese mamotreto que
hasta el más chavista de los venezolanos (si estuvieran en la
oposición) habrían demolido con los tupamaros y La Piedrita a la
cabeza (Ofende al pueblo al catalogarlo de violentos, terrorista).

Si algún CNE ha recibido la mayor cantidad de acusaciones de fraude
(Sin una prueba, (solo el fraude de los mediático medios de la derecha
y de Allup) es este que preside doña Lucena. Para los venezolanos que
creen en el voto popular para lograr un cambio, el CNE se ha
convertido en un obstáculo permanente porque cada vez que se convoca a
elecciones inventa una nueva trácala (Manipula a sus seguidores
disociados y manipulados para que el 15 salgan a incendiar las calles
al ser derrotado el representante de la derecha apátrida, o sea
Capriles). Se la sacan del bolsillo por artes propias de un mago de
feria, y así van de engaño en engaño (Llama tramposo al ente rector
electoral). Desde luego no es una sola persona la cabeza de todo el
entramado electoral, sino más bien un equipo escogido y armado desde
el poder para, en cualquier recodo del camino, emboscar al votante
(Ataca al resto de rectoras y funcionarios/as del CNE).

Doña Lucena, ¿a usted no le parece que luego de tantos años de ser una
persona equilibrada y sensata, antes de llegar al CNE, convertirse en
cómplice de alguna maniobra que oscurezca las próximas elecciones
presidenciales es la peor manera de terminar su carrera en el aparato
burocrático? La prensa ha sido con usted lo suficientemente discreta y
honesta para no hablar de sus condiciones de salud y de asistir a su
restablecimiento con respeto y respaldo pleno. (Chantajea e invade su
vida personal cómo cualquier delincuente ladrón)
Ahora se nos acusa (no sabemos si usted o Maduro) de una campaña para
destruir la imagen del Consejo Nacional Electoral, como si tuviéramos
esa capacidad destructora que sólo la guarda y exhibe el Gobierno
enquistado en el CNE. (Qué bolas tiene este hij… de put…, ahora
resulta que lo que estamos leyendo no es un ataque, ni ofensa, ni
campaña contra el CNE, sus rectoras, el Poder Ejecutivo…). Usted sabe
quiénes son sus compañeras de trabajo, conoce sus currículos, sabe que
pertenecieron al PSUV y que además desempeñaron altos cargos en la
Cantv. Lo sabemos los periodistas que no somos tontos y su persona
también porque usted, mi doña, tiene otros defectos, menos el de ser
tonta o despistada.

Así como se enfureció con las declaraciones de la funcionaria
estadounidense, Roberta Jacobson, le haría un gran bien a Venezuela
criticando el traslado de Maduro como votante de Carabobo a Caracas.
Enfurézcase, pierda los estribos y denuncie que lo de Maduro es un
acto ilegal y que vulnera su ética y no digamos su moral pública. Que
Dios la perdone, doña Lucena, porque ya sabemos su destino. (Y termina
este coñ… e’ mad… deseándole la muerte a la rectora presidenta del CNE
Tibisay Lucena)

Inserté el susodicho editorial para que aquellos que no lo han podido
leer pudieran ver y analizar lo que en él se refleja claramente y con
quién está el vendepatria del Bobolongo, así como qué intereses
protege, en ese sucio editorial ataca e irrespeta los Poderes Públicos
del Estado, agrede al Poder Electoral, al Poder Ejecutivo y al pueblo,
defiende a capa y espada a Roberta Jacobson, secretaria adjunta de
Estado para Latinoamérica, o sea a La Casa Blanca. El palangre del
bobolongo de Miguel Henrique Otero con su pasquín de El Nacional está
montado en la campaña de la derecha apátrida fascista de desprestigiar
al CNE para tratar de hacer que el pueblo disociado y manipulado de la
derecha y ultraderecha venezolana dentro y fuera del país desconozca
los resultados del 14 de abril y crear otro 11 y 12 de abril de 2002,
y/o justificar una posible “renuncia” a última hora del majunche
Capriles Radosnki a las próximas elecciones presidenciales por no
contar con arbitro electoral imparcial y transparente, como lo deja
ver la injerencista de la secretaria de Estado adjunta para
Latinoamérica, Roberta Jacobson.

Bueno ya está aquí el 14 de abril y ese día se verá desde bien
temprano como todo un pueblo chavista, leal, unido, revolucionario,
socialista saldrá con pasión a dar su Voto Revolucionario y Chavista
por el hombre que dejó el Comandante Supremo de la Revolución
Bolivariana, o sea por Nicolás Maduro Moros, para seguir el duro pero
honroso trabajo de llevar junto con el pueblo revolucionario el legado
de Él, el legado de tener una Patria Bonita, Libre, Democrática,
Justa, Soberana, Independiente, Socialista, donde todos los niños y
niñas, jóvenes, ancianos, ancianas, padres y madres de familia tengan
un bonito país, con educación, salud, viviendas dignas, deporte,
cultura, pensión justa, trabajo digno y bien remunerado, no explotado,
ese es el testamento que dejó el Comandante Supremo de la Revolución
Bolivariana Hugo Chávez, el padre de la revolución bolivariana en el
“II Plan Socialista de la Nación 2013-2019” y que el 14 el pueblo
dirá, “Aquí está su pueblo Comandante Supremo, el Voto es para
Maduro”.

Por eso digo…

¡La derecha vendepatria que El Nacional protege no volverá!
¡Viva Chávez, Carajo!
¡Viva Maduro, no joda!

PD: ¿Fui soez?, si lo fui no fue mi intensión El NaZional y el
Bobolongo me obligaron.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2289 veces.



Obny Castillo P.

Tte. (M) Obny E. Castillo P. Coordinador Municipal de Milicia, Santa Rita/Zulia. Agrupamiento de Milicia Costa Oriental del Lago ?Cacique Nigale?. Zulia

 obny2502@gmail.com

Visite el perfil de Obny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: