El uso banal de los Medios Públicos

Este escrito está, influido por "lo urgente". Confieso que tengo cosas "más importantes" sobre que opinar; sin embargo me veo en la imperiosa necesidad de lanzar un "S.O.S. a quien pueda interesar", para decirle que estoy notando un uso banal de los medios públicos.

Vamos al grano. Quienes a diario usan los medios públicos,con contadas excepciones, están empeñados en saciar su ego. Bien como Conductores del Programa ó Productores del mismo. Válido ésto, para los medios escritos, Radio y Tv.

Hay competencia por endiosar al Comandante; creyendo tal vez que con eso,eternizan su bosal de arepa.
Son incapaces de hacer públicas las denuncias sobre la ineficiencia gubernamental. Parece que temen represalias por ello, entonces ejercitan "el aseo gatubelo". Bien tapadito, para que no huela ni hieda.

Ultimamente, le han dedicado muchas horas de transmisión a tonterias como: Que dijo.Que hizo. Donde fué y con quien estaba Mari cori. Pablo Medina ó Pablo Pérez. ¿ Que carajo importa al pueblo la vida de tan oscuros personajes?

¿ Porque no se habla de la especulación comercial y sus componentes?. ¿Del mal estado de las carreteras del Táchira, Mérida ó Trujillo?. ¿Que se ha hecho con los dineros enviados a las diversas gobernaciones? ¿Como vamos a solucionar el problema de Justicia en Venezuela? ¿Porque continúan los apagones eléctricos? ¿Que alimentos estan escasos, y por que escacean?

Las preguntas anteriores, son solo algunas problemáticas que angustian a diario al venezolano comun. Y es OBLIGACION de quienes poseen el poder de la comunicación, hacer llegar al pueblo, una respuesta sobre la problemática que a diario le afecta.

Es obligación,repito, de quienes producen y/o conducen medios públicos, hacer reflexionar a los usuarios para que ellos enfrenten y transformen la realidad que les afecta. NO, por el contrario, reforzar conductas ya transitadas a través de la adulancia. La recompensa interesada ó la amenaza manipuladora.

Es tiempo de hacer un alto y revisar a fondo lo hasta ahora hecho.
Si es de sabios rectificar, rectifiquemos pués.
Una revolución, a diferencia de "las democracias" transforma radicalmente la realidad.
No puede incitar, con el discurso fácil y hasta plañidero, el aplauso alabancioso para ensalsar egos.
No, porque aun cuando haya cosas importantes; primero está lo urgente.

berdarias@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1521 veces.



José Bernardo Arias Rondón


Visite el perfil de José Bernardo Arias Rondón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Bernardo Arias Rondón

José Bernardo Arias Rondón

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a134066.htmlCd0NV CAC = Y co = US